Archivo de la categoría: Salud

No se cumplen los protocolos y aumentan los contagios entre los trabajadores del AMBA

La pandemia avanza a paso firme en el AMBA (Ciudad de Buenos Aires y los 24 partidos que componen GBA). En esta porción de la Argentina se concentra un tercio del total de los habitantes y se produce la mitad de la riqueza del país durante un año (50% de PBI nacional). La alta concentración de trabajadores que deben movilizarse a los establecimientos productivos, empresas y comercios hace de esta región el foco más importante de los contagios de Covid 19.

Con el correr de la cuarentena el gobierno fue cediendo poco a poco a los reclamos patronales, permitiendo que más actividades (muchas de ellas no esenciales: producción de cigarrillos, bebidas alcohólicas y azucaradas, juguetes, golosinas, snacks, etc.) vuelvan al ruedo bajo el compromiso de implementar los protocolos correspondientes para garantizar el distanciamiento y las normas de higiene que eviten los contagios.

Estos protocolos, que constan de una serie de “recomendaciones generales”, no contemplan las particularidades de las tareas desarrolladas en cada una de las actividades habilitadas (muchas de ellas colectivas) y son la garantía que deben cumplir las empresas para que la producción no se detenga y sus ganancias no disminuyan. En este sentido, Daniel Funes de la Rioja presidente de la COPAL (Coordinadora de Productores de la Alimentación) y vice presidente de la UIA (Unión Industrial Argentina) afirmó: “Es adecuado ir abriendo fábricas y espacios de producción con protocolos idóneos de prevención”.

Tomemos unos pocos datos relativos, ya que los casos aumentan a diario, para poder visualizar con mayor precisión, como nuestra vida y nuestra salud son sacrificadas en el altar de la sacrosanta ganancia capitalista.

Entre los trabajadores del transporte, los ferroviarios suman alrededor de 40 casos positivos, y 2 muertos, un operario de vía y obras en Campana y un vigilador que prestaba servicio en la estación Retiro. En el subterráneo son 18 los infectados. Los choferes de colectivos andan ya por los 30 contagios y 2 conductores fallecidos en provincia de Buenos Aires y Trelew.

Las actividades industriales habilitadas no se quedan atrás. En Modelez Pacheco, donde se producen galletitas, hay al menos 3 casos confirmados. En las plantas de Fate y Bridgestone cerca de 10 trabajadores ya dieron positivo. En ambos casos los trabajadores decidieron medidas de fuerza contra la “desidia” patronal, impulsando un paro de 48hs en la planta de la alimentación y de 24hs en las fábricas del neumático. En Cattorini Hnos., fabricante de envases de vidrio en la localidad de Quilmes, son al menos 6 los contagiados, siendo el primer caso un trabajador que con evidentes síntomas de la enfermedad se presentó durante su turno al servicio médico de la empresa, donde le diagnosticaron gripe y lo mandaron de nuevo a producir.

En Coca Cola-Femsa, planta Alcorta, explicaba Omar Rombolá, trabajador de la fábrica y referente de la agrupación Marrón del Sutiaga (sindicato de la actividad) : “Apenas conocido el tema desde la agrupación emitimos un comunicado planteando la necesidad inmediata de detener la producción y testear a todo el personal. La empresa lejos de hacer esto, continuó produciendo, aduciendo que estaba cumpliendo con el protocolo recomendado por el gobierno. Así fueron pasando los días, con la planta funcionando y los infectados aumentando. La velocidad de los contagios hizo retroceder parcialmente a la empresa que debió cerrar durante unos pocos días la fábrica y realizar los test a los compañeros del sector donde los casos aparecieron, pero no al total de la plantilla, como lo veníamos solicitando. Tras la reapertura, pese a algunas pocas mejoras en los corredores y lugares comunes de descanso, las líneas siguen funcionando a pleno y con el máximo de personal posible. Hoy son cerca de 30 los casos positivos”.

