LA INDIGNIDAD DE LOS INDIGNADOS

 «Vivimos en la mentira del silencio. Las peores mentiras son las que niegan la existencia de lo que no se quiere que se conozca. Eso es lo que hacen quienes tienen el monopolio de la palabra. Y combatir ese monopolio es central.»

Emir Sader

Juan Carlos Cena*

El realismo mágico no alcanza para explicar o intentar comprender a los empleados indignados de la provincia de Buenos Aires que reclamaban, con justeza, el pago del aguinaldo, mejor dicho la mitad: que al final lo cobran con un dinero proveniente de un saqueo nacional y popular a la ANSES. Antes, marchas, exclamaciones altisonantes y declaraciones de las dos centrales de la CTA y UPCN entre otras… Una, la que no se encuentra encolumnada con el gobierno nacional, demandaba el pago de acuerdo a las leyes, con toda razón. La otra, dirigida por Yasky, acompañado en este caso por Baradel dirigente de los docentes de la provincia de Buenos Aires, mezclaba lo justo del reclamo con la interna entre el gobierno nacional, que se autodenomina nacional y popular, con el provincial del mismo tinte partidario, mal administrado por el vapuleado Daniel Scioli, vapuleado antes y ahora por el matrimonio presidencial. Todo un bastardeo político partidario mediocre que se enanca en un reclamo justo. En tanto, las masas de empleados públicos y docentes desfilaban mezclándose ambas corrientes sin pudores, lo importante era cobrar a como de lugar. El cobro unificaba. Acá se va descubriendo lo jugoso, lo real se desnuda cuando descubrimos que lo maravilloso es el dinero conseguido provenga de donde provenga. ¿Se unían por cuestiones de principios?, ¿o era por el solo pago…? En este tira y afloje el gobierno nacional resuelve girarle al gobierno provincial de Scioli dinero que no les pertenece, repito: es de la ANSES, de los jubilados y pensionados. En mi condición de jubilado ferroviario, voy a recordar, a correr el velo del olvido. Siempre, en todas las asambleas gremiales y congresos había un punto obligado del orden del día y era la situación social y económica de los jubilados, las jubilaciones y sus razones. Fue un ejercicio real y complejo que conozco porque fui Secretario General de un gremio, un contexto histórico en el mundo gremial, donde los jubilados y pensionados eran trabajadores que dejaban sus puestos a los más jóvenes, pero a la vez, habían trasladado su conocimiento acumulado. Hoy ese ejercicio en el tratamiento de la cuestión de los jubilados aparece como excepcionalidad en el debate. De tiempos ancestrales el respeto por los mayores fue vital en todas las comunidades originarias. Los longevos, agrupados en algunas civilizaciones en el Consejo de Ancianos, eran los transmisores del conocimiento y de la cultura de esa civilización. Hoy, en la modernidad, son tratados como seres descartables. Del mismo modo, antes de continuar con el tema específico, quiero decir que los gobiernos: nacional, provinciales o municipales son solos administradores de los bienes y dineros del Estado. Que el dinero que poseen no les pertenece. Por lo tanto, ese dinero y los bienes de la Nación deben ser administrados con idoneidad y honradez. Repito, no son sus dueños, por lo tanto deben rendir cuenta a la ciudadanía tantas veces como sea necesario del uso que se les da. Por lo tanto, el dinero girado graciosamente por parte del gobierno Nacional al provincial es una acción ilegal, acto indebido que es la de apropiarse de un recurso que no le pertenece. Porque ese dinero es de los jubilados, de nadie más, por lo tanto no corresponde ese giro. Y encima, como si fuera un crédito que tiene una taza de interés irrisoria. La prepotencia de este gobierno y de los anteriores fue la de apropiarse de esos recursos. Este gobierno ya ha incurrido en la anomalía, por no decir delito, la de apropiarse de ese recurso de la ANSES para socorrer a una multinacional. La Corte Suprema de Justicia ha dictaminado fallos para regularizar