La explotación del hombre por el hombre a lo largo de la historia – Empezamos siendo hermanos, terminamos siendo esclavos (tercera parte)

por Alberto

http://periodicoelroble.files.wordpress.com/2013/04/tiempos-modernos1255b1255d.jpg?w=500

A continuación la tercera y última parte de esta nota (la primera y la segunda parte fueron publicada en los números 60 y 61). Anteriormente expusimos cómo a partir de la revolución industrial se dieron las condiciones para la expansión de una nueva forma de explotar el trabajo humano: el capitalismo.

La industrialización y la lucha de clases

Debemos aceptar en este instante que esta revolución, lejos de ser un beneficio para nosotros, significó el comienzo de lo que llamamos lucha de clases: los trabajadores explotados contra los patrones abusadores, y el Estado, con sus leyes y mecanismos de opresión, también en contra nuestra.

La industrialización va a producir enormes cambios en la humanidad; hay un gran crecimiento demográfico alentado por la demanda de mano de obra y por el cambio circunstancial de las condiciones de vida, mejorando la situación sanitaria, sobre todo para los poderosos, llegando a los pobres por decantación. Así los asentamientos humanos fueron más seguros e higiénicos, con trabajadores mejor alimentados para soportar las duras jornadas.

A pesar de que las nuevas leyes hablaban de libertad, igualdad y fraternidad, la enorme diferencia que producía la acumulación capitalista dejaba los lujos y riquezas sólo para una pequeña parte de la población.

Aparecen nítidamente las tres grandes clases sociales: la burguesía a la que pertenecen los banqueros, los constructores del ferrocarril, los dueños de los astilleros y las compañías navales y los especuladores, estos últimos son la naciente burguesía parásita financiera que no producen nada. Entre la aristocracia que, supuestamente, abandonaba sus privilegios pero tenía un gran poder adquisitivo, y la naciente burguesía, se produjeron acercamientos económicos e ideológicos; así compartieron la defensa de la propiedad privada, el orden social, la asociación con la Iglesia y la nueva moral conservadora. Esta alianza explica claramente por qué muchas monarquías han sobrevivido a las nuevas “democracias”. En la práctica estos grupos fueron los únicos que podían participar en política, a la vez gobernar y dictar leyes a su medida y conveniencia.

La clase media o pequeña burguesía estaba formada por tenderos, pequeños comerciantes, a los que se agregaban militares, médicos, abogados, etc., en general no tienen obreros a su cargo, no son explotadores sino que se auto explotan.

Por último las clases trabajadora -proletariado, obreros- iba a parar a las fábricas, las minas y a la construcción; serán, como dijimos más arriba, los que necesariamente deban malvender su fuerza de trabajo para poder alimentar a sus familias, que son la única seguridad que tienen; son su prole, su futuro, porque cuando ya no puedan trabajar sus hijos estarán en condiciones de seguir con la cadena del trabajo.

Podemos afirmar, mediante el análisis que hemos hecho sobre la esclavitud como un modo de producción, es una totalidad orgánica, un todo que se reproduce durante siglos y milenios, casi en las mismas condiciones que al principio.

Los trabajadores, realizando siempre un plus trabajo dentro del sistema de relaciones de propiedad de los medios de producción, reproducen constantemente la ganancia de los propietarios de esos medios, y esta fuerza productiva (la clase obrera actual igual que los esclavos de Espartaco o las revueltas de campesinos) necesariamente van a agotar los medios de protesta y comenzaran una nueva época de revolución social.

Este cambio se va dar cuando cambiemos el modo de producción capitalista explotador, por otro más humano, ese cambio del modo de producción constituye en sí mismo una revolución. El cambio necesario para que la humanidad abandone toda forma de esclavitud y tome en sus manos por derecho propio todos los medios de producción.

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Debate, Economía, General, Históricas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s