Archivo de la categoría: Economía

Opinión: “Una nueva situación política en el país”

Levantado de ANRed. Tras leer un interesante artículo de Eduardo Lucita, de EDI (Economistas de Izquierda), sobre una nueva situación política, signada acaso por la polarización social, decidimos ponernos en contacto con él tanto para difundir estos razonamientos como para hacerle algunas preguntas sobre el mismo. Por RNMA.

eduardo-lucita-7a667

 

Enredando Las Mañanas: Hay marcas, indicios, desde lo social de que se está ingresando en un momento de polarización de la sociedad ¿Podrías comentarnos un poco las distintas implicancias de este artículo?

Eduardo Lucita: La idea general del artículo, después de la fuerte dinámica social que hubo durante el mes de marzo y hasta los primeros días de abril, es un poco que, en el marco de una crisis económica que no se resuelve, que por momentos hay indicadores de que se profundiza, de que la inflación vuelve a recrudecer, que los brotes que no brotan, etc, etc, la clases y fracciones de clase están tomando posición en el enfrentamiento, preparándose para una confrontación tal vez de mayor alcance.

En este proceso de la dinámica social, de todas estas 5 o 6 grandes movilizaciones que hubo, la del primero de abril fue claramente una expresión de sectores de las clases medias y medias altas urbanas, una expresión de apoyo al gobierno pero también bajo la bandera de la defensa de la democracia, que en realidad es un eufemismo porque no está en juego la democracia ni la caída del gobierno acá. Lo que hay es un pedido de mayor profundización del gobierno de las medidas.
En el otro lado hemos tenido 5 marchas importantes de las cuales hay dos que tienen, por su propia convocatoria, por su propia composición, es una composición, valga la redundancia, de tipo policlasista: la del día internacional de la mujer, que no obstante tuvo una corriente de mujeres trabajadoras muy importante en su seno, y el día de la memoria, el 24 de marzo que, bueno, eso es policlasista por pura naturaleza. Pero después tuvimos 3 marchas de fuerte presencia de trabajadores, obreros, sindicatos: la convocatoria de la CGT, el día 7 de marzo, que terminó con la estampida de los dirigentes, escapándose como podían; la marcha federal docente, que fue muy importante, 50, 60, 80 mil, no se cuantos miles de trabajadores docentes y por último las de las dos CTA del 30 de marzo, que fue claramente una marcha de trabajadores.

O se, en el conjunto de esta dinámica social la clase obrera ha demostrado la centralidad que tiene en nuestra sociedad capitalista. Esa es un poco la idea. Si uno quiere llevarlo más gráficamente, el día del paro del 6 estaba la clase obrera parada y sus principales destacamentos, o destacamentos más avanzados, cortando la ruta y haciendo piquetes y en Puerto Madero estaban los más claros representantes del conjunto de las clases dominantes discutiendo que van a hacer de aquí para adelante. O sea, las dos clases, las dos en pugna, están posicionándose, digamos.

ELM: Por un lado paro por otro Macri. Pese a esta importante movilización social la reacción del gobierno es no ceder sino profundizar el modelo y la represión, lo que significaría un aporte a esta polarización ¿No es cierto?

E.L: Si. Lo que pasa es que el gobierno no tiene posibilidades de dar marcha atrás, en general yo diría que el que no tiene posibilidad de dar marcha atrás en esto es el capitalismo argentino, la crisis es la crisis del capitalismo argentino, entonces la única salida concreta que tiene es esto: producir una gran derrota social, producir una profunda transferencia de recursos para poder retomar el proceso de acumulación y reproducción de capitales, que está parado hace varios años.

Lo otro, dar marcha atrás, sería entrar en una crisis fenomenal, o sea, el capitalismo no se puede permitir eso ¿Entendés? Por eso el macrismo no tiene plan B. Ya lo están criticando que es demasiado gradual el ajuste que está haciendo, y ese gradualismo se verifica en el rebrote de la inflación. No es compatible una política gradual, de baja de la inflación gradualmente, por etapas, como quiere Sturzenegger, manteniendo el alto nivel de déficit fiscal que tiene la Argentina ya desde hace varios años, porque este gobierno tiene el mismo déficit fiscal que dejó el gobierno anterior, entonces, allí están en esa encerrona, no pueden dar marcha atrás.