En Comercio, las cadenas de supermercados suman casos positivos a diario. Solo en la Capital Federal hay unos 125 trabajadores de Coto infectados y otros 50 en el conurbano, la empresa Carrefour con 130 infectados en el AMBA y otros 100 casos se reparten entre Disco, Jumbo, Diarco, Makro, Wal Mart, Changomas, Plaza Vea, Vital, Dia %, Josimar, Dulcenter, Easy, Sodimac, Rodo y Coppel. A pesar de estas cifras Armando Cavallieri, expreso en el programa radial Toma y Daca, a fines del mes de Mayo: ” Existe la necesidad de abrir todos los comercios, porque no son muchos los casos de Coronavirus entre los trabajadores y trabajadoras de supermercados”. En aquel momento los casos eran alrededor de 60 y los delegados de base organizados en la agrupación La Voz de Comercio pedían “conformar una mesa de diálogo que trabaje en la creación de nuevos protocolos preventivos” y alertaban que de no tomarse estas medidas de carácter urgente la situación iba camino a empeorar rápidamente.

En el sistema sanitario, Carla Vizzotti, secretaria a nivel nacional de acceso a la salud, determino que alrededor del 10% de los casos totales, pertenecen a profesionales y trabajadores del sector. Mientras tanto, en la ámbito público los reclamos se multiplican, señalando que el estado en sus diferentes estamentos, no garantiza los condiciones mínimas de seguridad e higiene entre el personal de los hospitales.

Estas situaciones puntuales sirven para mostrar una tendencia que se repite en todo el mundo, el desprecio de la salud y la vida de quienes trabajamos por parte de las patronales que solo se preocupan por maximizar sus ganancias. Y por un Estado “pasivo” que no arbitra los medios necesarios, para que las empresas cumplan al menos, lo que formalmente “nos prometen” con sus leyes y normativas.

Estas condiciones deben “empujarnos” a los trabajadores a asumir la necesidad de tomar en nuestras manos el cuidado de nuestras vidas, exigiendo y supervisando que se cumplan los protocolos adecuados en cada lugar de trabajo. Recuperemos el tiempo que se nos arrebata con el deterioro de nuestra salud, y utilicémoslo para vivir la vida más “humanamente” y no como meros instrumentos de producción al servicio de quienes nos enferman y nos matan.

Por Alejandro Fernández, Delegado C.A.B.J. – Utedyc Capital.

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Exclusivos web, General, Salud, Sindicales

Trabajadores de Pepsico difunden una carta exigiendo respuestas sobre su causa

Los trabajadores de la multinacional que continúan en lucha por su reincorporación exigen en la declaración pública que la denuncia del juez Rafaghelli sobre aprietes a la justicia de parte de funcionarios de Cambiemos se tome en cuenta en su juicio. Además le piden al gobierno que intervenga siendo que la planta de Florida se encuentra hoy en manos del Ministerio de Desarrollo Social.

Pasaron 3 años desde que la multinacional Pepsico, que factura millones por año en el país, cerró su planta ubicada en Florida, dejando a 600 trabajadores, en su mayoría mujeres, en la calle. Esto lo logró presentando un Procedimiento Preventivo de Crisis, con fundamentos falsos. Hoy en día más de 70 trabajadoras y trabajadores continúan en juicio contra la empresa por su reincorporación.

Sin la complicidad del Ministerio de Trabajo, en ese momento en manos de Jorge Triaca, y sin el aval del Sindicato de Rodolfo Daer, la maniobra de la empresa hubiera sido imposible.

Desde el momento del cierre los trabajadores con su Comisión Interna buscaron la unidad, coordinación y solidaridad de distintos sectores. Decidieron permanecer en la fábrica para cuidar sus instalaciones y evitar el vaciamiento, hasta que el día 13 de Julio fueron desalojados por un impresionante operativo de Policía Federal y Gendarmería. Horas después ese mismo día el juez Rafaghelli dictó una cautelar a favor de la reincorporación de los trabajadores, que luego fue revertido.

Hace dos semanas trascendió la denuncia del Dr. Luis Rafaghelli por presiones que él y otros colegas que intervinieron en causas como la de los trabajadores de Télam y Arcos Dorados (McDonalds) recibieron de parte del gobierno de Mauricio Macri para modificar sus fallos.

