Archivo de la categoría: General

Un ejemplo de solidaridad que enorgullece

Una delegación de la Agrupación Hugo Schwarztman, delegados y activistas de la Línea 60, nos acercaron hoy 20 mil pesos de su fondo de lucha para contribuir con la campaña de la Lista Multicolor de SUTEBA Tigre de cara a las elecciones del 11 de mayo.

Este gesto tan significativo no sorprendió, porque cada vez que salimos a la lucha, los choferes de la 60 estuvieron siempre en solidaridad.

También la conducción Multicolor de SUTEBA Tigre ha estado en solidaridad con las grandes luchas libradas por los choferes de la 60 u otros sectores obreros de la zona norte, apostando a la unidad de la clase trabajadora en su lucha.

Ejemplos así nos reafirman en el camino que venimos recorriendo, de construir una herramienta que defienda los intereses de la docencia y la educación pública, en unidad con las comunidades y con organizaciones de trabajadores como los compañeros.

Gracias compañeros de la 60 por este ejemplo.

¡Unidad de lxs trabajadorxs!

Lista Multicolor de SUTEBA Tigre. 3/5/22.

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, General

Editorial Marzo 2022: «¿Cuál es el poder real?»

Desde hace tiempo ya, los medios afines al gobierno de Fernández e incluso varios funcionarios en declaraciones se refieren al “poder real». Refieren a algo que se encuentra más allá del alcance de leyes o medidas gubernamentales, un poder con el cual el gobierno debe negociar en un tira y afloje constante. Este poder se corporiza en los grandes capitalistas, dueños de empresas y medios de difusión.

En algo tenemos que coincidir: ese poder real existe. Queda claro cuando las empresas despiden a pesar de regir una prohibición de hacerlo  e incluso cuando, sin mediar consecuencia alguna más que el pago de devaluadas multas, resisten órdenes judiciales de reinstalación de compañerxs o prohíben elecciones de delegadxs a pesar de estar en total derecho, o también en el manejo a discreción de los precios, siendo responsables del constante aumento inflacionario.

Y es así, este poder existe, y el gobierno con el resto de las instituciones estatales están a su servicio o en todo caso arbitran a su favor. Es que la sociedad en la que vivimos es una sociedad de clases y el Estado es un instrumento de la clase dominante para ejercer el poder, más allá de que algunas veces  la lucha de clases logre conquistas y obligue a dictar alguna ley, decreto o medidas puntuales favorables. En estos casos siempre la burguesía necesitará de acallar demandas más profundas, regular procesos que sean independientes a ella o controlar a determinado sector social (estigmatizando por los medios, silenciando o directamente reprimiendo).

En horas donde se aproxima el cierre del acuerdo con el FMI, nuestra clase no está dando respuestas como tal. Aunque la correlación de fuerzas no nos sea favorable, es importante la experiencia unitaria que desde la izquierda se viene realizando en las jornadas del 11 de diciembre, el pasado 8 de febrero y que en horas de esta tarde movilizó repudiando el acuerdo que se trata dentro del parlamento. Así se intenta configurar un polo de rechazo al acuerdo con el Fondo y al pago de la deuda que tenga una expresión callejera. Hay malestar en las bases peronistas, dentro del FDT, pero pareciera ser un cacareo más para la tribuna propia que para realmente promover el rechazo. La situación está tensionada por el acuerdo con el fondo que  traerá más ajuste, aumento de tarifas, retroceso en gasto social. Es decir, el mismo programa de la última década pero agravado y monitoreado por el fondo, demostrando una vez más que ese poder real existe y lleva el mando, gobierne quien gobierne.

Nuevamente grandes extensiones de tierra arrasadas por el fuego, estos últimos meses en el sur y el litoral, y el gobierno incapaz de evitarlo. Siempre detrás de los incendios hay grandes negocios o la patria sojera que debe incrementar su producción para abastecer las granjas porcinas ya instaladas y las que vendrán, o las mineras o las grandes inmobiliarias. El poder real marca la cancha y el gobierno demostrando que no está para pararles la mano.

¿No se puede hacer nada? ¿Este poder dominará por siempre a su antojo?

Está claro que  votando a tal o cual partido de la burguesía no lo podemos detener ya que sus instituciones no están para eso sino todo lo contrario. Lo vimos en Chubut cuando a días de ser elegidos los legisladores votaron a favor de las mineras, contra el pueblo que acababa de votarlos. También en Chubut vimos, como hace un tiempo en Mendoza, que las clases oprimidas organizadas en asambleas y con su movilización permanente lograron ponerle freno a esa ambición que el gobierno no controla, lo vimos en 2017 donde toneladas de piedras echaron por tierra al “reformismo permanente» del Macrismo.

