Archivo de la categoría: General

Editorial de EL Roble -Julio 2020.Edición especial por cuarentena: “Siempre la clase trabajadora es la más expuesta, y con la pandemia también”

Por tercer mes consecutivo nuestro periódico se adapta al aislamiento y nos preparamos para un nuevo número que saldrá en forma digital. Nuestra normalidad como medio de comunicación alternativo se ve alterada al igual que la de millones de obreros y obreras en todo el mundo. Un enorme esfuerzo en pos de evitar contagios y la circulación del virus, aplicando la cuarentena, una antigua medida sanitaria que muchos siglos después, en pleno siglo XXI continúa siendo la más efectiva para cuidar la salud y la vida.

En este marco de crisis se impuso un gran debate: la necesidad (empresarial, claro) de no extender el parate de la producción económica. Por este motivo, con una rapidez que no se expresó en otras áreas, aunque sí para convalidar acuerdos para rebajar salarios o habilitar el pago en cuotas de aguinaldos, los gobiernos nacional y provinciales fueron exceptuando la cuarentena para distintos rubros de la producción. En plena llegada del invierno, cuando se espera el pico de casos, cuando la circulación del virus autóctono crece día a día, las zonas industriales fueron retomando la actividad habitual y en ellas -y particularmente en el tránsito hacia y desde ellas- miles de trabajadores y trabajadoras exponiéndose al contagio.

El debate “salud o economía” que baja desde círculos empresarios y medios hegemónicos se demuestra falso a nivel global y también en nuestra realidad nacional. Aunque con matices que no se verifican en otros puntos del mundo, también aquí se privilegian las ganancias de los patrones, que amenazan “sino tendremos que cerrar los portones para siempre” de la misma forma que lo han hecho siempre. Desde el primer momento se exceptuaron actividades de dudosa esencialidad, y ese listado no dejó de aumentar con nuevos rubros semana tras semana. La lógica consecuencia es la acumulación de noticias de distintos lugares de laburo donde se confirmaron contagios. Los supermercados en primer lugar, con patronales con prácticas de ocultamiento y absoluta negligencia como la de Coto, las fábricas de neumáticos Fate y Firestone, la química Linde (ex Praxair), la textil RA, la metalúrgica Metalsa, la automotriz Volkswagen, Coca Cola, el ferrocarril Sarmiento y decenas de líneas de colectivos, por mencionar sólo algunas. Esta situación verifica que la gestión que se hace de la enfermedad es netamente desde un punto de vista capitalista, más allá del discurso sanitarista de Alberto Fernández y mucho más allá de los rancios que hablan de “infectocracria”. Mientras grandes medios ponen la mirada en otros aspectos, como quienes salen a correr o andan por la calle sin barbijo, poco se dice sobre esta otra situación.

Entre marzo y junio los recursos del Estado para enfrentar la pandemia se han destinado en su mayor parte a subsidiar empresas, ya sea eximiendo de impuestos, aportando para el pago de salarios o financiando pymes, unos 181 mil millones de pesos. Como contrapartida, apenas 80.000 millones fueron ejecutados para el IFE y reforzando el sistema de salud $11.000 millones. Y más allá de los anuncios, no se verifica avance en el impuesto a las grandes fortunas y ante estafas gigantescas como es el caso Vicentin el discurso oficial zigzaguea entre expropiación, intervención y mero “rescate”.

Este cuadro de situación sumado a que el mayor número de contagios se está dando en las barriadas populares de capital y el conurbano, postergados desde hace décadas en cuestiones habitacionales y sanitarias, indican que una vez más la crisis la estamos pagando las y los trabajadores. Enfermándonos, quedándonos sin trabajo o en exposición ante la más inmediata necesidad de generar ingresos, dejando la vida por el virus o por las condiciones laborales.

Pero aún cuando el panorama es negativo, debemos mirar qué pasa en los lugares donde existe organización gremial y fuerza obrera. En Fate por ejemplo han logrado no solo que no haya descuentos salariales, sino que pudieron discutir el protocolo sanitario y han ido al paro total para asegurar su aplicación cuando surgieron los primeros casos positivos. En el tren Sarmiento rápidamente lograron aislar sectores con casos sospechosos evitando exponer a más compañeras y compañeros. Los comités mixtos de salud y seguridad laboral de las fábricas aceiteras han implementado protocolos superadores a los bajados por el Estado y hasta ahora no han reportado contagios. En los barrios, son las organizaciones sociales las que no sólo garantizan el plato de comida de miles de personas, sino las que promoviendo cuidados preventivos en las comunidades evitan que los casos no se multipliquen exponencialmente. Señalamos esto -y por lo mismo decidimos no dejar de contar las luchas, aún cuando no podamos salir en papel- porque desde El Roble creemos y confiamos en que la salida a esta y a todas las crisis a las que nos somete el capitalismo es la lucha, es la organización en todos los niveles y la más profunda solidaridad de clase. Desde ahí es que podremos forjar la fuerza suficiente para conseguir nuestras reivindicaciones, expropiar a los expropiadores y que la crisis la paguen las patronales, los ricos y poderosos, los burgueses, los que siempre se benefician ante la miseria y el dolor de las grandes mayorías.

