Archivo de la categoría: Economía

La Lucha Por Nuestros Ferrocarriles

El pasado 16 de septiembre, en el IMPA, tuvo lugar el Segundo Encuentro por la Recuperación y el Control Popular de los ferrocarriles. En él se dieron cita diferentes organizaciones de usuarios y de trabajadores ferroviarios de distintas líneas; junto a la participación de profesionales, investigadores y el periódico El Roble.

decreto trenes

En esta segunda oportunidad de reunirnos, profundizamos el análisis acerca de por qué se da en manera tan desigual la inversión y desarrollo de los ferrocarriles a nivel nacional. Y cuáles podrían ser las alternativas que se pueden presentar al modelo de desguace actual.

De las diferentes exposiciones se pudo observar la importancia que tiene para China la exportación de capitales hacia la Argentina y en particular al transporte. Por ejemplo, por su rol como exportador de capital, que lo llevó del puesto 33 a nivel mundial, al 3er lugar. Su altísimo nivel de producción de gases contaminantes, debido a la intensidad y su modo de producción, que la obligan a buscar nuevos espacios geográficos a dónde trasladar su producción, como Taiwán, Vietnam, Birmania, Argentina, etc.. La creciente necesidad de combustibles fósiles, carbón (principal fuente de energía en sus industrias), cereales y agua; que la lleva a buscar esos recursos en el mundo. Por todo ello es que necesita invertir en los citados rubros en la Argentina y en el transporte, que le permita llegar a los puertos. Junto a la forma de asegurarse un mercado cautivo, dependiente tecnológicamente de sus industrias y tecnologías. Además de negarnos de este modo, cualquier posibilidad de desarrollo autónomo.

También se trató en el encuentro, lo referido a los crecientes negocios inmobiliarios en torno a los bienes inmuebles dependientes de los ferrocarriles. Y por otro lado, las contrataciones y sesión de obras faraónicas innecesarias, a familiares y amigos de los funcionarios actuales y anteriores. Que en la mayoría de los casos no responden a mejoras de los servicios de transporte.

Por otra parte se expuso acerca de la ambigüedad entre el discurso oficial que niega cualquier posibilidad de actividad industrial propia e independiente; como también la recuperación de los trenes de pasajeros hacia el interior del país; pero suele bregar por el transporte ferroviario de cargas. Sin embargo, Belgrano Cargas, de la Empresa Trenes Argentinos –del Estado Nacional- sufre descarrilamientos de trenes todas las semanas en diferentes puntos de nuestro territorio. Cabe destacar que las locomotoras son retiradas de estos lugares y los vagones son “abandonados” y las  vías emparchadas hasta el próximo accidente. Esta incoherencia demuestra que es un discurso vacío el de la recuperación de los trenes, el del Plan Belgrano, como también el desinterés y la desidia a la que se somete a este sistema. Como de costumbre, las inversiones van hacia donde les interesa a los empresarios privados y no hacia el interés de nuestro pueblo.

Por todo ello, creemos fundamental salir a disputar Nuestros Ferrocarriles, como una “Política de Estado”. Ya que es éste medio un articulador de industrias y tecnologías, como también  la herramienta capaz de comunicar a todo el territorio entre sí y con los países limítrofes.

Para esto es necesario impulsar la acción de un sistema de transporte Multimodal que complemente y no superponga las diferentes formas de transporte que existen en nuestro país. Y esto no será posible a menos que sigamos impulsando espacios plurales como éste encuentro. Para que se haga visible esta lucha por OTRO MODELO DE PAÍS, un modelo productivo, con Soberanía Política e Independencia Económica.

Por Alejandro.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, General, Transporte, Versión Papel

Conflictos laborales, negociación colectiva y mercado de trabajo. Informe de coyuntura del Observatorio del Derecho Social e la CTA Autónoma (II trimestre 2017)


conflictos laborales

Síntesis estadística

Conflictividad laboral

  • En el segundo trimestre del año registramos un total de 207 conflictos laborales, lo que implica una caída del 13% respecto del mismo período del año anterior.
  • Esta caída se explica exclusivamente por la reducción de los conflictos en el sector privado a nivel de empresa, que pasaron de 73 en el II trimestre de 2016 a 46 en II trimestre de este año.
  • Por el contrario, los conflictos en el sector público y en el sector privado a nivel de actividad se mantienen sin mayores variaciones, tanto en la comparación con el mismo trimestre del año anterior como respecto del primer trimestre de este año.
  • Los motivos de la conflictividad laboral continúan mostrando un patrón diferenciado según los distintos sectores y niveles. En el sector público los reclamos salariales siguen siendo mayoritarios. Por su parte, en el sector privado estos reclamos predominan en los conflictos por actividad, mientras que a nivel de empresa el 80% de los conflictos se vincula con situaciones de crisis.
  • A lo largo del primer semestre del año la respuesta estatal y patronal a los reclamos de los trabajadores ha incluido al menos 29 detenciones de dirigentes y activistas, 12 casos de represión física y 25 casos de amenazas, persecución y/o amedrentamiento contra quienes impulsan los conflictos.