los pagos de los juicios de los jubilados. El gobierno nacional ha hecho oídos sordos. Mientras el ombudsman salió a defender los derechos de los jubilados y pensionados. Han saqueado la caja de los jubilados para socorrer la ineficiencia. En el acto donde se da la noticia y se otorga ese préstamo en forma oficial y demagógica, ambos funcionarios se unen para cometer este nuevo saqueo de un bien que no les corresponden. ¿Rara unión, no? O es que han avizorado que una chispa puede incendiar los pastizales que están secos en estos tiempos, y no es cuestión…no sea cosa que el fuego los devore. Por eso, decir quien ganó y quién perdió es una apreciación, deportivamente, falsa que desvía lo esencial del hecho. Por otro lado, los gremios que protestaron: ambas ATE, CTA, UPCN, vanguardias proletarias y otras han dicho gracias. Baradel, dirigente docente, dijo que es una conquista lograda por las luchas. Es cierto que la salida a la calle y la protesta de los trabajadores hizo que tanto gobierno nacional como provincial tuvieran que reflexionar que se les podía incendiar el rancho, si se hubieran quedado quietos estarían esperando para cobrar, esto es real, pero lo otro es que los trabajadores que hoy adolecen de conciencia como tales, nada digan sobre este ¿asalto? a la caja de los jubilados y pensionados. Por esto, pregunto ¿Aceptarán cobrar sin inmutarse los trabajadores de la provincia de Buenos Aires con un dinero que fue saqueado a una caja de sus iguales, en este caso de los trabajadores jubilados? Este es un dinero no genuino, pegaron el manotón y volvieron a saquear las cajas jubilatorias. Y que no diga la presidente que esto debe ser solidaridad, la solidaridad que la haga ella con otros dineros que hay muchos: de los jugosos dineros provenientes del juego, mineras multinacionales, pagos de subsidios millonarios a empresas ineficientes, renta financiera, por solo nombrar algunas. Lo indigno no es solidario, es individualismo, lo digno es materia de construcción solidaria. El 76% de los jubilados cobra la mínima, 1.600 pesos. Son millones de jubilados que cobran ese importe. Hay más de 500.000 juicios por malas liquidaciones. ¿Qué más se puede decir de este abuso, consecuencias y aceptaciones? Que la derrota político cultural propinada a esta sociedad es brutal. Que el egoísmo, el individualismo, el para ser un hombre exitoso, éste debe construir un armando en forma de pirámide cuya base serán los cadáveres de amigos y enemigos, del vecino y del compañero y el de más allá. No me preocupo en preguntar a los supuestos intelectuales, ya no existen los David Viñas, las Beba Balvé o tantos más que ya no están y otros que han sido ocultados por la maleza de la mediocridad. Ética, solidaridad, conciencia y valores humanos no son palabras, son conceptos de larga duración y de profunda reflexión. Este saqueo es intolerable. Protesto como jubilado ferroviario. Se que por ahora estamos en minoría. Lo sabemos. Pero tenemos los suficientes riñones para seguir resistiendo la ignominia instalada en el cuerpo social de la Patria. En otras latitudes, de nuestra Nación, los indignados de Cerro Negro que luchan contra el otro saqueo, el de nuestras riquezas mineras, han sido reprimidos violentamente por las fuerzas de seguridad y una especie de hombres camisas pardas. Dos comportamientos. Alguna vez deberán responder ante la pregunta de sus hijos ¿Qué hiciste frente al saqueo? Algunos, los menos, tendrán orgullo de decir que resistieron toda esta ignominia. Otros, simplemente, callarán. Porque también cuando se lucha, debe ser con dignidad… *ExSecretario General de la Seccional Organismo Central de APDFA (personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos) – Capital Federal. * Miembro fundador del MONAREFA – Movimiento Nacional por la Recuperación de los Ferrocarriles Argentinos.

Deja un comentario

Archivado bajo Jubilados

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s