Equipo de El Roble.

Deja un comentario

Archivado bajo Editoriales, Exclusivos web, General

“Sebastián Romero se convirtió en el símbolo de un pueblo que enfrentaba al macrismo”

El día 30 de Mayo fue detenido Sebastián Romero en la República Oriental del Uruguay. Perseguido político del macrismo desde las jornadas de diciembre de 2017, donde miles de trabajadores y jóvenes se manifestaron en contra de la Reforma Previsional que tanto perjuicio ocasionaría a jubilados y jubiladas. El 18 de diciembre sería el día fatal que marcaría la vida de Sebastián. A partir de allí comenzaría un quiebre en su vida, debido a persecusiones, amenazas a su familia y la encarcelación de su compañero Daniel Ruiz, quien estuvo trece meses injustamente detenido. Hoy Sebastián Romero es un preso político perseguido por Interpol y detenido en Uruguay por el presidente Luis Lacalle Pou. Organizaciones políticas y sociales piden su inmediata extradición y posterior liberación. Entrevistamos a Isabel, profesora de Historia, militante del Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU) y compañera de Sebastián, quien relató la situación de Sebastián. “Esperamos que finalmente se termine esta persecución a un hombre que simplemente salió a luchar por los jubilados y por la dignidad de los sectores populares”, sostuvo. 

El gobierno de Mauricio Macri y su ministra de Seguridad Patricia Bullrich demonizaron la figura de Sebastián, colocándolo como un enemigo número uno a perseguir y combatir. Se estigmatizó su figura para amedrentar al conjunto de todos los sectores populares que se manifestaran en contra de las políticas injustas y antipopulares del macrismo. Leyes antipopulares, persecusiones, causas armadas, escuchas ilegales, ajuste y represión serían los pasos a seguir por ese gobierno posteriormente.

Perseguir a Sebastián era el símbolo de una democracia restringida. Desde ese fatídico 18 de diciembre Sebastián no puede ver a su familia, ni compañeros y compañeras de militancia de su partido, el Partido Socialista de los Trabajadores Unificado (PSTU). Tampoco a sus compañeros de trabajo de General Motors de Rosario, donde era delegado. A causa de esa persecución fue encarcelado Daniel Ruiz, quien debió permanecer trece meses detenido en el penal de máxima seguridad de Marcos Paz, resultando ser otro de los tantos presos políticos del gobierno anterior.

Hoy Sebastián Romero es un preso político perseguido por Interpol y detenido en Uruguay por el presidente Luis Lacalle Pou. Organizaciones políticas y sociales piden su inmediata extradición y posterior liberación aquí en su propio país. Tuvimos la posibilidad de dialogar con Isabel, profesora de Historia, militante del PSTU y compañera de Sebastián, quien amablemente nos explicó la situación de Sebastián.

– Contamos quién es Sebastián Romero

Isabel: Sebastián Romero es un compañero militante del PSTU, de la Liga Internacional de los trabajadores (LIT). Militante de Rosario, ex delegado de la General Motors y uno de los que encabezaron la lucha contra el despido de 300 compañeros en esa empresa, activista barrial en su lugar. Después de esa experiencia vino a Buenos Aires. Vino a mostrar ese conflicto y socializar esa experiencia. Fue uno de los miles que marchamos el 14 y 18 de diciembre de 2017 contra la nefasta Reforma Previsional impulsada por el macrismo. A partir de ahí se intentó demonizar la figura de Sebastián, debido a que su figura es tomada por todos los medios portando un elemento de pirotecnia de fabricación casera. como un ícono de la estigmatización de todos aquellos que quisieran salir a luchar y expresarse contra ese gobierno. A partir de allí se desató una persecución feroz contra su figura, contra el PSTU, y como consecuencia de esta persecución fue detenido Daniel Ruiz, otro compañero nuestro, quien estuvo detenido trece meses en el penal de Marcos Paz .Hoy Sebastián encarna un ícono de la lucha contra el macrismo.

Durante la última etapa del gobierno de Macri se dieron una serie de luchas de sectores obreros y populares contra los planes de ajuste brutal impulsados. Esta ofensiva provocó que Patricia Bullrich comenzara a desatar una fuerte represión y persecución contra los sectores que resistían y se organizaban. Las jornadas del 2017 contra la Reforma Previsional y el ajuste contra los jubilados fue un hito importante en la salida del gobierno macrista. La persecución a Sebastián sintetizaba la intención de disciplinar al pueblo en general .