Negociación colectiva

  • La negociación colectiva durante el primer semestre de este año mostró un comportamiento diferenciado. Por un lado, se profundizó la caída de las homologaciones de convenios colectivos de trabajo (tan solo un convenio por actividad y 17 convenios por empresa). Por el otro, se duplicaron los acuerdos a nivel de actividad, principalmente como consecuencia del desdoblamiento de muchas negociaciones durante el año 2016.
  • Los acuerdos salariales celebrados en la primera mitad de este año establecieron en su gran mayoría incrementos de entre el 20% y 25% anual. Casi todos los acuerdos distribuyeron el aumento en cuotas a lo largo del año.

Mercado de Trabajo

  • En lo que va del año el salario real de los trabajadores registrados del sector privado volvió a mostrar un retroceso, cayendo tanto en los meses de febrero y marzo. Si bien en abril y mayo volvieron a registrarse incrementos interanuales, ello se vincula con el hecho de comparar con el momento más crítico del año 2016. Sin embargo, no hay evidencia de que el salario real esté incrementándose, más bien todo lo contrario.
  • La cantidad de trabajadores registrados en el sector privado volvió a retroceder en los meses de abril y mayo, en gran medida debido a razones estacionales. En la comparación interanual, el empleo registrado se encuentra, en términos absolutos, en valores similares a los de los años 2015 y 2016. Por el contrario, la creación de puestos de trabajo en este período se explica fundamentalmente por el incremento de los monotributistas, las trabajadoras de casas particulares y los asalariados del sector público.
  • Dentro del sector privado, el sector que ha mostrado un mayor dinamismo en los últimos meses ha sido la industria de la construcción. Desde julio de 2016 (punto más bajo de la serie), el empleo creció en promedio un 0,8%, mientras que en la industria de la construcción lo hizo un 8,2% y en las empresas constructoras de más de 100 trabajadores se incrementó un 23,6%.

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Sindicales, Versión Papel

Deuda externa: uno de los grandes problemas de los trabajadores argentinos

Todos escuchamos que la deuda externa viene creciendo a pasos agigantados en los últimos años. En función de este problema, vamos a contestar varias preguntas.

deuda externa

Inicialmente, debemos ubicarnos en el contexto actual. En sus últimos años de gobierno, con la ganancia patronal en baja, y con déficit fiscal creciente (es decir, con un Estado que gasta más de lo que recauda), Cristina Kirchner intentó meter un ajuste, pero solamente pudo concretar parte del mismo. Luego de esto, Macri llegó al poder con la misión de completar ese ajuste.

Primer pregunta… ¿En qué consiste el ajuste que quieren meter? El ajuste consiste en un recorte fiscal (es decir, que el Estado gaste menos), una mayor devaluación, y una mayor precarización y explotación de nuestra mano de obra (quieren pagarnos menos por nuestro trabajo, y quitarnos más derechos laborales).

Sin embargo, dada la resistencia obrera, a Macri no le está siendo sencillo meter el ajuste. Y, como no se puede meter el ajuste directamente, el gobierno necesita financiamiento en el “mientras tanto”.

Segunda pregunta… ¿y por qué el macrismo necesita financiamiento en el “mientras tanto”? Necesita financiamiento porque le bajó los impuestos a varias patronales (eliminó parte de las retenciones a la soja y a la minería, por ejemplo), pero no pudo bajar mucho el gasto público, por la ya nombrada resistencia obrera. Entonces, mientras va avanzando en el recorte (el cual implica, por ejemplo, el aumento de la luz, el gas, el colectivo, el tren, etc.) el gobierno necesita fondos para seguir cubriendo la diferencia entre sus ingresos y egresos. Y por eso toma deuda externa.

Ahora bien… ¿Cuáles son los efectos inmediatos del crecimiento de la deuda externa? Como ya dijimos, por un lado, tomar deuda externa le da a Macri los recursos necesarios para poder meter el ajuste “de a poco” y que no le explote el país por las nubes.

Por otro lado, la deuda externa, como viene en dólares, también le da la capacidad al gobierno de manejar el tipo de cambio, “administrando” la devaluación, para que también, no se le vaya por las nubes. Sin embargo, debemos decirlo: a mediano plazo –seguramente luego de las elecciones de octubre-, todo parece indicar que se viene una devaluación más grande, ya que los patrones la piden a gritos.