ELM: En cuanto a eso ¿El gobierno como va pensando las legislativas que se van a llevar en octubre teniendo en cuenta este retroceso de la economía?

E.L: A mí me parece que en estos días una discusión interna que había en el gobierno, que era entre los sectores más políticos del gobierno y el Banco Central, se ha definido a favor del Banco Central. Por eso la respuesta inmediata de ayer al incremento de la inflación, el Banco Central subió nuevamente las tasas de interés, las subió un punto y medio, están en 26,5. Es decir, va a profundizar la recesión económica.

Es decir, el gobierno ya no apuesta a ganar las elecciones por una mejora sustantiva en la economía sino que apuesta a ganarla porque el impacto de quebrar la inflación se supone que va a ser importante. O sea, el gobierno está haciendo “la gran Alsogaray”, Alsogaray el viejo Alsogaray, que decía “pasar el invierno”, acá yo le digo “la gran Alsogaray” porque el gobierno tiene que pasar el otoño y el invierno, para llegar a la primavera electoral con alguna mejora que le permita… pero, de todas maneras, lo que tiene en términos electorales a su favor el gobierno es que en frente no tiene nada. La oposición del peronismo en general sigue metida en un berenjenal que no encuentra salida, no sé como van a resolver alguna candidatura única, si es que la pueden resolver ¿No? O sea, eso lo tiene a su favor el gobierno.

ELM: Sobre esto una duda, discutiendo con unos compañeros, decían que el rumbo económico iba a significarle a Macri una gran derrota en las elecciones, yo planteaba que, si bien eso le disminuía cantidad de votantes, también como efecto de la polarización social ganaba votantes a partir de un voto bronca, de un voto de odio de clase.

E.L: Las entrevistas que se puedan haber hecho el primero de abril, el sector que fue a la plaza el primero de abril es el núcleo duro del macrismo. Es decir, el macrismo tiene un piso duro, controlado, que es el 20%, o sea, es una minoría intensa. Es lo mismo que ir al kirchnerismo fundamentalista, que es otra minoría intensa, entonces ahí las respuestas van a ser, de un lado, este gobierno se tiene que ir mañana y del otro lado, este gobierno no va a ceder, etc.
Ahora, a mi juicio, el gobierno ha cambiado, porque si uno ve el discurso del primero de marzo del año pasado, era un discurso que abría la mano, que quería una alianza con distintos sectores, etc. ahora, el discurso de este primero de marzo… Ahí marcó la cancha. Es decir, empezó a diferenciarse nuevamente muy fuerte del kirchnerismo, lo eligió a Baradel como el enemigo público número uno… Porque en realidad el que politiza la cuestión docente es el gobierno.
Ahora, del gobierno me parece que la estrategia es, como la resistencia de la inflación es más fuerte de lo que pensaba, dicen “no vamos a ganar las elecciones por vía de la economía, las vamos a ganar por la vía de volver al enfrentamiento con el kirchnerismo” diciendo, “si perdemos las elecciones esta gente vuelve, y es un desastre”, eso me parece que es lo que están haciendo.
Yo también al principio creía que el gobierno iba a hacer una apuesta a recuperarse económicamente para estar mejor posicionado en las elecciones, bueno, obviamente no es así.

ELM: Agradecemos la entrevista, como siempre cuando tenemos alguna duda decimos preguntemos a Lucita.

E.L: Muchas gracias, pero hay que seguir esto día a día, porque hay una nueva situación política, que la clase obrera haya entrado masivamente en escena, más allá de la burocracia, no es un dato menor, entonces creo que tenemos que estar muy atentos a todo lo que está pasando.

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Economía, Exclusivos web, General

Crisis industrial: Se agrava la situación en los parques industriales

En la provincia son varias las empresas que se encuentran con conflictos que van desde recortes, reducción de horas de trabajo, suspensiones, despidos efectivos hasta amenazas de cierre. Entre ellas podemos mencionar a Mabe, multinacional de origen mexicano líder en la fabricación de líneas blancas, que ya dejó sin trabajo a 20 operarixs y recientemente anunció que planea despedir alrededor de 60 trabajadorxs y limitarse, a fines de marzo, a un solo turno de producción.

