Crisis política en Venezuela

capriles-maduro

Venezuela está viviendo en estos días una escalada de la crisis política en la que se encuentra desde hace al menos 2 años. La crisis económica, que parece no tener un fin a corto plazo, le da argumentos a la oposición de derecha y le quita todo margen de maniobra al gobierno de Maduro. En los últimos días, en medio de marchas y amenazas de paros patronales de parte de la oposición y contra-marchas a favor del gobierno, la Asamblea Nacional, controlada por la derechista MUD (Mesa de la Unidad Democrática) desde las elecciones de Diciembre pasado, avanzó en un intento de juicio político al presidente Maduro.

La crisis económica en la que está sumergida Venezuela tiene proporciones monstruosas: la inflación duplicó en 2015 a los aumentos salariales y según estimaciones del FMI podría llegar a 700% para fines de 2016. El 73% de los hogares está hoy por debajo de la línea de la pobreza (en 2013 era el 31%) y existe faltante de medicamentos básicos en los hospitales.

La capacidad de maniobra ante este panorama por parte del gobierno es casi nula, ya que la economía venezolana depende casi exclusivamente del precio internacional del petróleo, que se encuentra desde hace años en sus valores históricos más bajos. Además, el petróleo está controlado por empresas multinacionales. Esta situación desnuda lo endeble de la economía chavista que no modificó la alta dependencia histórica de Venezuela de la renta petrolera y la dependencia.

Ayudada por la crisis económica y el descontento general, la oposición de derecha encarnada en el MUD y liderada por Capriles, ganó en Diciembre pasados las elecciones parlamentarias logrando la mayoría en la Asamblea Nacional. A partir de esto comenzó una campaña para destituir a Maduro mediante un referendum revocatorio, mecanismo contemplado en la constitución, y que ya fue utilizado contra Chávez en 2004 (donde el chavismo se impuso con el 70% de los votos).

En los últimos días la justicia, que responde en su mayoría al oficialismo, ordenó suspender la junta de firmas que permitiría realizar el referendum. Esta suspensión le da aire al gobierno de Maduro, ya que si el presidente era revocado este año, se debían convocar elecciones inmediatamente. Si sucede el próximo año, asumiría el vice hasta el final del mandato.

En respuesta, la oposición acusó desde la Asamblea Nacional al gobierno de dar un golpe de estado, avanzando con una declaración que busca iniciar un “proceso político” (la constitución venezolana no contempla la posibilidad del juicio político) que buscaría la destitución de Maduro acusándolo de abandono del cargo. Es una movida que busca replicar el impeachment que en Brasil logró la destitución de Dilma Rousseff, impulsado desde la Asamblea Nacional, único órgano del estado controlado por la oposición de derecha.

El gobierno por su parte, sin el control de la Asamblea Nacional, y con cada vez menos apoyo popular a raíz de la crisis económica, se recuesta en el poder de las Fuerzas Armadas, que salieron a respaldar fuertemente a Maduro, negando la existencia del mentado golpe de estado.

La crisis, tanto política como económica, parece presagiar el paso a una etapa “post-chavista” en Venezuela, pero aún queda por ver qué características tendrá esa nueva etapa. Por lo pronto se desnuda en este proceso lo endeble de la construcción de poder del chavismo, que lejos de poder apoyarse en la construcción real, por abajo de los consejos populares y las herramientas de poder popular que eran el caballito de batalla del socialismo del siglo XXI, ante la crisis terminal de la economía y el avance de la derecha de Capriles, debe recostarse sobre las Fuerzas Armadas y gobernar por decreto.

Por otro lado, la MUD, ligada a muchos empresarios y capitales internacionales, se hace fuerte como oposición en el congreso, pero no logra seducir a las masas: el “paro ciudadano” que pretendía paralizar a Venezuela el último viernes 28 de Octubre tuvo escasa repercusión.

En el medio quedan los trabajadores, que son los que sufren a diario la inflación y la escasez de artículos básicos.

Suizo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General, Internacionales, Versión Papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s