Archivo de la categoría: Géneros

Panel “La reforma laboral en Argentina”

Este panel se desarrolló en la mañana del pasado jueves 16, en el marco del 67° Congreso de la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina, llevado a cabo los días 15 y 16 de noviembre de 2017. La charla estuvo a cargo de los abogados laboralistas Matías Cremonte, María Paula Lozano, Carlos Zamboni, Miguel Fiad, Eugenio Biafore y Alexis Barraza, asesores legales de nuestra organización gremial. Además, se dedicó un segmento del mismo a la reforma previsional, intervención a cargo de Luciano González. Levantado de Prensa Federación Aceitera.

panel_reforma_laboral_neoliberal_2017

Escuchar las intervenciones (lista de reproducción continua):

https://archive.org/embed/panel_la_reforma_laboral_en_argentina&playlist=1&list_height=200

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Exclusivos web, Géneros, Históricas

Encuentro Nacional de Mujeres 2017

Hace 32 años que nos reunimos en el Encuentro Nacional de Mujeres. Esta vez el lugar fue la capital chaqueña y según las organizadoras hubo 60.000 mujeres. Tuvo en común con años anteriores la existencia de más de 60 talleres, las actividades culturales en muchos espacios públicos, la movilización de miles para llegar a Resistencia, el debate y la confraternización durante tres días y la marcha de cierre que recorrió casi media ciudad. Es importante que hagamos un balance y reflexiones cómo seguir.

ni-una-menos

Sin fuerzas represivas

Desde el primer día se notaba la ausencia de fuerzas represivas y lo confirmamos el domingo durante la marcha. La Catedral vallada, si… pero con cero custodia policial. Llamativo sin dudas pero bastante coherente si tenemos en cuenta que las elecciones estaban a la vuelta de la esquina y que el kirchnerismo pretendía no mostrar su peor cara en una provincia donde gobierna. El movimiento de mujeres es amplio, es heterogéneo y no todas consideran que la Iglesia es uno de los pilares del poder y que por eso debe ser uno de los lugares de parada obligatoria, si de reclamar por nuestros derechos se trata. Porque es una de las instituciones que se opone al aborto, porque educa con sus escuelas a miles de ninxs y adolescentes con subsidio del Estado, porque fue parte de la dictadura de militar, porque encubre y forma abusadores, porque pacta constantemente con el poder económico y político. Pero la marcha oficial sigue sin pasar por la catedral. Algunas pueden considerar que es simbólico pasar por la catedral y que la pelea se da en otros espacios. Puede ser. Pero lo simbólico también construye y la fuerza de miles en las calles es central para mostrar nuestra oposición.

Qué queremos construir

Las mujeres no somos un grupo pequeño, no somos un grupo aislado, no estamos por fuera de la economía ni de la política. Por eso, nuestras luchas son parte de los combates diarios que damos como trabajadorxs, en nuestros laburos y estudios, en las organizaciones en las que militamos, en nuestros barrios, con amigxs, en la familia.

La fortaleza del Encuentro Nacional de Mujeres es su gran unidad y masividad pero esta unidad no puede ser a costa del vacío político o con una visión que dice que todas las mujeres somos iguales, sino termina convirtiéndose en un evento folclórico donde nada se disputa. Las mujeres que pertenecemos a la clase trabajadora sabemos que no todas sufrimos los mismos problemas, porque partimos de situaciones de vida muy diferentes a las mujeres empresaria o a las políticas de partidos burgueses (Cristina, Carrió, Bullrich…). Para poder conseguir nuestros derechos y la igualdad real tenemos que enfrentarnos a quienes hoy tienen la batuta; tenemos que disputar espacios de poder; tenemos que proponer alternativas de construcción y luchar por llegar a ellas.

Por eso, quienes vamos al Encuentro con una perspectiva de clase y revolucionaria tenemos que diferenciarnos llevando nuestra línea, debates, propuestas y acciones. Sigamos construyendo la unidad pero no a cualquier precio sino guiadas por nuestros principios.   Desde este lugar es fundamental que las mujeres también demos la pelea junto a los sectores de trabajadorxs que tengan como perspectiva la construcción de un sistema social sin privilegios, sin opresorxs ni oprimidxs, de un mundo sin explotación.

¿Y Buenos Aires para cuándo?

Una vez más la propuesta de Ciudad de Buenos Aires (se realizó el primer encuentro en 1985 y el 1996 cuando no tenían la masividad de los últimos años) perdió, ganando Puerto Madryn, Chubut. Si bien es importante que roten las sedes por distintas zonas del país también tenemos que considerar la relevancia del lugar para nuestro fines. Por eso, desde agrupaciones que no quieren que sea Buenos Aires (y que casualmente son mayoría en la comisión organizadora) se viene votando en contra. Hay muchos motivos para que luego de 22 años vuelva a ser en CABA: centro del poder político, económico, religioso, relevancia mediática y la visibilidad que eso trae a nivel nacional e internacional, capacidad de alojamiento…

Construyamos un movimiento de mujeres que tenga un rumbo más claro en contra de cualquier gobierno que garantice el sistema capitalista y patriarcal, sino vamos a quedarnos aisladas como mujeres mientras las decisiones se siguen tomando en otro lado.

Noelia, integrante de El Roble y militante del PRC.

Deja un comentario

Archivado bajo Géneros, General, Versión Papel

El Roble N° 117, Noviembre: MACRI GANÓ EN VOTOS, PERO ¿PODRÁ APLICAR SUS REFORMAS?

TAPA-117

Descargar PDF desde acá.