Por su parte, según las últimas informaciones, la patronal de Tecnocom (empresa dedicada a la elaboración de mangueras y compuestos de plástico de PVC) arregló ocho retiros voluntarios al 80% de lo que les corresponde a lxs trabajadorxs e iniciará con suspensiones de jueves a sábado al 20% del salario.

Cabe mencionar que en los últimos meses cerraron varias fábricas, entre las que podemos nombrar a la Cerámica San Lorenzo, la fábrica Alpargatas, ambas ubicadas en Villa Mercedes, como así también la textil Herzo, situada en Concarán.

Esta situación generalizada que se vive en los parques industriales de la provincia se encuentra en consonancia con el profundo proceso de deterioro de las condiciones de trabajo y empleo que atraviesa el país.

Mientras tanto, el gobierno provincial ha mantenido reuniones con dirigentes sindicales y anunció que lanzará el “plan de lucha contra la pobreza” en conjunto con los gremios, para hacer frente a la situación desconcertante que atraviesa la industria. Sin embargo, esta medida no propone una solución de raíz a un proceso avanzado y progresivo de descomposición de los parques industriales provinciales, que han abandonado ya su “esplendor” característico de los años noventa, fruto de las leyes de promoción industrial, para llegar a una etapa actual crítica.

Desde La Bulla, dialogamos con Ariel Guibelalde, delegado de Tyrolit, quien nos narra de manera detallada la situación de los parques industriales de San Luis, sumado a un análisis pormenorizado en torno a la crisis industrial que atraviesa el país y el papel que juegan las patronales, los sindicatos y los gobiernos.

https://archive.org/embed/ArielDelegadoTyrolitCrisisIndustrial

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Exclusivos web, General, Sindicales

La conflictividad al palo: marzo arranca caliente

Levantado de Indymedia. Por Eduardo Lucita. El año comenzó mal para el gobierno. En enero y febrero la economía y los mal llamados “errores” golpearon fuerte su credibilidad. En marzo la conflictividad social ocupará el centro de la escena política del país.

La conflictividad al...
Marzo condensará las tensiones acumuladas desde hace 15 meses. Para el 6 y 7 de este mes se anuncian paros docentes en todo el país, el mismo 7 será la movilización de la CGT, el 8 el paro de las mujeres y el 13 concentrarán los movimientos sociales. Finalmente el 24 la marcha anual por la Memoria, la Verdad y la Justicia. ¿Todo culminará en un paro nacional antes de que finalice marzo?

El año comenzó mal para el gobierno. En enero y febrero los datos económico-sociales y los mal llamados “errores” no forzados golpearon fuerte su credibilidad. Los cortes de energía en un verano por demás caliente alimentan el malhumor social. Marzo se anuncia como un mes donde la conflictividad social ocupará el centro de la escena política del país.

La “Revolución de la alegría”, inspirada en el filósofo de cabecera Alejandro Rozitchner, y la generación de expectativas positivas, pergeñadas por el asesor Durán Barba, parecen haberse tomado unas vacaciones tan largas que abarcan todo el trimestre. En enero los piquetes batieron records a razón de nueve por día en todo el país, mientras que los despidos, las suspensiones y el cierre de fábricas fueron nuevamente noticia.

Recesión larga

Es un secreto a voces que al asumir el gobierno Macri la economía estaba en problemas con serios desequilibrios estructurales, pero que no estaba en crisis, que fue provocada como forma de frenar la inflación. (La vieja receta neoliberal: desactivar la demanda hasta que esta se equilibre con la oferta). La recesión fue un objetivo buscado desde el inicio, pero la caída que el gobierno estimaba fluctuando del 1 al 1,5 por ciento del PBI se desbordó. Según los últimos datos del Indec en 2016 la economía cayó 2,3 por ciento aunque estimaciones privadas van de 2,5 a 2,7 por ciento).

Esto es lo que explica por qué los pronósticos oficiales de que la economía comenzaría a recuperarse en los inicios del segundo semestre del año pasado fueron a parar al último trimestre primero, luego corridos al primero de este año y ahora al segundo.

