Debate: Anular el voto, con la política de la clase obrera

Ninguna lista, ningún candidato, expresa la política de la clase obrera. Es indispensable considerar que ninguna de las fuerzas políticas que se presentan a elecciones desnuda el carácter reaccionario del Congreso, ni denuncia el papel que juegan las elecciones en el capitalismo.

Las elecciones son un mecanismo que busca legitimar la explotación y la opresión sobre la mayoría, sobre quienes trabajamos y hacemos funcionar las máquinas, las fábricas, el transporte, la economía. Legitiman el régimen actual, y discuten a espaldas nuestras el futuro de nuestro pueblo, sin cuestionar la gran propiedad. 

Ninguno de las listas y candidatos dice que es necesario un levantamiento nacional para terminar con estas políticas del gran capital y del imperialismo, ni denuncia que el Congreso ha servido para sacar todas las leyes que necesitaron Macri y el FMI, que además es cómplice e impotente frente a todas las tropelías del Gobierno, utilizando las Justicia y los servicios de espionaje, reforzando el autoritarismo contra las masas. Los candidatos se cuidan muy bien de no decir qué medidas van a tomar, porque no están dispuestos a romper con los grandes bancos y el FMI, tampoco con los terratenientes ni las petroleras.

Por estas razones llamamos a anular el voto, con la política de la clase obrera. 

  1. Ajuste inmediato de salarios y jubilaciones para que alcancen como mínimo al costo de la canasta familiar ($45.000 hoy) y ajustado mes a mes de acuerdo a la inflación real.
  2. Terminar con la desocupación y toda forma de precarización laboral y esclavización en el trabajo, repartiendo todo el trabajo entre todos los trabajadores sin afectar el salario. 
  3. No a las reformas previsionales, laborales e impositivas contra los trabajadores.
  4. Desconocer toda la deuda del Estado, en pesos o dólares. Desconocer el acuerdo con el FMI, que tuvo como destino la fuga de divisas del país.
  5. Estatizar toda la banca e imponer el monopolio del comercio exterior. Para que no se fugue un solo dólar. Para impedir la importación de mercancías que se producen en el país. Para importar los insumos imprescindibles para la producción industrial y para atender la salud pública. 
  6. Expropiar sin pago a la oligarquía terrateniente, estatizando toda la tierra.
  7. Expropiar sin pago y estatizar los sectores vitales de la economía, en gran medida en manos de la multinacionales recuperando todas las privatizadas, fundamentalmente el gas y el petróleo. Anular los tarifazos.
  8. Por un sistema único, nacional y gratuito de salud y educación. 
  9. Plan de obras públicas para resolver las necesidades urgentes de la población.
  10. Confiscación de las cadenas de supermercados para garantizar una red de abastecimiento e todos los productos necesarios, desde los productos a los consumidores, a precios que se puedan pagar.

Estas medidas no pueden ser impuestas por el voto, o por ley. Solo serán impuestas con la lucha, con la acción directa de masas. La clase obrera tiene que tomar las riendas de la sociedad para terminar con el camino de la barbarie.

Agustín, militante del POR.

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Versión Papel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s