Al conocer el grave testimonio de este juez, los trabajadores de Pepsico en lucha decidieron difundir una carta contundente para exigir que estos hechos de aprietes a la justicia sean tenidos en cuenta en su causa. Nuevamente exigen al gobierno nacional que les dé una respuesta siendo que actualmente la planta en la que ellos trabajaban fue donada y pertenece al Estado. Reproducimos su carta.

Maniobras ministeriales y aprietes a la justicia: a nosotras nos dejaron en la calle

Los/as trabajadores/as de PepsiCo publicamos esta carta muy preocupados.
Recientemente el juez de la Cámara de Apelaciones del Trabajo, Dr. Luis Rafaghelli denunció públicamente haber sido presionado, “apretado” por el contenido de sus fallos, habiendo mencionado, entre otros casos, el de PepsiCo.
El 20 de junio de 2017, la empresa transnacional PepsiCo decide cerrar la planta Florida, dejándonos en la calle a 600 trabajadores.
Dimos una enorme lucha por nuestras fuentes de trabajo, en donde pudimos encontrar la solidaridad de un arco enorme de personalidades, de DDHH y políticas, artistas, estudiantes, organizaciones gremiales, comisiones internas, agrupaciones de trabajadores de distintos sectores ,incluso del barrio donde está instalada la planta.
Demostramos de diferentes formas la inconsistencia de los argumentos patronales para despedirnos.
La multinacional llegó a llamar a nuestras familias para que nos presionen para no reclamar, pero no pudieron hacernos perder nuestra dignidad.
Esta decisión de no bajar la cabeza de parte nuestra, hizo que la patronal le pidiera a la justicia y al gobierno de la provincia de Buenos Aires la intervención de las fuerzas policiales para amedrentarnos y desalojarnos de la planta; lo que luego decantó en una feroz represión como hacía tiempo no se veía, contra nosotros y todos los sectores que estaban apoyando nuestra lucha, poniendo en riesgo no solo nuestra integridad, sino también la de los vecinos del barrio por el uso de gases y balas de goma.
Por ese entonces presentamos un proyecto de estatización de la planta, para que no cierre, para que siga produciendo alimentos en un país donde hay niños y niñas con hambre.
Pero la empresa cerró y luego “donó” el edificio al gobierno de Mauricio Macri, instalando allí un centro de logística del Ministerio de Desarrollo Social.
Hoy, en los medios vemos la denuncia del juez Rafaghelli donde manifiesta que recibió aprietes por parte del gobierno de Macri por la causa de PepsiCo, que hasta ese momento tenía un primer fallo de reincorporación y que luego fue revertido.

Las/os trabajadores/as también somos víctimas.
De un perverso sistema que no le tiembla el pulso a la hora de garantizarles las ganancias a un monopolio alimenticio como PepsiCo, con actos ilícitos incluidos, como lo acaban de denunciar legisladores nacionales ante la justicia penal federal.
A casi tres años de nuestra lucha, nos indigna saber que fuimos víctimas, primero con un procedimiento de crisis viciado en el Ministerio de Trabajo de Jorge Triacca y ahora enterándonos de presiones sobre jueces de nuestra causa.
Nuestros despidos fueron discriminatorios, por ser nuestra organización gremial interna basada en asambleas y el protagonismo de todos los trabajadores”, contraria a los objetivos económicos del gobierno anterior y de las grandes empresas, que decían que “despedir es como descomer”.
Y seguimos siendo víctimas soportando el desempleo, la angustia de saber que muchos de nuestros compañeros/as apenas pueden alimentar a sus familias, endeudados hasta mas no poder para poder simplemente comer.
Juntando los pesos cada vez que podemos para trasladarnos a los juzgados cuando hay una audiencia o para saber como siguen nuestras causas, en la lentitud de una justicia laboral en emergencia.
Rechazándonos de empleos por ejercer nuestros derechos laborales y constitucionales.
Hoy el Estado Nacional tiene otro gobierno y la posesión de nuestro lugar de trabajo y en funcionamiento.
Por eso es que exigimos nuevamente y aún más ante las denuncias de “aprietes” para que resultemos perjudicados, la reincorporación en nuestros puestos de trabajo en la planta Florida y/o en otros establecimientos de PepsiCo, tal como es el objeto de nuestros juicios a PepsiCo y el Estado.
Y que la justicia laboral tome nota de las denuncias periodísticas y judiciales de dominio público.
Nuestras familias no tienen porqué seguir pagando eso negociados, queremos la apertura de la fábrica y reincorporación de nuestros puestos de trabajo.
Basta de impunidad
Trabajadoras y trabajadores de PepsiCo Snacks en lucha