El ministro Nicolás Dujovne acaba de decir que la recesión ha parado. Se apoya en datos del Ministerio de la Producción que dice haber detectado brotes verdes en la actividad agraria, en la automotriz y en un repunte de las ventas a Brasil. Sin embargo datos del Indec muestran que en enero la construcción se contrajo nuevamente en 2,4 por ciento y que la actividad industrial retrocedió 1,1, no obstante el efectivo repunte de la rama automotriz, especialmente en vehículos utilitarios y para exportación.

Los especialistas en seguimiento del consumo dan cuenta de que las ventas en autoservicios, supermercados y almacenes ha vuelto a caer y no se espera que hayan mejorado en febrero, responsabilizan de esta baja a una caída en el poder adquisitivo de los consumidores del 6 al 8 por ciento en 2016. En tanto que la inflación resultó más resistente a la baja que lo previsto, por eso el BCRA no continúa con la reducción de la tasa de interés. Si algo faltara su titular, Federico Sturzenegger acaba de decir que “se vienen tres meses delicados en materia de inflación”. Obviamente se cubre ante el impacto de las subas programadas en agua, luz, gas y transporte y ante los previsibles ajustes en las naftas, los peajes, las prepagas y los colegios privados. Todo influye en la demanda, de ahí la importancia del resultado de las paritarias.

¿Errores?

La economía no es todo. En las atribuladas jornadas veraniegas el presidente ha tenido que enfrentar lo que cierta vulgata analítica llama “errores no forzados”, que a medida que se corre el velo que pretendía cubrirlos se ve que de forzados no tienen nada, tampoco entran en la categoría de “errorismo estatal”.

¿Qué error puede haber en el intento de resolver el concurso preventivo del Correo Argentino de la forma que se lo intentaba resolver? ¿Alguien forzó al ministro de Comunicaciones? ¿Quién puede creer que el presidente no estaba anoticiado cuando está tan involucrada su familia directa? ¿Fue error intentar pasar de contrabando la modificación del cálculo de la movilidad jubilatoria, que también afecta a los perceptores de la AUH?

La adjudicación a cinco aerolíneas de bajo costo de 136 rutas de cabotaje -precisamente las más rentables de Aerolíneas Argentinas- abre nuevas sospechas. Es que una de las cinco empresas -Avian- está directamente vinculada con la familia Macri. ¿Otro conflicto de intereses por error? El caso del titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Gustavo Arribas, abrió la caja de pandora de las coimas del grupo Odebrecht en el país, que ahora se extendió al financiamiento de soterramiento del Ferrocarril Sarmiento y la adjudicación a un consorcio integrado por una empresa cuyo titular es un pariente del presidente.

De la mayoría de estos “errores” el presidente busca deshacerse rápidamente -retroceder en chancletas se dice en el barrio-. Así de buscar una “solución integral para el Correo se paso a la vuelta a fojas cero. Del intento de modificar subrepticiamente el índice de cálculo de la movilidad, se lo anuló rápidamente; de intentar trasladar el feriado del 24 de marzo a dejar todo como estaba. La credibilidad del presidente y de la capacidad de gestión de su gobierno están en baja, y esto salpica también a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, todo en un año electoral.

La conflictividad al palo

Estudios de campo dan cuenta que la conflictividad laboral está en ascenso. El 55 por ciento en el sector público -mayoritariamente por salarios- y el 45 en el privado -mayoritariamente por despidos y suspensiones- pero se constata que en este sector muchos conflictos se procesan por fuera de las organizaciones sindicales. En los barrios las multisectoriales contra el tarifazo se están rearmando mientras que el alza continuada de los precios, los recortes en planes sociales, los cortes de energía alimentan el malhumor en vastos sectores de la población.

Una rápida lectura al discurso presidencial en la apertura de las sesiones legislativas no da la impresión que alcance para revertir el estado de ánimo general. Volvió a hacer eje en los tres objetivos principales de su presidencia: pobreza cero, lucha contra el narcotráfico y unidad nacional. Es difícil encontrar avances sustantivos en alguno de ellos.

