MUERE UN TRABAJADOR TORTURADO POR LA POLICÍA EN LANÚS

El 16 de septiembre, cumpleaños de su padre y sobrino, murió Maxi Orellana, un trabajador de Villa Jardín. Todas las pruebas apuntan a la comisaría quinta de Villa Diamante, Lanús.
Esta es la entrevista que un familiar nos dio al periódico El Roble.


ER: Contanos que saben de lo que le pasó a Maxi.
F: A Maxi lo pararon por portación de rostro vamos a llamarle. Él llegó muy asustado a una harinera pidiendo que por favor lo ayuden, que lo querían matar. Entra la policía lo saca, lo quieren agarrar, el se resiste, lo tiran al piso, le pegaron patadas, lo esposaron. El gritaba “¡no estaba haciendo nada!” Pasan vecinos que lo reconocen, porque acá nos conocemos todos, se acercaron y le dijeron que dejen de pegarle. A uno de los chicos que se acercó la policía le responde puteándolo, insultándolo, diciendo que no se metan y amenazando “vení cárgalo vos al patrullero ya que tanto opinás”.
Según la policía, apenas lo levantaron, Maxi se descompuso y lo llevaron al UPA (Unidad de Pronta Atención). A él lo levantan a la 5 de la tarde. Ellos niegan que Maxi pasó por la comisaría. A las 8 de la noche aparece en el UPA.
Ya lo habían reconocido vecinos ingresando golpeado a la comisaría. Lo habían encerrado en un calabozo, se  habían ido todos los policías y luego se escucharon gritos, que deducimos que es cuando lo torturan. Según la policía Maxi llegó vivo al UPA y ahí le agarró un infarto. Es mentira, porque en el UPA nos dijeron que él llegó sin signos vitales.
Después de esto nos enteramos por vecinos que él salió posiblemente muerto de la comisaría, ya que los policías no podían empujar el cuerpo muy pesado e inconciente dentro del patrullero. Los policías desesperados lo  trataban de reanimar dentro del patrullero, versión que fue confirmada por varios vecinos que vieron pasar a gran velocidad la patrulla camino al UPA. Así que él entró con vida a la comisaría  quinta de Villa Diamante y salió sin vida.
ER: ¿Qué signos de violencia tenía el cuerpo, qué suponen que le pasó?
F: Los vecinos afirman que él ya llegó con la cara amoratada a la harinera gritando que lo querían matar. El cuerpo tenía los labios amoratados, que no era del corazón como nos quieren hacer creer porque él tenía muchos golpes al costado de la cara, cortaduras o raspaduras en un costado. Golpes en la cabeza. En los puños de las manos tenía heridas que no se deben a su trabajo de albañil como nos dijeron. Él tiene en las manos picaduras, como picanazos y marcas de perdigones. La autopsia iba a estar en estos días. Pero hay fotos claras de quemaduras en los huecos de las manos, que son picanazos.
ER: ¿Saben qué pasó antes de que Maxi buscara refugio en la harinera?
F: No tenemos testigos aun. Sí de todos los que lo vieron correr a refugiarse allí,  muy asustado, sin robar, dañar propiedades ni tomar rehenes como difunden. Ante el desconcierto el comerciante pensó en llamar a la policía, ya que Maxi pedía ayuda. Antes que se decida a hacerlo llegó la policía que deducimos venía atrás de Maxi.
ER:¿Saben qué pudo haber motivado la detención?
F: Sabemos por vecinos que hubo detenciones arbitrarias ese viernes. Capaz que querían levantarlo para armar una causa y limpiar otra cosa, porque viste que ellos arreglan con todo, con los transas y delincuentes de acá del barrio, eso lo sabe todo el mundo. Uno va armando las piezas y algo oscuro hay porque pegarle como lo hicieron, no se fundamenta con nada…
ER: ¿Cómo se enteran ustedes de esto?
F: Los vecinos lo vieron ingresar al UPA, en el estado que estaba, muerto, y nos avisaron a los familiares y vecinos.
ER: ¿Cómo se organizaron ustedes para pedir justicia?
F: La primera marcha fue a la comisaría, todos los vecinos y conocidos colaboraron con nosotros. No hubo respuesta de nadie. El comisario después quiso salir a atender pero la familia no quiso entrar porque mienten. Mienten todo el tiempo y quieren tapar todo. La segunda vez que marchamos, el viernes 23, se sumaron organizaciones políticas, fundaciones, nos acompañó muchísima gente y ahora el viernes vamos a marchar de vuelta. El ministro de seguridad dijo que iba a vaciar la comisaría pero no pasó nada. Pero tampoco es que vacíen la comisaría y que manden a los policías a que maten otra persona en otra comisaría. Esa gente tiene que ser relevada de su cargo y juzgada, porque mataron por matar.
hija-maxi-orellana
FAMILIARES, VECINOS Y ORGANIZACIONES ESTARÁN ORGANIZANDO UNA NUEVA FECHA PARA MOVILIZARSE Y EXIGIR JUSTICIA.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos Humanos, Entrevistas, General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s