Archivo de la categoría: Debate

Algunas reflexiones sobre la “prohibición” de usar la e

por Cecilia Segovia, docente de Lengua y literatura en escuelas de gestión pública de CABA. Referente y especialista en ESI. Tutora virtual de la Actualización académica en ESI del Instituto Nacional de Formación Docente.

@lalentedetina

Fui convocada por mail a asistir a una reunión con la directora de una de las escuelas donde trabajo hace tres meses. Allí me informaron que el padre de una de mis estudiantes de primer año había asistido dos veces a la institución para quejarse porque en mis clases uso lenguaje inclusivo. La primera vez sostuvo que yo estaba enseñándole a su hija a infringir una norma. La segunda que la obligaba a usar el lenguaje inclusivo. Esta vez llevó la carpeta de mi alumna como prueba y mostró que dentro de los pronombres personales yo había agregado elle y nosotres. La reunión terminó con la firma de un acta en donde se aclara que no obligo a nadie a usar dicho lenguaje y con un sinsabor que se me instaló en el cuerpo toda la jornada.

Aún sabiendo que había dado argumentos por demás válidos y certeros sobre por qué uso desde hace años lenguaje no binario y por qué creo que cualquier limitación al uso inclusivo de la lengua resulta discriminatoria, va en contra de la ley de identidad de género y viola el derecho humano a la identidad, salí de la oficina de la rectora abatida y angustiada. Mucho he pensado estos días entre clase y clase, entre charla y charla con mis compas. Acá les comparto algunas ideas desordenadas para que sigamos pensando juntxs:

¿Qué lugar ocupan las conducciones escolares?
Me pregunto cuál fue el objetivo real de ese encuentro. Las opciones que tienen los cuerpos directivos frente a una situación así son muchas. Personalizar una queja y responsabilizar y exponer a una docente nueva solo puede conllevar la intención de la intimidación. Un aviso para que “vea qué hago”. ¿Qué sucede si el padre sigue quejándose? Las comunidades educativas nos vemos en la urgencia de debatir qué posición queremos tomar ante quienes niegan identidades. Nos vemos en la obligación de pensar de conjunto qué rol tendremos frente a posibles reclamos de las familias que vienen con la información escuchada en los medios, que creen sin cuestionar o que encuentran en una retórica a fin, el espacio perfecto para diseminar todo su conservadurismo retrógrado y vetusto. En este sentido me pregunto cuál es el diálogo que habilitamos con las familias. La escuela también debería ser un espacio para contener e informar, explicar por ejemplo en este caso, que la resolución no habla de prohibición, incluso hasta se podría leer la resolución con el padre. Cuando consulté cuál era la posición de la escuela sobre el lenguaje inclusivo, la rectora evadió la pregunta y me aclaró que tengo libertad para expresarme, ¿entonces por qué esta reunión?

¿Qué hacemos en las aulas?
Cuando se conoció la noticia en los medios de esta supuesta prohibición, fueron lxs chicxs quienes sacaron el tema en el aula. En algunos casos con preocupación me preguntaron qué íbamos a hacer. Las aulas y pasillos de las escuelas de la ciudad tienen una presencia cada vez más visible de estudiantes lesbianas, gays, maricas, varones trans, travestis, mujeres trans, no binaries, género fluido y más. La escuela lleva siglos invisibilizando identidades, es preciso que comience verdaderamente a ser un espacio para todxs. Entonces frente al qué hacemos, lo único que se me ocurre como respuesta es garantizar derechos a todas, todos, todes como tarea áulica cotidiana.

¿Qué pasa con la ESI?
La ley de Educación Sexual Integral cumplió 15 años. Hace once que trabajo en docencia y jamás escuché que se haya hecho un acta a algúnx docente por no garantizar su cumplimiento. La decisión entonces -como todo- es política. La ESI incomoda, promueve la reflexión, plantea posibilidades, incluye y abraza. Su implementación es desigual y depende de la voluntad docente porque si bien el GCBA exige que haya equipos ESI por escuelas, no otorga horas rentadas para que estos funcionen. No contamos con recursos y todo lo que hacemos nace de la convicción de que estamos abonando a la construcción de una sociedad más justa, igualitaria y amorosa aunque a veces cueste verlo frente a tanta violencia institucional y sistémica. Su efectivo cumplimiento es urgente porque lxs pibxs nos exigen estar a la altura de sus demandas, de las transformaciones que comenzamos como sociedad y que no van a detenerse.