Isabel: A Sebastián lo detienen el día 30 de Mayo en la frontera entre Uruguay y Brasil, en el Chuy, en donde presentó su propia documentación, donde las alertas de Interpol y las policías locales que lo tenían señalado como prófugo. Allí mismo lo detienen sin ofrecer ningún tipo de resistencia. Es trasladado a Montevideo, en donde declara y se le niega la excarcelación, también la prisión domiciliaria. Ahora se encuentra en la espera de ser trasladado a un penal a 50 kilómetros de Montevideo. Nosotros estamos montando legalmente y políticamente los recursos necesarios para seguir exigiendo la libertad de nuestro compañero. En primera instancia, su traslado a Argentina para rencontrarse con su familia y sus compañeros.

– ¿En qué consiste la campaña por su liberación?

Isabel: En realidad esta sería la segunda etapa de la campaña por su liberación, debido a que desde el 2017 comenzamos a impulsar acciones tendientes a desenmascarar su demonización por el macrismo. Esta fue una campaña muy amplia y unitaria que se desplegó por Sebastián y todos los luchadores y luchadoras que habían sido parte de esas jornadas de diciembre del 2017, y hoy con su detención exigimos al gobierno Uruguayo que deje en libertad a Sebastián y que sea trasladado a Argentina para que el compañero recupere su libertad.

Estamos llamando a todas las organizaciones y personalidades que se declaran a favor de las libertades democráticas y están en contra de que en plena democracia haya persecución política y presos políticos. Nos están llegando infinidad de adhesiones de muchas organizaciones políticas y sociales de Argentina y el mundo, pidiendo la libertad de Sebastián Romero. Estamos abocados a esa campaña esperando los resultados y que finalmente se termine esta persecución a un hombre que simplemente salió a luchar por los jubilados y por la dignidad de los sectores populares.

Por Juan Borges, para ANRed.

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos Humanos, Exclusivos web, General

No se cumplen los protocolos y aumentan los contagios entre los trabajadores del AMBA

La pandemia avanza a paso firme en el AMBA (Ciudad de Buenos Aires y los 24 partidos que componen GBA). En esta porción de la Argentina se concentra un tercio del total de los habitantes y se produce la mitad de la riqueza del país durante un año (50% de PBI nacional). La alta concentración de trabajadores que deben movilizarse a los establecimientos productivos, empresas y comercios hace de esta región el foco más importante de los contagios de Covid 19.

Con el correr de la cuarentena el gobierno fue cediendo poco a poco a los reclamos patronales, permitiendo que más actividades (muchas de ellas no esenciales: producción de cigarrillos, bebidas alcohólicas y azucaradas, juguetes, golosinas, snacks, etc.) vuelvan al ruedo bajo el compromiso de implementar los protocolos correspondientes para garantizar el distanciamiento y las normas de higiene que eviten los contagios.

Estos protocolos, que constan de una serie de “recomendaciones generales”, no contemplan las particularidades de las tareas desarrolladas en cada una de las actividades habilitadas (muchas de ellas colectivas) y son la garantía que deben cumplir las empresas para que la producción no se detenga y sus ganancias no disminuyan. En este sentido, Daniel Funes de la Rioja presidente de la COPAL (Coordinadora de Productores de la Alimentación) y vice presidente de la UIA (Unión Industrial Argentina) afirmó: “Es adecuado ir abriendo fábricas y espacios de producción con protocolos idóneos de prevención”.

Tomemos unos pocos datos relativos, ya que los casos aumentan a diario, para poder visualizar con mayor precisión, como nuestra vida y nuestra salud son sacrificadas en el altar de la sacrosanta ganancia capitalista.

Entre los trabajadores del transporte, los ferroviarios suman alrededor de 40 casos positivos, y 2 muertos, un operario de vía y obras en Campana y un vigilador que prestaba servicio en la estación Retiro. En el subterráneo son 18 los infectados. Los choferes de colectivos andan ya por los 30 contagios y 2 conductores fallecidos en provincia de Buenos Aires y Trelew.

Las actividades industriales habilitadas no se quedan atrás. En Modelez Pacheco, donde se producen galletitas, hay al menos 3 casos confirmados. En las plantas de Fate y Bridgestone cerca de 10 trabajadores ya dieron positivo. En ambos casos los trabajadores decidieron medidas de fuerza contra la “desidia” patronal, impulsando un paro de 48hs en la planta de la alimentación y de 24hs en las fábricas del neumático. En Cattorini Hnos., fabricante de envases de vidrio en la localidad de Quilmes, son al menos 6 los contagiados, siendo el primer caso un trabajador que con evidentes síntomas de la enfermedad se presentó durante su turno al servicio médico de la empresa, donde le diagnosticaron gripe y lo mandaron de nuevo a producir.