Entonces, con el crecimiento de la deuda externa, en el corto plazo, el gobierno se financia, mete el ajuste de a poco, y también mete de a poco la devaluación. En función de esto, podemos decir que la deuda externa es una herramienta que usa el macrismo para que el ajuste sea más “gradual” y que no se le vaya de las manos la protesta social. No obstante, también debemos decirlo: con más o menos gradualidad, el ajuste está pasando, y la clase trabajadora lo está sufriendo.

Pero, ¿qué efectos no tan inmediatos tiene el crecimiento de la deuda externa? El crecimiento de la deuda externa a mediano plazo nos obliga como país a pagar cada vez más intereses, sin pagar el capital. Es decir, es como sacar un crédito, y en lugar de pagarlo a la fecha de vencimiento, solo pagamos los intereses del mismo, y lo renovamos. En resumidas cuentas: vamos a deber lo mismo o más, y además todos los años estaremos pagando intereses. Esto hace que en términos concretos, siempre debiendo lo mismo o más, el gobierno esté pagando de intereses de la deuda externa un valor poco menor a lo destinado a salud pública, o casi lo mismo que destina a educación universitaria.

Frente a esta situación, los trabajadores debemos luchar por un gobierno de clase, que asegure salud y educación de calidad para todos los laburantes, y que obviamente desconozca la deuda externa, por fraudulenta y usuraria. Y, frente a esta necesidad, también debemos ser claros: la única posibilidad, dado que los gobiernos patronales son pagadores seriales o tomadores seriales de deuda, es hacer la revolución proletaria.

Por Cristian

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, General, Versión Papel

Opinión: “Una nueva situación política en el país”

Levantado de ANRed. Tras leer un interesante artículo de Eduardo Lucita, de EDI (Economistas de Izquierda), sobre una nueva situación política, signada acaso por la polarización social, decidimos ponernos en contacto con él tanto para difundir estos razonamientos como para hacerle algunas preguntas sobre el mismo. Por RNMA.

eduardo-lucita-7a667

 

Enredando Las Mañanas: Hay marcas, indicios, desde lo social de que se está ingresando en un momento de polarización de la sociedad ¿Podrías comentarnos un poco las distintas implicancias de este artículo?

Eduardo Lucita: La idea general del artículo, después de la fuerte dinámica social que hubo durante el mes de marzo y hasta los primeros días de abril, es un poco que, en el marco de una crisis económica que no se resuelve, que por momentos hay indicadores de que se profundiza, de que la inflación vuelve a recrudecer, que los brotes que no brotan, etc, etc, la clases y fracciones de clase están tomando posición en el enfrentamiento, preparándose para una confrontación tal vez de mayor alcance.

En este proceso de la dinámica social, de todas estas 5 o 6 grandes movilizaciones que hubo, la del primero de abril fue claramente una expresión de sectores de las clases medias y medias altas urbanas, una expresión de apoyo al gobierno pero también bajo la bandera de la defensa de la democracia, que en realidad es un eufemismo porque no está en juego la democracia ni la caída del gobierno acá. Lo que hay es un pedido de mayor profundización del gobierno de las medidas.
En el otro lado hemos tenido 5 marchas importantes de las cuales hay dos que tienen, por su propia convocatoria, por su propia composición, es una composición, valga la redundancia, de tipo policlasista: la del día internacional de la mujer, que no obstante tuvo una corriente de mujeres trabajadoras muy importante en su seno, y el día de la memoria, el 24 de marzo que, bueno, eso es policlasista por pura naturaleza. Pero después tuvimos 3 marchas de fuerte presencia de trabajadores, obreros, sindicatos: la convocatoria de la CGT, el día 7 de marzo, que terminó con la estampida de los dirigentes, escapándose como podían; la marcha federal docente, que fue muy importante, 50, 60, 80 mil, no se cuantos miles de trabajadores docentes y por último las de las dos CTA del 30 de marzo, que fue claramente una marcha de trabajadores.

O se, en el conjunto de esta dinámica social la clase obrera ha demostrado la centralidad que tiene en nuestra sociedad capitalista. Esa es un poco la idea. Si uno quiere llevarlo más gráficamente, el día del paro del 6 estaba la clase obrera parada y sus principales destacamentos, o destacamentos más avanzados, cortando la ruta y haciendo piquetes y en Puerto Madero estaban los más claros representantes del conjunto de las clases dominantes discutiendo que van a hacer de aquí para adelante. O sea, las dos clases, las dos en pugna, están posicionándose, digamos.

ELM: Por un lado paro por otro Macri. Pese a esta importante movilización social la reacción del gobierno es no ceder sino profundizar el modelo y la represión, lo que significaría un aporte a esta polarización ¿No es cierto?