Entonces qué hacemos. Cada día con más certeza, creo que frente al avance de las posiciones antiderechos, la respuesta es la organización. Resulta imprescindible generar proyectos colectivos junto a otrxs. Que la escuela sea la trinchera en la que transformemos la angustia en acción. Un espacio en donde quepan todas las identidades, sus expresiones y deseos. Frente a la violencia imperante, organización feminista de la esperanza.

Cecilia Segovia
Docente de Lengua y literatura en escuelas de gestión pública de CABA. Referente y especialista en ESI. Tutora virtual de la Actualización académica en ESI del Instituto Nacional de Formación Docente.

2 comentarios

Archivado bajo Cultura, Debate, Derechos Humanos, Educación, Géneros, trabajadores

El largo viaje de Alejandro Bordón: cine proletario en el Gaumont

El 21 de abril se estrenó en el Gaumont el brillante documental policial que reconstruye la causa armada de homoicidio que tuvo un año y medio preso a Alejandro Bordón, laburante aeronáutico de Monte Chingolo, Lanús. Desde hoy, jueves 5, la función es 12.30.

El documental muestra cómo en este tipo de casos es solo la lucha la que puede sacar a una persona señalada por la policía, el famoso “perejil”, de la cárcel. Es interesante ver el largo camino paralelo que siguen no solo Alejandro, sino también su esposa, Susana Fleitas, quien tuvo que pagar la olla durante ese tiempo, mientras viajaba a visitarlo a Sierra Chica con sus dos hijos y organizaba movilizaciones. Todo esto mientras quienes querían a Bordón en la cárcel la señalaban como “puta”, ya que supuestamente Alejandro había cometido un crimen pasional. Toda la familia, así, sufrió la violencia, no solo física (golpizas en la detención), psicológica (desde la incertidumbre hasta enviar a la familia al penal equivocado por 500km tras un traslado) y simbólica (en los medios, Alejandro negrito chorro de Chingolo, Alejandro asesino por la “puta” de su esposa, etc). En definitiva, las diferentes formas de la violencia institucional.

Mientras se reconstruyen los puntos flojos de los acusadores el documental relata sumariamente la historia del sistema policial y muestra a través de este ejemplo concreto cómo la policía y el sistema judicial son parte de lo mismo. Cómo, al afán de aparecerse como héroe a cualquier precio, de un policía que vuelve del trabajo se le prenden jefes policiales aliados con la política de la seguridad en complicidad con los medios, fiscales cortos de vista y jueces poco expeditivos… por lo menos. Contra toda ilusión de una justicia en este sistema, “justa”, demuestra que la justicia es de clase. A la vez, la fotografía y el sonido genera un impacto emocional que no puede hacernos menos que interesarnos por las causas armadas hoy.

Lamentablemente son decenas las causas armadas contra pibis del conurbano. La misma Susana Fleitas sigue aun colaborando con la Coordinadora contra las Causas Armadas que toma a estos presos sociales que a veces desde los organismos de DDHH se consideran como un tema “aparte”.

Gran aporte, en suma, de este documental, para dilucidar las mutaciones del Estado como justiciero para el Capital, en su permanente ataque a la clase trabajadora. Vayamos a verlo, en su tercera semana al cine Gaumont a partir de hoy, 5/5 pasando al horario de 12:30hs.

G.D.

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura, Debate, Derechos Humanos, trabajadores

1 de mayo: día del trabajador

En 1885, una circular recorrió de mano en mano entre trabajadoras y trabajadores en Estados Unidos. Era un llamamiento a realizar acciones de toda clase el 1° de mayo de 1886:
“¡Un día de rebelión, no de descanso! Un día no ordenado por los voceros jactanciosos de las instituciones que tienen encadenado al mundo del trabajador.
Un día en que el trabajador hace sus propias leyes y tiene el poder de ejecutarlas! Todo sin el consentimiento ni aprobación de los que oprimen y gobiernan. Un día en que con tremenda fuerza la unidad del ejército de los trabajadores se moviliza contra los que hoy dominan el destino de los pueblos de toda nación. Un día de protesta contra la opresión y la tiranía, contra la ignorancia y la guerra de todo tipo. Un día en que comenzar a disfrutar ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso, ocho horas para lo que nos dé la gana.”

 El 1º de mayo de 1904 Lenin iniciaba su proclama a los y las trabajadoras con las siguientes palabras:

¡Camaradas obreros! Se acerca el Primero de Mayo, día en que los obreros de todos los países conmemoran su despertar a una vida con conciencia de clase, su solidaridad en la lucha contra toda violencia y toda opresión del hombre por el hombre, en la lucha por liberar a millones de trabajadores del hambre, la miseria y la humillación. Dos mundos se alzan frente a frente, en esta grandiosa lucha: el mundo del capital y el del trabajo, el mundo de la explotación y la esclavitud, y el de la fraternidad y la libertad.

