LANÚS: TRABAJADORxS DE GARBARINO TOMAN SUCURSAL EN RECLAMO POR SUELDOS ADEUDADOS

Desde hace algunos meses atrás, GARBARINO no paga de forma completa los sueldos de sus 3800 empleados y empleadas, debiéndoles además el bono de fin de año y aportes de cargas sociales. A raíz de que el jueves pasado la empresa dio la orden de cierre de las sucursales de todo el país, algunos de los trabajadores y trabajadoras se organizaron y tomaron los locales como medida de fuerza, para enfrentar a la patronal en reclamo por lo adeudado y en defensa de sus puestos de trabajo, tal es el caso de las sucursales de Avellaneda, Lanús, Flores y Santa fe, entre otras.

Los atropellos sobre los derechos laborales incluyen además los retiros voluntarios que fueron imponiendo ante el goteo de cierre de locales desde hace un tiempo atrás, cuando la actividad de la firma se volcó más fuertemente a la venta on line de sus productos, afectando a miles de trabajadorxs.

El mal manejo comercial por parte del dueño, o al menos la cara visible del grupo, el empresario y dirigente deportivo Carlos Rosales, quedó en evidencia al poco tiempo de haber adquirido la firma que incluye además a Compumundo, Garbarino Viajes y la ensambladora de celulares en Tierra del Fuego (Digital Fueguina y Tecnosur). En menos de un año y hasta el momento, la deuda acumulada es de más de 4 mil millones de pesos, entre deuda a acreedores, a bancos y por supuesto en sueldos a sus empleadxs.

En el caso de la planta ensambladora de Tierra del Fuego, hace dos meses que está tomada por sus trabajadores. El viernes de la semana pasada, se movilizaron a las oficinas centrales y la Casa de Gobierno en reclamo por la falta de pago de sus sueldos además de realizar manifestaciones diarias en la puerta de la planta como forma de visibilizar sus reclamos. 

Una de las empleadas de la empresa anticipaba hace unos meses la gravedad de la situación: “Hasta dónde vamos contabilizando Garbarino tiene 30 sucursales cerradas en todo el país. Tiene entre 1.200 y 1.300 empleados suspendidos entre personal de sucursal y administrativos. Están en un limbo porque no los echan. No terminaron de pagar los salarios de marzo y no vimos ni un peso de abril. No están haciendo los aportes patronales hace más de un año, tampoco los aportes a las obras sociales por lo cual muchos compañeros están sin cobertura de salud. Nos quieren desgastar para que tomemos la decisión de considerarnos despedidos”. Por supuesto que en la actualidad la situación es aún más grave.

Compartimos la entrevista que le realizamos a las trabajadoras de Garbarino de la sucursal de Lanús, Ingrid e Inés y al delegado Alfio, a pocas horas de iniciada la medida de fuerza:

¿Pueden contarnos cuándo y cómo inicia el conflicto con la empresa?

“El conflicto actual arrancó hace 3 meses atrás, aunque en realidad viene desde el año pasado, porque ya tuvimos un episodio similar en donde comenzamos a tener el cobro del sueldo en cuotas. Bastante paciencia tuvimos pero hace tres meses que ya directamente dejaron de pagarnos. Antes de llegar a este punto habíamos notado pequeños detalles, como por ejemplo que nos dejaron sin ropa de trabajo, no compraban insumos como agua o papel; pensábamos que algo pasaba porque no nos estaban completando las cosas más primarias y después pasó lo de los sueldos. Ya ahí arrancó todo, nunca hubo una notificación de lo que estaba pasando por parte de la empresa.”

“Somos 22 compañeros. La antigüedad de los trabajadores van de 6 a 23 años. Esta empresa facturó muchísimo, fortunas y que nos paguen así hoy en día no va, tirar por la borda tantos años es increíble. Sé que hubo audiencias con el ministerio de trabajo y la negociación fue nula porque la empresa no se hace cargo y estamos realmente preocupados.”

¿Qué medidas de fuerza están encarando?

“El conjunto de todos los compañeros lo primero que hicimos, junto con el delegado fue pedir que nos informen, pero por parte de la empresa cero diálogo, cero comunicación. Cuando le pedíamos alguna información a la gerencia, nada. Eso fue lo primero, ahí arrancó, hoy en día ya estamos con una medida de fuerza, o sea llegamos a esta instancia porque el único ingreso que tuvimos fue el REPRO que pagó el gobierno. Estamos todos los compañeros en una situación de extrema gravedad, porque tenemos compañeros que no tienen para pagar el alquiler.”

