Nota central ER N° 120: “A LA HUELGA COMPAÑERAS”

El 8 de marzo es un día político y de lucha. Se conmemora el Día Internacional de las mujeres trabajadoras y como todos los años nos movilizamos una vez más en reclamo de nuestros derechos:  por la separación de la iglesia del estado, contra el ajuste y la precarización laboral, por la diversidad sexual, contra la violencia y los femicidios, por igualdad en las condiciones laborales (igual tarea, igual salario), y por supuesto, por el aborto legal, libre y gratuito. Tenemos que parar para demostrar que sin las mujeres no se puede producir ni sostener la sociedad. Va a ser difícil sin la convocatoria por parte de las centrales sindicales, pero tenemos que dar el debate y construir una enorme movilización para mostrar nuestra fuerza.

central

El origen es de lucha: ni rosas ni bombones

Son varios los eventos que protagonizaron mujeres y que tuvieron que ver con reclamos en las condiciones de trabajo. En 1908 asesinaron a 146 obreras textiles en Nueva York, prendiendo fuego la fábrica. Ellas luchaban como hoy por mejores condiciones de trabajo, por aumento salarial y contra las largas y extenuantes jornadas. Durante marzo, 15.000 mujeres marcharon por la ciudad de Nueva York. Un año más tarde murieron calcinadas 140 obreras, en una fábrica en la que trabajaban encerradas.

En 1910 el Congreso Internacional de Mujeres decide establecer ese día como Día Internacional de las mujeres. Es en esa fecha, 7 años más tarde, cuando comienza el proceso revolucionario ruso, y son las mujeres las que salen por el pan, la libertad y la paz, traccionando al conjunto de los trabajadores a la huelga.

Por eso, nos y les tiene que quedar claro, ni rosas ni bombones! La comercialización de este día nos da asco, ya que cientos de mujeres trabajadoras han muerto y siguen muriendo y arriesgando su vida por culpa de la desigualdad, la explotación y la opresión.

Conversamos con mujeres de varios gremios y les preguntamos cuáles son los principales reclamos que tienen como mujeres y cómo se están preparando para el paro y la movilización del 8 de marzo. Pese a las diferencias en sectores más movilizados que otros, sin dudas hay problemas que nos atraviesan y el desafío es poder construir la unidad para poder luchar juntas.

Marina y Noelia, integrantes de El Roble

Ferroviarias

Nuestro principal reclamo hoy es la reincorporación de la compañera Gisela Herrera, quien fue despedida por Trenes Argentinos Operaciones, siento víctima de violencia de género y aún cuando la empresa debía protegerla psicológicamente, físicamente y brindar las herramientas posibles para que trate de salir de esa terrible situación. Todas nuestras energías están situadas hoy en esta cachetada que sufrimos las mujeres trabajadoras.

Por otra parte es continua la lucha por la igualdad de condiciones, es por eso que peleamos para tratar de estar presentes en todas las categorías que tiene nuestro oficio a lo largo y ancho del Sarmiento.

Respecto a la a la marcha del 8 de Marzo, las Ferroviarias vamos a marchar como en cada cita, teníamos una asamblea de mujeres el día 28 de febrero en la que íbamos a votar los pasos a seguir, pero nuestra lucha dio prioridad al caso de Gisela. Así mismo, en asamblea general se votó realizar un paro activo durante tres horas por la mañana y tres horas por la tarde en contra de la violencia de género y la reincorporación de Gisela, que sería en principio acompañado por nuestros compañeros que a diario trabajamos. Un acto de conciencia que solo se puede dar por la continua lucha que emprendemos.

Este 8 de Marzo nos encontrará en nuestros trabajos parando y en la calle gritando que no queremos Ni UNA MENOS.

Ferroviarias del Sarmiento, villeras

 

Empleadas de Comercio

En nuestro trabajo no hay movida de género, al contrario el tema no se vive ni se discute. Pero la diferencia de género es palpable,  las compañeras que son mayoría madres sufren constantes presiones a la hora de hacer valer sus derechos. Si tienen que faltar porque un hijo se enferma, lo hacen, pero los jefes hacen notar su disconformidad. Hay además empleadas a las que solo se le reconocen algunas horas de trabajo y otras que directamente trabajan en negro, entonces es más fácil presionarlas y que esos derechos directamente no se cumplan.

El tema del paro ni siquiera se discute, la mayoría no va a marchar.

Victoria.