Contacto
Camilo Mones: 1151577762
German Veinticcinque: 1124829913
Catalina Balaguer: 1162364717

Corresponsal para El Roble.

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, Gacetillas de Prensa, Salud

Estrategias frente a la pandemia: ¿solo economía o salud?

Edición digital El Roble N° 140 – Especial por coronavirus

Diferentes gobiernos y sus seguidores se han enzarzado en una lucha discursiva y de números y tablas sobre quién tenía la mejor estrategia para enfrentar la crisis del Covid 19. Básicamente se ha hablado de gobiernos que priorizan la salud o la economía, pero la realidad es mucho más compleja.

nota Corona Eloy

En primer lugar, cabe aclarar que todos los gobiernos bajo el capitalismo comparten a mediano plazo una racionalidad en la que lo importante es mantener el nivel de las ganancias capitalistas y los números de la macroeconomía. Pero los aspectos concretos de cómo se da eso depende de coyunturas y relaciones de fuerza específicas de cada país.

En segundo lugar, los resultados de las estrategias adoptadas a nivel sanitario en cada país no solo dependen de las medidas gubernamentales en la coyuntura de corto plazo sino de cuestiones estructurales de mediano y largo plazo, tales como la densidad de población, el hacinamiento urbano, las características del sistema de salud, el acceso a servicios esenciales para la salud, el envejecimiento de la población, etc.

Por último, es necesario indicar que los análisis son provisorios (al 16  de mayo) ya que aún faltan varios meses de desarrollo de la pandemia y hay que tener en cuenta elementos como el resultado de las medidas de gradual desconfinamiento y la posibilidad de rebrotes. Así como cabe aclarar que los números que se usan son absolutos y no correlacionados con la población ni el tamaño del país y por último decir que son aquellos que cada país ha notificado.

En Sudamérica encontramos el caso de Argentina, que entró en confinamiento obligatorio y tiene 7805 casos acumulados y 363 muertos, aunque con realidades muy distintas entre las zonas densamente pobladas del AMBA y el resto del país. Se ha presentado como ejemplo paradigmático de la derecha que prioriza la “economía sobre la salud” los casos de Brasil y Chile, que solo tuvieron cierres parciales y a la fecha tienen 233000 casos y 15600 muertes el primero y 41400 casos y 421 muertes el segundo. Pero también se tienen casos de gobiernos de derecha que si aplicaron un confinamiento como el argentino incluso desde antes, con dispares resultados, tales como Paraguay (778 casos y 11 muertos) y Perú (88500 casos y 2523 muertes). O gobiernos de derecha en donde el aislamiento fue voluntario y la enfermedad se mantuvo relativamente contenida, como el caso uruguayo, con 733 casos y 19 muertos.

La misma variedad se observa en cuanto a la tasa de letalidad, en Brasil el porcentaje llega al 6,69%, le siguen Bolivia (4,58%), Argentina (4,7%), Ecuador (8,20%), Colombia (3,76%), Paraguay (1,41%), Venezuela (2,17%), Perú (2,85%), Uruguay (2,59%) y Chile (1,01%).

A nivel mundial también tenemos amplia variedad, desde los países del este asiático que han logrado aplanar la curva con una mezcla de confinamiento, testeo masivo y seguimiento electrónico de las personas, como China, Taiwan, Hong Kong, Corea del Sur y Japón, hasta Australia (7036 casos y 98 muertes) y Nueva Zelanda (1498 casos y 21 muertes), en los que el confinamiento nunca impidió las salidas recreativas ni se dió la vigilancia electrónica como en parte de Asia.