“Nos sometimos todos a una resolución por medio de una votación totalmente democrática, todos coincidimos con que queremos trabajar, nos hacemos presentes a pesar de que los costos para llegar acá, al local, los gastos del boleto de colectivo, algunos vienen de más lejos y gastan en combustible para el auto y la comida. Lo que tenemos ahora lo tenemos porque todos colaboran y nuestras familias nos ayudan, pero aún así pese a que tenemos todo en contra decidimos venir y estar.”

“Tenemos compañeros que se están sacrificando, se quedan a dormir, nos vamos a estar turnando para quedarnos acá en el local a hacer el aguante. El primero que lleva la posta de no abandonar este barco es nuestro delegado, y nosotros acompañamos.” 

“La toma empezó ayer, anoche ya se quedaron compañeros a dormir. Nuestro temor es justamente que la empresa ingrese al local con la intención de vaciar lo poco que hay, nosotros queremos cuidar todo esto por el hecho de que es nuestra garantía en alguna medida, de poder agarrarnos de algo, porque no hay miras de que nos paguen lo que nos deben.” 

¿Cuál es la instancia legal en la que se encuentran actualmente?

“Tenemos acompañamiento legal por parte del sindicato, llevan adelante todos los reclamos. En el día de ayer fuimos al correo e intimamos a la empresa con una carta documento, justamente para que nos den lo que nos deben. Ahora se suma al reclamo el aguinaldo también y en los próximos días deberíamos cobrar el sueldo del mes de junio, o sea que ya estaríamos por el cuarto mes que nos adeudan. Es desesperante como estamos. Necesitamos que esto tenga difusión.” 

“La empresa se vendió el año pasado a este nuevo dueño, lo que nos había generado un montón de expectativas de que iba a ser mejor de lo que estábamos y ahora estamos totalmente peor. No solo no nos pagaron, sino que no nos dan respuesta sobre qué es lo que va a pasar, porque esto en realidad es definirlo, para ver qué hacemos o qué no hacemos. Nadie sabe nada, desde marzo que nos dicen que va a haber un nuevo comprador, la fecha era hace un mes atrás, en mayo, ante esto decidimos aguardar y no hacer nada, porque necesitamos el laburo y porque tenemos ganas de seguir laburando, es una empresa que nos dio mucho. Pasó mayo y no pasó nada y no hay una respuesta concreta de fechas o de qué es lo que va a pasar. El último plazo que habían puesto era hasta ayer 30 de junio y dieron la orden de cerrar los locales.”

“El local hasta ayer estaba abierto. Es un silencio absoluto y no sabemos para dónde ir, y esto pasa en todas las áreas, no somos solo nosotros ¿Qué vamos a cobrar este mes?.”

¿Cómo continuaría en caso de no tener ningún tipo de respuesta? 

“La idea es quedarnos acá hasta que nos den una respuesta, la idea es no movernos, no abandonar, estar todos los días y durante las noches quedarnos a defender nuestras fuentes de trabajo, porque no queremos tomarnos vacaciones, queremos seguir trabajando, queremos una respuesta.” 

“Un detalle que se suma a esto es que el local está pedido, por falta de pago del alquiler, hay una carta de intimación, una carta documento donde el dueño está pidiendo que se regularice la situación de deuda. La deuda de Garbarino es muy grande, hay deuda con el banco, con los proveedores, hasta hace un tiempo atrás nos daban la mercadería en consignación, mucha mercadería que había que venderla en efectivo porque el proveedor no te dejaba financiarla por la deuda que tenían con ellos. La deuda que tiene Garbarino, que la tomó Rosales en su momento, fue por un cierto importe, ahora se estima que es mucho más, con el banco, las obras sociales, proveedores, alquileres y ahora se suma la que tiene con los empleados, desde marzo que no nos están pagando, con lo cual tienen una deuda grande que afrontar.”

“La venta que decían que iba a ver se cayó, creemos que no hubo un acuerdo entre Rosales y el nuevo comprador por las condiciones que habrá puesto.” 