 

Textiles

Nuestro principal reclamo está vinculado a las condiciones de trabajo, la enorme precarización y los bajos salarios. Trabajamos muchas horas haciendo trabajos pesados  y son numerosas las compañeras que sufren enfermedades causadas por el trabajo que realizamos. En la fábrica somos mayoría, pero aún así cuesta que se respeten derechos tales como la hora de amamantar.

Con respecto al paro muchas compañeras desconocen el mismo, otras marcharemos de forma individual porque no hay una posición colectiva. y en cuanto al sindicato, no se ha puesto en discusión.

Silvia

 

Bancarias

En Credicoop y en general en bancarios no hay mucha movida feminista organizada aunque cuando hubo paros, las compañeras pararon. Los reclamos que yo pude ver en el sistema bancario son los que en general tienen que ver con las políticas de prevención sobre violencias de género, se toman como casos aislados.

Salvo el Banco Provincia que tiene una política sobre la violencia de género bastante desarrollada, en el resto de los bancos se complica mucho que las compañeras puedan tener ayuda, tanto psicológica como legal. Más allá de que el sindicato tiene una secretaria de género, en los bancos cuesta mucho que se visibilice el nivel de machismo que vivimos cotidianamente.

Respecto al  paro, dependemos mucho que el sindicato avale el paro. El año pasado hubo cese de tareas durante una hora. En algunos lugares tuvimos el visto bueno para salir un ratito antes a la movilización pero no hubo un llamamiento al paro por parte del sindicato, ese dia tuvimos que trabajar. Lo que creemos es que como viene la situación nos va a pasar lo mismo, a 5 días del paro tenemos la convocatoria por parte de la asociación bancaria nacional pero dependemos de cada seccional para que determine la modalidad. Seguramente haremos el ruidazo en el horario que se decida en las asambleas del Ni una Menos. Pero si los sindicatos y las centrales de trabajadores no convocan verdaderamente el paro, dependemos de la voluntad o de los colectivos o de cada una. Esto es hasta que las mujeres lleguemos a ocupar esas sillas y seamos firmes en las medidas que se deben tomar desde  la cúpula de las centrales de trabajadores y los distintos sindicatos. El gran problema  que tenemos las mujeres para llevar a cabo estas medidas es que no hay voluntad política de acompañar  este proceso absolutamente necesario para  la sociedad. Creo que este 8 de marzo va a ser una movilización inmensa.

Verónica Villamarín, trabajadora bancaria

 

Mujeres del INTI

En el transcurso de este conflicto empezamos a organizarnos como mujeres de Ciencia y Técnica, en el marco de una coordinación ya existente con ATE CNEA, ATE Exactas, ATE Conicet, JCP, ATE Segemar, ATE Citedef. La propuesta es armar una columna de CyT (igual que el 21/02) e invitar a todas las Junta Interna que quieran sumarse a marchar con nosotras. Calculamos seguir en la permanencia, así que nos sumaremos a las medidas propuestas de ruidazo a mediodía, identificación con ropa de color y con la leyenda de Mujeres de CyT en lucha.

Entre lxs despedidxs hay varias parejas con hijxs en el jardín de infantes. Lo vemos como un ataque directo el recorte de acceso al jardín, y una recarga para las mujeres. No solo en el caso de las parejas sino de todas las despedidxs, que tienen que hacer malabares para cuidar a sus hijxs y participar de las medidas de lucha, ya que la participación de las compañeras es muy alta. Esto lo tuvo que reconocer el Secretario General en el acto del 15/02 en Plaza de Mayo.

Una propuesta va a ser sacarnos una foto “mujeres en lucha contra los despidos y a favor de la legalización del aborto” para cortar con la dicotomía de desvío de la atención.

Cecilia Belistri, trabajadora despedida

 

Auxiliares de educación, provincia de Buenos Aires

Este es un sector mayoritariamente femenino donde el tema salarial está al tope de los reclamos, muchas de nosotras somos jefas de familia y el salario es realmente bajo. Además, las condiciones de trabajo no son óptimas, nos faltan elementos de trabajo o son de pésima calidad. Las herramientas de trabajo muchas veces las compramos nosotras porque las que nos entregan son inútiles o imposibles de usar. A veces debemos realizar más trabajo del que nos corresponde, si una compañera se enferma debemos realizar nuestro trabajo y el de ella porque demoran en nombrar a las suplentes.

Con respecto al paro muchas compañeras desconocen el reclamo, y creemos que no hay en el ámbito de las escuelas un espacio de reflexión sobre ello, aunque muchas adherimos en forma individual.

Silvina.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Géneros, General, Históricas, Versión Papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s