En Europa tenemos desde países que aplicaron más o menos tardíamente el confinamiento obligatorio como España (276505 casos y 27563 muertes) o el Reino Unido (240161 casos y 34466 muertos), otros en donde el confinamiento nunca fue total y eso impactó en la cantidad de enfermos pero no en la misma medida de muertos como Alemania (176247 casos y 8027 muertos) hasta los que no aplicaron ninguna medida como Suecia (29677 casos y 3674 muertos), cuadruplicando la cantidad de casos y multiplicando por 10 la cantidad de muertos de sus vecinos escandinavos. Rusia por su lado en principio con sus restricciones había mantenido la enfermedad controlada por meses pero en las últimos días comenzó a subir considerablemente  la cantidad de infectados (272043 casos y 2537 muertes).

En el caso de EE.UU. Trump presenta una mezcla entre inoperancia y la necesidad de mantener encendida la economía, que era su arma fundamental para ganar las elecciones en 6 meses. Los casos allí son 1.505.000 y 89.500 muertes, con una tasa de letalidad de 5.94 %.

También la salida de las medidas económicas tomadas han sido muy disímiles, tenemos desde países europeos que han dado ayudas del 20% de su PBI a la población, negándose a auxiliar a empresas con deudas impositivas o cuentas en paraísos fiscales (como Alemania o Dinamarca) hasta la Argentina, donde las ayudas son del 3% del PBI y se están acordando salarios a la baja, en un contexto donde la economía, según los números prepandemia de febrero, seguía en caída libre.

Las medidas de desconfinamiento también expresan el amplio rango de prioridades en las salidas, mientras tenemos algunos países como Noruega o Finlandia, donde los gobiernos han hecho reuniones específicas con niños para ver cuales son sus problemas durante el encierro, otros priorizan las cuestiones humanitarias (primero la posibilidad de visitar a un ser querido o hacer el funeral a los muertos) y otros la vuelta a la producción.

En definitiva, si bien a grandes rasgos se pueden ver qué medidas son positivas, aún es temprano para sacar conclusiones taxativas.

Por Eloy.

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, General, Salud

Pandemia y ajuste: en Tigre llaman a movilizarse contra los despidos

En el día de hoy la Cicop (sindicato de médicos y médicas provincial) hizo público un comunicado en el que denuncia despidos por parte del intendente de Tigre, Julio Zamora. Entre los despidos se encuentra personal precarizado de distintas áreas estatales, dentro de las cuales se encuentra el servicios sanitarios y de asistencia social a familias y por violencia de género, escenciales en este contexto de pandemia. Llaman a concentrarse mañana lunes a las 10 horas al Palacio municipal, Cazón 1514, dónde se realizará una radio abierta y una asamblea. Difundimos comunicado.

ANTE UN EJECUTIVO MUNICIPAL MACHISTA Y VULNERADOR QUE DESPIDE Y RECORTA SUELDOS EN MEDIO DE UNA PANDEMIA, DESDE CICOP TIGRE CONVOCAMOS  A TODAS LAS ORGANIZACIONES DE LA ZONA, MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y A LA COMUNIDAD DE TIGRE A ACOMPAÑAR EL RECLAMO POR LA REINCORPORACIÓN DE LAS 14 COMPAÑERAS Y LA RENOVACIÓN DE LOS 35 CONTRATOS MUNICIPALES SUSPENDIDOS LXS ESPERAMOS“`

El sábado 2 de mayo, el intendente Julio Zamora, despidió a 14 trabajadoras en condición de monotributistas de la Dirección General de Promoción y Fortalecimiento Familiar y de la Dirección General de Políticas de Género y Violencia Familiar del Municipio de Tigre, dejando a otras dos trabajadoras más con una reducción salarial a partir del próximo mes. Al momento aún otrxs 21 trabajadorxs monotributistas se encuentran en total incertidumbre respecto a su continuidad laboral, ya que todos los contratos  finalizaron en el mes de abril.
Estas medidas afectan directamente a las comunidades que acuden a estos servicios ya que se recorta la atención de 10.500 niñxs y adolescentxs en situación de vulneración de derechos y a 17.500 mujeres en situación de violencia de género del partido de Tigre.