El gobierno de Macri compuesto por empresarios avanzó en las elecciones sobre la base de una gran labor propagandística y de una demostración de movimientos de tierra en todas las calles posibles, mejorando algunas rutas, haciendo otras a nuevo, sacando a la calle todas las máquinas viales, haciendo una cuadra aquí y otras un poquito más adelante para mostrar toda su capacidad de restauración, como lo han hecho siempre todas las dictaduras. Pero la obra pública una vez hecha, ya está, no es como una fábrica que sigue generando puestos de trabajo después.

Fue muy hábil moviéndose con chicanas, pero no se animó a reprimir las masivas manifestaciones por la aparición de Maldonado ni la enorme movilización del Encuentro de mujeres.

Sin dudas que este gobierno es muy hábil en encontrar los sentimientos de mucha gente que venía frustrada y los hizo propaganda, y con todo su aparato, con los Clarín, La Nación, la mayoría de las radios, casi todas las televisoras y sus trolls, sumó votos .

Supo apoyarse en el descrédito creciente del gobierno de Cristina y encontró cierto vacío en el movimiento obrero que aún está reponiéndose  de la derrota histórica sufrida a fines de las décadas del 1900.

Pero una cosa es votar y otra será poder aplicar sus planes de reformas. Hasta ahora lo vienen haciendo en medio de resistencias aisladas pero van a incrementarse en caso de querer profundizar y concretar dichas reformas para transferir la riqueza que creamos los y las laburantes, al sector patronal.

Las timoratas y nutridas capas medias de nuestra población, que en un momento cantaban piquetes y cacerolas…, hoy putean ante el corte de cada lucha, pero tener en cuenta que también hay laburantes que votaron a sus verdugos, confundidos sin dudas.

Tener en cuenta que no será poca cosa el golpe mayor que será a nuestro bolsillo. Son varias las reformas que se vienen: la reforma laboral, la reforma educacional, la reforma sanitaria, la reforma de los impuestos y otras donde todo apunta a una mayor transferencia de riquezas de la clase trabajadora y el pueblo, a los patrones.

Reformas muy reaccionarias dictadas por el FMI, discutidas en el simposio de IDEA donde la los burócratas sindicales se referenciaron, y que culminarán de diseñarse en la reunión de OMC (Organización Mundial de Comercio) a realizarse en nuestro país el mes que viene.

Con todos estos antecedentes no nos será fácil a los trabajadores y trabajadoras, a los sectores productores ligados al pueblo hacer frente a lo que se nos viene encima con una dirigencia sindical de los patrones en nuestros sindicatos.

Por ello creemos que hay que esforzarse más y más en mejorar todas nuestras armas de lucha, que la principal hoy es LA UNIDAD COMBATIENTE EN LAS CALLES, EN LA FÁBRICAS, EN LAS ESCUELAS, EN LOS BARRIOS.

Ver en cada lugar qué es lo que nos une y no tanto que es lo que nos divide, crear comisiones unitarias en cada lugar de trabajo, de estudio, de vivienda y unificar esas comisiones en una lucha única, ser capaces de mejorar toda nuestra propaganda para hacer entender a quienes aún no la ven, que si no nos unimos nos van a comer los piojos.

Pensamos que la oposición a todos estos planes no será en el parlamento ni tal o cual personaje, sino que la verdadera oposición  a todos los planes de entrega y transferencias de riquezas será la CARESTÍA DE LA VIDA Y LA REPRESIÓN QUE SE AVECINA la construimos a partir de la unidad de los y las trabajadores/as y el pueblo dispuesto a luchar en las calles y donde haga falta.

Equipo de El Roble.

Deja un comentario

Archivado bajo Editoriales, Géneros, General, Históricas, Versión Papel

¡Mujer, escucha, únete a la lucha!

Los días 14, 15 y 16 de octubre se desarrollará el 32 Encuentro Nacional de Mujeres en Chaco y nuevamente serán días de mucho debate. Es el único momento del año en el que miles de mujeres nos encontramos y, pese a las grandes diferencias que tenemos, decidimos unir nuestra voz en contra de un sistema que nos oprime por ser mujeres.

ni-una-menos

Hace ya varios años las mujeres estamos alerta y salimos a combatir muchas de las formas en las que somos violentadas: acoso callejero, cosificación en los medios, violencia de género, femicidios, secuestros y trata, explotación sexual. También salimos a la calle exigiendo la libertad de mujeres como  Huigi, quien se defendió de un ataque sexual de diez hombres, matando a uno de ellos. Salimos a exigir la libertad de Belén, quien luego de sufrir un aborto la acusaron por ese hecho y estuvo presa más de un año. Éstas y otras tantas injusticias son parte de este sistema que trata a las mujeres como objetos y no como sujetos.

Mujeres y trabajadoras

Pero no todas las mujeres somos iguales, no todas las mujeres mueren o sufren infecciones por abortos clandestinos; no todas las mujeres trabajan 9 o 10 horas en una fábrica o comercio y luego llegan a su casa a continuar con más trabajo; no todas las mujeres sufren cada mes por no llegar a fin de mes, trabajando en condiciones precarias, viajando dos horas para llegar y regresar a sus hogares. Estas vivencias no las conocen las mujeres que no viven de su salario porque son parte de otra clase social y muchas de ellas también viven a costa nuestro. Por eso nosotras nos reconocemos como mujeres y trabajadoras.

Como laburantes tenemos que saber que ningún gobierno va a solucionar los problemas profundos que nos aquejan, por eso junto a los reclamos al Estado, tenemos que tomar en nuestras manos la construcción de nuevas relaciones, salir a las calles, organizarnos y pelear por por donde seamos protagonistas y decisoras de nuestras vidas.

Noelia, integrante de El Roble y militante del PRC.

Deja un comentario

Archivado bajo Géneros, General, Históricas, Versión Papel