Marzo condensará todas estas tensiones. Al momento de redactar esta columna se espera para el lunes 6 una fuerte movilización docente, primera parte de un paro nacional de 48 horas que culminará el martes 7. Ese mismo día la CGT bajo la presión de los sindicatos industriales -especialmente la UOM, el calzado y los textiles- aceptó a regañadientes encabezar la marcha hacia el Ministerio de la Producción convocando a otros sectores económicos y políticos. El miércoles 8 el movimiento de mujeres que está tomando una envergadura y masividad que parece no tener techo, será un eslabón más de la huelga internacional de mujeres. El lunes 13 será el turno de los movimientos sociales que combinarán sus reivindicaciones por aplicación de la Ley de Emergencia Social con valores religiosos ya que es el cuarto aniversario de la asunción del Papa Francisco. Finalmente el viernes 24 será la marcha anual por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

De la participación masiva y activa en todas y cada una de estas movilizaciones depende que se fuerce a la dirigencia a convocar a un paro general que ponga freno al ataque al salario y a las condiciones de vida de los trabajadores y los sectores populares.

Eduardo Lucita, integrante del colectivo EDI (Economistas de Izquierda).

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Economía, Exclusivos web, General

¿Reparación histórica o estafa histórica?

Levantado de Red Eco. Se ha anunciado que con el pago de los haberes de diciembre, 600.000 jubilados van a estar cobrando el reajuste que corresponde al programa de reparación histórica instrumentada por el gobierno nacional. Mario Diamonte, referente nacional de Jubilados Clasistas dio sus opiniones respecto a la implementación de este programa. Por Mario Hernandez

jubilados-reclaman

M.H.: Ya empezamos a ver los primeros “brotes verdes” de la reparación histórica a los jubilados.
¿Qué opinión te merece este tema?

M.D.: En principio hay una opinión generalizada de los beneficiarios que están absolutamente desencantados. Apenas una minoría obtuvo aumentos de entre 2 .000 y 3.000 pesos y el resto son aumentos ridículos que promedian el 10.5% por lo que en realidad la famosa reparación histórica se ha convertido en la estafa histórica, cosa que anticipamos.
Estos 600.000 jubilados que recibieron el ajuste son aquéllos que no iniciaron juicios y en orden decreciente desde los mayores de 80 años a los más jóvenes. Ese ajuste es absolutamente miserable y además el beneficiario lo tiene que homologar con un acuerdo con el Anses y si no lo hace dentro de los 6 meses pierde el ajuste que le otorga la ley.
Es muy probable que muchos opten por iniciarle un juicio al Anses, por el hecho de que no hay retroactivos, solo hay ajuste. Porque en los casos en los que no se inició juicio al beneficiario solo le corresponde el ajuste y no el retroactivo. En general, por los datos que tenemos, excepto los que están en una situación sumamente complicada, mantienen el juicio.

M.H.: ¿Hablamos de 450.000 juicios?

M.D.: Hay quienes dicen que son 700.000. Es un dato sobre el que no tenemos mayores precisiones.

M.H.: Tomando la cifra oficial de 450.0000 y siendo 2 millones los beneficiarios de los reajustes de haberes, habría un 25% de jubilados que no serían beneficiarios del reajuste porque ya tienen sus juicios iniciados.

M.D.: Sí, pero no se sabe cuántos son realmente los que realmente van a ser beneficiarios de esta ley. Hay quienes hablan de un millón. Todo está muy inflado y el objetivo de inflar las cifras tiene que ver con el hecho de que el gobierno plantea que para el año que viene va a haber un gasto de 75.000 millones de pesos destinado a la reparación histórica, lo que está muy lejos de la realidad. Es para justificar meter mano en el fondo de garantía y sustentabilidad (FGS) y liquidar las acciones de empresas privadas en poder del Anses que es un paquete de dinero muy grande.

M.H.: Son acciones de empresas de primera línea que quieren recuperar esos títulos que en su momento pasaron a ser propiedad del Estado nacional cuando se estatizaron las Aseguradoras de fondos de pensión (AFJP).

M.D.: Exactamente, eran acciones que tenían las AFJP que habían adquirido como inversiones por los fondos de los jubilados y cuando se produce la nacionalización pasan al poder del Anses y esto lo habilita para tener directores en las empresas.