Por una parte, hay un puñado de ricos parásitos. En sus manos se concentran los talleres y las fábricas, las herramientas y las máquinas. Han convertido millones de hectáreas de tierra y montañas de dinero en su propiedad privada. Han hecho del gobierno y el ejército sus criados, fieles guardianes de la riqueza que han acumulado.

Por otra parte, hay millones de desheredados, obligados a suplicar a los ricos el permiso de trabajar para ellos. Crean con su trabajo toda la riqueza, mientras ellos mismos tienen que luchar toda la vida por un pedazo de pan, mendigar el trabajo como una limosna, agotar sus fuerzas y arruinar su salud en trabajos insoportables, pasar hambre en las chozas de las aldeas y en los sótanos y buhardillas de las grandes ciudades”.

Con estos párrafos queríamos conmemorar tan importante fecha para las y los trabajadores del mundo, en tiempos en que nos quieren engañar diciéndonos que se celebra el día del trabajo y no del trabajador tenemos que remarcar a fuego que se conmemora un día de lucha y conciencia de la clase obrera como tal. El trabajo es el terreno donde las dos clases en pugna  miden su relación de fuerzas, lo que es ganancia para unos es perdida para otros, la fábrica, el taller, las oficinas son escenarios donde se lleva adelante el proceso de apropiación del producto del trabajo de millones por un puñado de parásitos.

No es un día de festejo es un día de lucha y conciencia de clase. Es un día que debemos utilizar para tirar por tierra la mentira de que la lucha de clases no existe más. Ésta es el motor de la historia y no se va a acabar hasta que no se acabe la explotación de una clase sobre otra, hasta que la clase obrera tome el mando de la sociedad para liberar a millones del hambre y la miseria para poner de pie un programa de gobierno que permita un uso racional de los recursos para el mayor nivel de vida posible de toda la población.

Equipo de El Roble

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Históricas, Internacionales

«A les compas que caen en cana no se los abandona»

En las inmediaciones del penal de Ezeiza el sábado 23 de abril se desarrolló una actividad en el acampe de la coordinadora por la libertad y el desprocesamiento de todxs lxs presxs políticxs por luchar. Dicho acampe se mantiene desde el día 20 de abril y hasta el 29 del mismo mes, momento en el cual se daría a conocer el fallo sobre la extradición de Facundo Molares.

En la mesa expusieron sobre la situación de los 3 compañeros detenidos en el marco de la movilización contra el acuerdo con el FMI el 10 de marzo: Jaru Alexander Guerrero Rodríguez, Julián Lazarte y Oscar Santillán. Además de ellos hay otrxs imputadxs. Por otra parte comentaron la situación de distintos procesados a causa de acciones de lucha y callejeras.

En un comunicado del 9 de abril, desde la coordinadora decían: «reclamamos por Karen Marin, presa producto de una causa armada, como así también por los siete detenidxs por el señalamiento contra el multimedio Clarín; porque protestar no es delito, reclamamos la absolución de lxs estudiantes universitarixs de Córdoba y de Río Negro, procesadxs por la toma de la UNC en 2018, el desprocesamiento de lxs piqueterxs de Jujuy y Misiones y el cese de causas judiciales de todxs los procesadxs por luchar; Repudiamos al gobierno de Larreta y su policía de la Ciudad de Buenos Aires que quiso impedir con un operativo de seguridad el acampe piquetero en la 9 de julio y reprimió después del acampe a los miembros del polo obrero secuestrando el camión de reparto de alimentos, condenamos al Gobierno de Arcioni y la justicia de Chubut que procesa y allana domicilios de los manifestantes que rechazan la megamineria a cielo abierto, Decimos ¡NO ES NO!; Manifestamos la solidaridad con los docentes y estudiantes de Río Negro quienes el 11 de mayo serán enjuiciados como así también por los 23 compañeros y compañeras procesados en Neuquén; porque maternar no es delito, exigimos la libertad en Paraguay de Laura Villalba y recordamos la impunidad sobre los infanticidios de Liliam y Maria Carmen, al tiempo que preguntamos ¡¿dónde está Lichita?!, también exigimos la libertad a Carmen Villalba; queremos que se detenga la persecución al pueblo mapuche, cese de hostigamiento a las comunidades y al Lonko Facundo Jones Huala, como también por los presos políticos en Venezuela, en Chile, en Perú y el mundo».

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Derechos Humanos, Gacetillas de Prensa, Históricas