La notificación del despido y de la reducción salarial llegó a través de un llamado telefónico realizado por personal municipal ajeno a la Dirección. Estos despidos se dan sin notificación formal y sin justificación alguna.

Denunciamos a las autoridades a cargo de estas áreas: Secretaria Cecilia Ferreyra, Subsecretaria Natalia Reynoso, Directora de Fortalecimiento Familiar Graciela Basso, Directora del Servicio Local Nadia Olivieri, Directora de Políticas de Género y Violencia Familiar Aldana Aguirre, por ser cómplices y responsables de los despidos de las áreas para las cuales asumieron un cargo político de gestión. Las mismas permanecieron en silencio ante la decisión o dieron respuestas en donde se desentienden de sus responsabilidades como funcionarias, y hasta el momento  no se comunicaron para explicitar cómo se va a sostener el trabajo ante una reducción de personal de tal magnitud (20%).

El 50% de lxs trabajadorxs de las Direcciones de Políticas de Género y Políticas de Infancia cuenta con un contrato precarizado en condiciones de monotributo, si bien el mismo suele renovarse anualmente en diciembre, con posterioridad a que ambas Direcciones sostuvieran un paro de 8 días en reclamo de mejores condiciones de trabajo durante el mes de noviembre de 2019, la renovación comenzó a hacerse trimestral hasta el mes de abril de este año. Estos despidos se leen como una represalia de aquella movilización y organización de trabajadorxs ya que no se registraron despidos en otras áreas de la secretaría.

No está de más aclarar que dicha forma de contratación constituye una relación laboral de dependencia encubierta por parte del municipio ya que las profesionales facturaron por sus servicios prestados durante años. Denunciamos que esta modalidad precariza y genera una enorme inestabilidad laboral corroborada hoy con estos despidos.

En el contexto de crisis sanitaria, económica y política que sufre nuestro país, agudizada por la pandemia de COVID-19, el Municipio no solo realiza descuentos masivos y muy significativos en los sueldos, elimina el pago de horas extras y reduce horas en los contratos de sus empleadxs, también DESPIDE TRABAJADORXS DE SERVICIOS DECLARADOS COMO ESENCIALES. Cualquier despido en este contexto es repudiable, pero despedir 14 Mujeres Trabajadoras, muchas de ellas cabeza  y sosten de familia, cuya tarea esencial en este contexto sanitario es el cuidado, la atención y la contención de Ninxs Adolescentes y Mujeres, es un acto más de Violencia de Género institucional por parte del Estado. Son mujeres cuya tarea se encuentra destinada al cuidado de otrxs, son mujeres precarizadas, que terminan siendo mujeres despedidas.
Manifestamos que dicha decisión va en detrimento del DNU 329/2020 del poder ejecutivo nacional que prohíbe los despidos en cualquier área. Desde CICOP tigre repudiamos las medidas adoptadas y hacemos responsable directo al intendente Julio Zamora.

Repudiamos  que la salida a esta crisis la paguen lxs trabajadorxs y la comunidad de tigre.

¡Reincorporación ya de las compañeras!

¡Renovación de todxs los contratxs y decretos sobre contrataciones laborales vencidos en abril!

¡No a las contrataciones mensualizadas!

¡Pase a planta permanente de todxs lxs trabajadorxs municipales!

¡No al vaciamiento de las áreas de Salud, Género e Infancia!

Trabajadorxs en lucha – CICOP Seccional Municipal Tigre

Contactos de prensa y apoyos: fcbk: Cicop Tigre// mail tigre@cicop.com.ar
Daniela 1168911512 Yanina 1138463809 Lucía 1122984764

Contactos Cicop Tigre: Mariana 1141600261 // Gabriela 1165955014 // Ana 1166694871

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, Gacetillas de Prensa, Salud, Sindicales