En Coca Cola-Femsa, planta Alcorta, explicaba Omar Rombolá, trabajador de la fábrica y referente de la agrupación Marrón del Sutiaga (sindicato de la actividad) : “Apenas conocido el tema desde la agrupación emitimos un comunicado planteando la necesidad inmediata de detener la producción y testear a todo el personal. La empresa lejos de hacer esto, continuó produciendo, aduciendo que estaba cumpliendo con el protocolo recomendado por el gobierno. Así fueron pasando los días, con la planta funcionando y los infectados aumentando. La velocidad de los contagios hizo retroceder parcialmente a la empresa que debió cerrar durante unos pocos días la fábrica y realizar los test a los compañeros del sector donde los casos aparecieron, pero no al total de la plantilla, como lo veníamos solicitando. Tras la reapertura, pese a algunas pocas mejoras en los corredores y lugares comunes de descanso, las líneas siguen funcionando a pleno y con el máximo de personal posible. Hoy son cerca de 30 los casos positivos”.

En Comercio, las cadenas de supermercados suman casos positivos a diario. Solo en la Capital Federal hay unos 125 trabajadores de Coto infectados y otros 50 en el conurbano, la empresa Carrefour con 130 infectados en el AMBA y otros 100 casos se reparten entre Disco, Jumbo, Diarco, Makro, Wal Mart, Changomas, Plaza Vea, Vital, Dia %, Josimar, Dulcenter, Easy, Sodimac, Rodo y Coppel. A pesar de estas cifras Armando Cavallieri, expreso en el programa radial Toma y Daca, a fines del mes de Mayo: ” Existe la necesidad de abrir todos los comercios, porque no son muchos los casos de Coronavirus entre los trabajadores y trabajadoras de supermercados”. En aquel momento los casos eran alrededor de 60 y los delegados de base organizados en la agrupación La Voz de Comercio pedían “conformar una mesa de diálogo que trabaje en la creación de nuevos protocolos preventivos” y alertaban que de no tomarse estas medidas de carácter urgente la situación iba camino a empeorar rápidamente.

En el sistema sanitario, Carla Vizzotti, secretaria a nivel nacional de acceso a la salud, determino que alrededor del 10% de los casos totales, pertenecen a profesionales y trabajadores del sector. Mientras tanto, en la ámbito público los reclamos se multiplican, señalando que el estado en sus diferentes estamentos, no garantiza los condiciones mínimas de seguridad e higiene entre el personal de los hospitales.

Estas situaciones puntuales sirven para mostrar una tendencia que se repite en todo el mundo, el desprecio de la salud y la vida de quienes trabajamos por parte de las patronales que solo se preocupan por maximizar sus ganancias. Y por un Estado “pasivo” que no arbitra los medios necesarios, para que las empresas cumplan al menos, lo que formalmente “nos prometen” con sus leyes y normativas.

Estas condiciones deben “empujarnos” a los trabajadores a asumir la necesidad de tomar en nuestras manos el cuidado de nuestras vidas, exigiendo y supervisando que se cumplan los protocolos adecuados en cada lugar de trabajo. Recuperemos el tiempo que se nos arrebata con el deterioro de nuestra salud, y utilicémoslo para vivir la vida más “humanamente” y no como meros instrumentos de producción al servicio de quienes nos enferman y nos matan.

Por Alejandro Fernández, Delegado C.A.B.J. – Utedyc Capital.

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Exclusivos web, General, Salud, Sindicales

Jornada nacional de lucha para enfrentar la crisis

Hoy se realizo una jornada nacional de lucha, con ollas populares y piquetes en varios puntos del país.

Distintos sectores de trabajadorxs, tanto ocupadxs, como desocupadxs y precarizadxs, movimientos sociales y piqueteros, junto a organizaciones políticas y sindicales se organizan para enfrentar la crisis.

Una muestra de esto es lo que pasó en el triangulo de Bernal en la cual la presencia de trabajadorxs organizadxs en la Coordinadora de Trabajadores en Lucha de Zona Sur y que están en este momento atravesando por conflictos en sus lugares de trabajo, como Ansabo, Penta, Ferroviarios, Gotan, junto también lxs trabajadorxs precarizsdxs que estuvieron haciendo visibles sus reclamos en estás ultimas semanas. Todxs ellxs confluyeron en una misma acción común, lo que demuestra que tejiendo redes por abajo es el camino a seguir.

Los reclamos y la necesidad de luchar en conjunto para golpear con más fuerza tanto al gobierno como a los empresarios hacen que la unidad de acción sea una tarea imprescindible para este momento.
-Por salario
-Por presupuesto para salud
-Por viviendas dignas
-Por trabajo

Por L. – PRC

*Imágenes: Voz Obrera – PRC

Deja un comentario

Archivado bajo General