Le damos la palabra al delegado para que agregue la información que haga falta

“Yo quería puntualizar varias cosas primero que nosotros podemos estar tomando esta medida porque tenemos un sindicato que nos respalda, hay un montón de nuestros compañeros que hoy no tienen voz, que no se pueden hacer escuchar porque no tienen sindicato que los respalde, nosotros queremos hacernos eco de esos compañeros también porque están pasando la misma situación que nosotros, no es que nosotros estamos pasando una  situación extraordinaria, esto es a nivel país y en todas las sucursales, lo que pasa es que algunas tienen representación o sindicatos que los respaldan y otros que no. Esto que estamos haciendo no es sencillo porque hay que organizar, hay que mover, hay que tomar decisiones, pero sí tenemos un respaldo sindical que eso nos ayuda con esto.” 

“Después quería aclarar que ya hemos tomado varias medidas gremiales, no es la única que hicimos, sino que ya vamos 3 audiencias en el ministerio de trabajo, hoy fue la última que tuvimos y seguimos sin respuesta. Nosotros entendemos que hay mala fe de parte de la empresa, ya no se puede seguir una negociación, cuando alguien se sienta a negociar es necesario que de las dos partes haya buena fe. En este caso, de parte de nosotros los trabajadores hay buena fe siempre, por eso seguimos viniendo a trabajar sin un peso, porque no nos pagan y seguimos viniendo a trabajar, por eso nosotros queremos mostrar constantemente que sí queremos laburar, pero que no nos dejan porque no nos pagan, no nos dan las herramientas, no nos dan mercadería para vender, entonces de parte de la empresa hay muy mala fe. Y nosotros entendemos que la empresa quiere ganar tiempo para llevarla a la quiebra, qué ganarán con la quiebra todavía no sabemos, pero si vemos la intencionalidad de los dueños actuales de llevarla a una quiebra.” 

“Por un lado, ayer hicimos eso como contaban las compañeras, les mandamos telegramas, aconsejados por la parte legal del sindicato de empleados del comercio y amparados en una ley provincial, mandamos el telegrama en donde le pedíamos que nos abonen los salarios que no nos vienen abonando y que para ello debían responder con sus bienes.”

“En abril cobramos el 75% del sueldo, en mayo cobramos solo el REPRO que representa el 25% del sueldo, el SAC no lo cobramos, del bono navideño nos deben 6 mil pesos, nosotros arreglamos un bono navideño por 9 mil pesos y solo nos pagaron 3 mil, una miseria porque los supermercados habían arreglado bono de 20 mil pesos. Y el mes de junio ni noticias de cobrar. Ellos lo que dicen es que sí nos pagaron pero ¿qué nos dieron? Una miseria, nos tiran lo que quieren.”

“También nos gustaría que el gobierno tome otra postura, el presidente o el gobernador o quien sea que se designe que se haga cargo de esto, porque nosotros somos 4200 familias que estamos corriendo riesgo de quedarnos sin trabajo, es una gran empresa. Además, en esta sucursal tenemos doble agravante, por un lado no sabemos qué va a pasar con la empresa y por el otro qué es lo que va a pasar con la sucursal, porque llegó una carta documento de parte del dueño del lugar, donde ya no pide que paguen lo adeudado, lo que exige es que le restituyan el inmueble, lo que nos está diciendo es que quiere que se les devuelva el lugar. Nosotros no sabemos si en realidad la empresa quiere seguir negociando este espacio o no. Sí nos prometieron que ellos quieren seguir con esta sucursal y que si no es este lugar va a ser otro, pero la verdad es que ya no les creemos porque cada vez que nos prometieron algo no lo hicieron. Así que no les creemos el compromiso. Vuelvo a repetir que queremos que el gobierno se haga cargo de esto porque hay un montón de familias que dependen de esta firma, que queremos trabajar ya lo dije y queremos ser solidarios con aquellos compañeros que no tienen un sindicato presente y que de alguna forma lo nuestro sirva para que no solo nos escuchen a nosotros sino que escuchen a todos los compañeros del país.”

——————————————————————————————————————————-

En el día de hoy, en estos momentos se está desarrollando una manifestación en el domicilio legal de la empresa en CABA, los trabajadores y las trabajadoras siguen en pie de lucha por sus puestos trabajos.

Desde El Roble nos ponemos a su disposición y decimos FAMILIAS EN LA CALLE NUNCA MÁS

Corresponsables para El Roble

Deja un comentario

Archivado bajo Gacetillas de Prensa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s