Es que con organización y lucha ponemos de pie al otro poder real, al poder de trabajadores y oprimidos. Hoy la clase trabajadora y un archipiélago de organizaciones populares se expresan de forma aislada y así no logran más que, en algún caso, obtener una demanda parcial devorada inmediatamente por el ajuste y la inflación. Es que como lo hace la burguesía, que a la hora de definir políticas de fondo lo hacen unidos, también los del otro lado debemos unirnos. No podemos contar para eso con las actuales direcciones de las centrales obreras. Estamos en un año de renovación de los mandatos gremiales, es una oportunidad para hacer crecer ese pequeño núcleo de sindicatos clasistas como Aceiteros, el neumático, varias seccionales docentes, los ferroviarios de Haedo y decenas de cuerpos de delegados y comisiones internas. Tendríamos que poder darles como mandato la necesidad de unificar las demandas para, golpeando como un solo puño, frenar el ajuste. En la inauguración del ciclo legislativo Fernández expresó tres puntos fundamentales: que van a luchar contra la carestía y que no habrá reforma laboral, ni jubilatoria, nosotrxs decimos que para que esto ocurra será necesaria la movilización de la clase trabajadora y el pueblo pobre, la Reforma laboral no está precisando de leyes para llevarse adelante, por lo que al gobierno respecta seguirá siendo así, la Jubilatoria  va por el mismo camino, AF dejó la puerta abierta para el aumento de edad de retiro a decir que hay que facilitar al que quiera seguir trabajando los medios para hacerlo.

Es fundamental que, como hace la burguesía, nos organicemos más allá de los límites que la ley impone porque se trata de enfrentar a ese poder con nuestro poder, con el poder obrero, que se manifiesta parcialmente en cada lucha pero que si se unifica tras un programa puede cambiarlo todo. 

Equipo de El Roble.

Deja un comentario

Archivado bajo Editoriales, General

EL GOBIERNO DE LA BURGUESÍA NOS COME LA CABEZA CON SU PROPAGANDA DE ÉXITOS Y  EL DISCURSO DE QUE VAMOS BIEN

“La clase obrera tiene un elemento de triunfo el numero. Pero el numero no pesa en la balanza si no está unida para la asociación y guiada por el saber.”

Carlos Marx, octubre de 1864 en el manifiesto inaugural de la internacional de los trabajadores

Nos llenan de propaganda que todo va bien, que los sueldos, salarios y jubilaciones van creciendo mas que la carestía de la vida para los trabajadores pero, cualquier persona que esté bajo patrón sabe que es una mentira y ni que hablar el que no consigue un trabajo estable , peor.

Tomamos tres días de gastos en comidas para el almuerzo de las más típicas que generalmente consume el laburante y su familia (solo incluido alimentos, matrimonio y dos hijos) y que en la cena se come lo que quedó del medio día, mientras quedarían por evaluar mas variación de comidas ,pasajes, vestimenta, educación, salud, recreación, alquiler y otros.

Primer día PUCHERO: 

1k osobuco 450$, 1 k papas 90$, 1/4 zanahorias 25$, 1/2 k zapallo 80$, 2 choclos 140$,1 cebolla 20$, 1 batata grande 50$, 1/4 fideos sopa 50$, 4 naranjas 60$, 1 litro de leche 100$, 1 k pan 220$, 1p. galletitas 60$, 300 gramos azúcar 35$. TOTAL 1380$

Segundo día GUISO:

1 k carne picada 600$, 1/2 k papas 55$, 1/4 k zanahorias 25$, 1 lata tomates puré 120$, 1/2 k arroz 80$, 1 lata arvejas 100$, 1K pan 220$, 1 leche 100$, 1 cebolla 20$, galletitas 60$, 100 g queso rallar 100$, 100 g dulce membrillo 100$, 4 peras 100$. TOTAL 1680$

Tercer día MILANESAS:

1 k milanesas  800$, 1/2 K tomates 100$, 300 g lechuga l00$,  1 litro de leche 100$ , 1 k pan 220$ , 300 gr queso cremoso 300$, 1 lata duraznos 220$, galletitas 60$. TOTAL  1900

Prorrateando ese recuento en un mes nos da un gasto de 49.600$

El sueldo de un trabajador no llega casi nunca a los 60.000$ a excepción de algunos gremios que son grandes, tienen direcciones que pelean por lo suyo y les arrancan un poco más a los patrones, pues un salario mínimo no puede ser menos de 120.000$ mensuales.

Al comenzar este articulo lo encabezamos con una opinión de Carlos Marx de 1864 y que sigue teniendo plena validez.