E.L: Si. Lo que pasa es que el gobierno no tiene posibilidades de dar marcha atrás, en general yo diría que el que no tiene posibilidad de dar marcha atrás en esto es el capitalismo argentino, la crisis es la crisis del capitalismo argentino, entonces la única salida concreta que tiene es esto: producir una gran derrota social, producir una profunda transferencia de recursos para poder retomar el proceso de acumulación y reproducción de capitales, que está parado hace varios años.

Lo otro, dar marcha atrás, sería entrar en una crisis fenomenal, o sea, el capitalismo no se puede permitir eso ¿Entendés? Por eso el macrismo no tiene plan B. Ya lo están criticando que es demasiado gradual el ajuste que está haciendo, y ese gradualismo se verifica en el rebrote de la inflación. No es compatible una política gradual, de baja de la inflación gradualmente, por etapas, como quiere Sturzenegger, manteniendo el alto nivel de déficit fiscal que tiene la Argentina ya desde hace varios años, porque este gobierno tiene el mismo déficit fiscal que dejó el gobierno anterior, entonces, allí están en esa encerrona, no pueden dar marcha atrás.

ELM: En cuanto a eso ¿El gobierno como va pensando las legislativas que se van a llevar en octubre teniendo en cuenta este retroceso de la economía?

E.L: A mí me parece que en estos días una discusión interna que había en el gobierno, que era entre los sectores más políticos del gobierno y el Banco Central, se ha definido a favor del Banco Central. Por eso la respuesta inmediata de ayer al incremento de la inflación, el Banco Central subió nuevamente las tasas de interés, las subió un punto y medio, están en 26,5. Es decir, va a profundizar la recesión económica.

Es decir, el gobierno ya no apuesta a ganar las elecciones por una mejora sustantiva en la economía sino que apuesta a ganarla porque el impacto de quebrar la inflación se supone que va a ser importante. O sea, el gobierno está haciendo “la gran Alsogaray”, Alsogaray el viejo Alsogaray, que decía “pasar el invierno”, acá yo le digo “la gran Alsogaray” porque el gobierno tiene que pasar el otoño y el invierno, para llegar a la primavera electoral con alguna mejora que le permita… pero, de todas maneras, lo que tiene en términos electorales a su favor el gobierno es que en frente no tiene nada. La oposición del peronismo en general sigue metida en un berenjenal que no encuentra salida, no sé como van a resolver alguna candidatura única, si es que la pueden resolver ¿No? O sea, eso lo tiene a su favor el gobierno.

ELM: Sobre esto una duda, discutiendo con unos compañeros, decían que el rumbo económico iba a significarle a Macri una gran derrota en las elecciones, yo planteaba que, si bien eso le disminuía cantidad de votantes, también como efecto de la polarización social ganaba votantes a partir de un voto bronca, de un voto de odio de clase.

E.L: Las entrevistas que se puedan haber hecho el primero de abril, el sector que fue a la plaza el primero de abril es el núcleo duro del macrismo. Es decir, el macrismo tiene un piso duro, controlado, que es el 20%, o sea, es una minoría intensa. Es lo mismo que ir al kirchnerismo fundamentalista, que es otra minoría intensa, entonces ahí las respuestas van a ser, de un lado, este gobierno se tiene que ir mañana y del otro lado, este gobierno no va a ceder, etc.
Ahora, a mi juicio, el gobierno ha cambiado, porque si uno ve el discurso del primero de marzo del año pasado, era un discurso que abría la mano, que quería una alianza con distintos sectores, etc. ahora, el discurso de este primero de marzo… Ahí marcó la cancha. Es decir, empezó a diferenciarse nuevamente muy fuerte del kirchnerismo, lo eligió a Baradel como el enemigo público número uno… Porque en realidad el que politiza la cuestión docente es el gobierno.
Ahora, del gobierno me parece que la estrategia es, como la resistencia de la inflación es más fuerte de lo que pensaba, dicen “no vamos a ganar las elecciones por vía de la economía, las vamos a ganar por la vía de volver al enfrentamiento con el kirchnerismo” diciendo, “si perdemos las elecciones esta gente vuelve, y es un desastre”, eso me parece que es lo que están haciendo.
Yo también al principio creía que el gobierno iba a hacer una apuesta a recuperarse económicamente para estar mejor posicionado en las elecciones, bueno, obviamente no es así.

ELM: Agradecemos la entrevista, como siempre cuando tenemos alguna duda decimos preguntemos a Lucita.

E.L: Muchas gracias, pero hay que seguir esto día a día, porque hay una nueva situación política, que la clase obrera haya entrado masivamente en escena, más allá de la burocracia, no es un dato menor, entonces creo que tenemos que estar muy atentos a todo lo que está pasando.

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Economía, Exclusivos web, General