M.H: Esto de las AFJP no solamente fue una estafa sino que lo sigue siendo porque tengo entendido que todavía hay jubilados que cobran un haber ridículo a través de ese sistema.

M.D.: Es un tema que estamos siguiendo muchísimo. Son un grupo de compañeros de rentas vitalicias, muchos de ellos integrantes de Jubilados Clasistas. El tema es que cuando se nacionalizaron las AFJP había un sector de esos jubilados que se calculan son 300.000.

M.H.: Cómo difieren tus datos de los oficiales, porque el gobierno afirma que son 130.000.

M.D.: El tema de las rentas vitalicias es que los jubilados, o quienes estaban por jubilarse a través de las AFJP, eran tentados con las rentas vitalicias y pasaban sus aportes acumulaos como capital a una aseguradora que le garantizaba a la persona una renta durante el resto de su vida. Lo que sucedió es que cuando se realiza la nacionalización, en el artículo 5º de la ley, quedan fuera de la nacionalización. Hay toda una argumentación legal para esto, la Ley 24.241 establecía un sistema público con dos componentes, uno privado, de las AFJP, y otro estatal que era el sistema de reparto. Cuando se nacionalizan las AFJP lo que era sistema público pasa sin problemas, pero lo que eran rentas vitalicias estaban en las aseguradoras que eran privadas.
En realidad a toda esta gente la estafaron, por muchas razones pero, sobre todo, porque muchos habían optado por una renta en dólares que luego fue pesificada, la actualización que recibieron fue tan ridícula que efectivamente hoy los haberes que perciben estas personas en promedio son de 700 pesos.
Lo que se está hablando en diputados, con Néstor Pitrola y otros, es el hecho de que todos los jubilados que están en rentas vitalicias pasen al Sipa (Sistema Integrado Provisional Argentino) y esto está en principio aprobado en la Comisión previsional del Congreso, pero de ahí va a tener que pasar a la Comisión de Presupuesto y recién entonces al Plenario de Diputados, así que esto puede llevar un largo proceso y, mientras tanto, los compañeros siguen penando y te puedo asegurar que quieren incendiar todo.

M.H.: El sistema de las AFJP desde sus inicios era una estafa. Recuerdo que yo era el único afiliado que había en el Banco Río al sistema estatal, el resto de mis compañeros estaban en las AFJP y en una oportunidad me llamaron de la Oficina de personal, yo había sido delegado general del banco durante muchos años y el Gerente de personal me preguntó por qué yo era el único que no estaba en una AFJP. Le dije que ese sistema había sido un fracaso tanto en EE. UU., como lo iba a ser en Chile y otros países. No me pudo replicar nada porque conocía bien el tema. Así quedé como la mosca blanca.

M.D.: Recordarás que la burocracia sindical de esa época, que todavía hoy muchos dirigen los sindicatos, tenían sus propias AFJP y los delegados eran comisionistas. Esa fue una gran lucha política. Donde yo trabajaba también era delegado y logramos que una gran cantidad de compañeros quedaran en el reparto y la burocracia estaba enfurecida.

M.H.: Los sindicatos tenían sus aseguradoras, sus negocios y sus ART vinculadas, parte de ese sindicalismo patronal, empresario que hoy sigue vigente fueron cómplices y partícipes de la estafa a los trabajadores.

M.D.: También era una estafa porque te comían en comisiones el 35% de la capitalización, que era una brutalidad desde cualquier punto de vista.

M.H.: Ya había fracasado el sistema en EE. UU. y en Chile ahora se está viendo lo que de alguna manera se conocía desde hace 20 años atrás.

M.D.: En Chile lo que está sucediendo es que hasta hace muy poco tiempo no había jubilados por el sistema privado y ahora se están empezando a jubilar quienes están en las AFJP. Estas funcionan como fondos de inversión, hacen sus inversiones en este sistema financiero que hoy está en boga en el mundo y en la actualidad las tasas son negativas. Entonces, el negocio financiero se hundió y con ellos las inversiones de los pobres jubilados que tenían su capital en las AFJP. Este es el caso de Chile. Por eso es tan encarnizada la lucha de los jubilados chilenos, es como el caso de las rentas vitalicias acá.

TOMADO DE RED ECO

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Economía, General, Históricas, Jubilados