NO SOLO NOS BASTA CON SER MUCHOS LOS QUE CON NUESTRO TRABAJO CREAMOS LAS RIQUEZAS DEL PAÍS, SINO QUE TENEMOS QUE UNIRNOS DESDE ABAJO Y TENER UNA IMPORTANTE FUERZA ORGANIZADA QUE ENTIENDAQUE PARA CAMBIAR ESTE MUNDO DE EXPLOTACIÓN DEBEN HAY QUE PREPARSE PARA DIRIGIR ESA ORIENTACIÓN QUE CONDUZCA AL SOCIALISMO, DONDE EL VALOR DE LO PRODUCIDO SE DISTRIBUYE ENTRE LOS PROPIOS QUE LO GENERAMOS CON NUESTRO TRABAJO, SE ELIMINAN LOS MONOPOLIOS Y TODA MANIFESTACIÓN DE APROPIACIÓN POR ENCIMA DE LOS DEMÁS.

EL OREJANO 20/02/2022

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, General

Un chabon, un laburante cualquiera: sobre el caso de la violación en grupo en Palermo

En estos días nos impactó la noticia de que 6 tipos violaran a una chica en Palermo. Nos impactó por lo brutal, lo violento, lo injusto.

Por redes y medios circularon las fotos de los 6 (por suerte no la de la víctima): jóvenes, pinta de pibes de barrio, parecidos a los que van a cualquier secundaria o que juegan futsal en el club. Pibes, chabones, tipos, como cualquier laburante. Como quien lee o como quien escribe esta nota.

En algún video se escuchaba cómo otros tipos les gritaban a los pibes “te voy a cagar a trompadas” o “vas a ver cómo te van a violar en la cárcel”. Muchos compartimos posteos y notas referidas a esto en redes y grupos porque hay que marcar el límite: uno no es así. Uno no violó, no mató, ELLOS son distintos… pasaron una línea. Así podemos marcar un límite detrás del cual nos quedamos tranquilos. Estamos “entre los buenos”. Y es exactamente en esa tranquilidad que tenemos los chabones que descansa la posibilidad de que otros chabones, muy parecidos a cualquiera, le parezca que sí da ir un pasito más allá. Es justamente esa cadena de complicidades que se entrelazan para poner a las mujeres en un lugar inferior, del que podemos disponer y hacer cualquiera. Iguales pero sin libertad de sentirse sin miedo de andar por la calle sin que suenen bocinazos, les digan guarangadas o las toquen. Casi casi los mismos derechos.

Escuchamos a los compañeros en la fábrica, oficina o de estudio hablar de la mina que se garcharon el fin de semana, “muy puta era, hermosa”, circulan las fotos íntimas que le mandó la empleada administrativa que se viene chamuyando, nos reímos cómplices… porque de verdad nos parece gracioso o porque tememos decir que no nos cabe eso de andar mostrando y quedar como putos. En el fumadero se habla que cuando cobremos la quincena hay que ir de putas. Mientras alcanzo con el coche a uno hasta la estación, le pego un leve bocinazo a unas pibas que están por entrar al colegio, una tontería, el otro se ríe. Me enculo porque después de laburar toda la noche, la heladera está vacía y nadie compró nada ¿para qué dejo guita? Ella me dice que no hizo a tiempo entre ir a buscar a los pibes a la escuela, ayudarlos con la tarea y armar la cena; me parece un chamuyo, no le doy bola.

Mientras desayunamos en el comedor de la planta nos ponemos reflexivos después de escuchar la noticia, “es así la sociedad” decimos. Y si somos todos, entonces no es nadie. No es nadie de la línea de producción, ni en el vestuario, ni en el asado que hicimos el fin de semana. Nadie de nosotros mató ni violó. Podemos desayunar tranquilos.

“La liberación de lxs trabajadorxs será obra de los trabajadorxs mismxs” dice la frase, tan cierta como lo es que no vamos a ser los chabones quienes liberemos a las mujeres y disidencias sexuales de la opresión patriarcal. Pero a diferencia de los patrones que nos explotan en las fábricas y por lo tanto no piensan mover un dedo para que nos liberemos de nada -al contrario-, con las mujeres y disidencias sí tenemos algo para aportar: romper esa cadena de pequeñas complicidades, bancarnos la incomodidad de marcar entre nosotros lo que no da, escucharlas, leer, aprender, volver a escucharlas. Porque no, aunque siempre tengamos que opinar sobre cualquier tema, no las sabemos todas.

Igual hay algo de ese “es toda la sociedad” que es cierto: esa imperceptible cadena de complicidades entre chabones en la punta de sus eslabones tiene a estos 6 pibes de Palermo, al que mató a Lucía Perez o a cualquiera de las pibas que asesinan cada 35 horas en el país nada más que por ser mujeres. No alcanza con que ni vos ni yo no violemos ni matemos, hay que ir más atrás, desarmando cada uno de esos eslabones de la cadena que en la punta opuesta nos tiene a todos nosotros reproduciendo alguna pequeña tiranía. Sí, como la de esos 6 de Palermo.

Escrita por un trabajador cualquiera.

Deja un comentario

Archivado bajo Géneros, General