Archivo de la etiqueta: ajuste

CABA: Paro y movilización contra la reforma del estatuto docente

Hoy, en la Ciudad de Buenos Aires, se realizó un paro de 24 Hs. en contra de la reforma del estatuto docente convocado por UTE-CTERA y Ademys que  tuvo un 85% de adhesión, según informaron las organizaciones. Además, se movilizaron a la Legislatura (que estaba completamente vallada) docentes de distintas escuelas y programas socioeducativos, de los Institutos de Formación Docente y otros sindicatos porteños como Camyp y UDA. También participaron enfermeras de la Ciudad que están en lucha para que sean reconocidas como profesionales.

Angelica Graciano, Secretaria General de UTE afirmó que en la pandemia “invisibilizaron nuestro trabajo, diciendo que no hacíamos nada. No entregaron las computadoras, miseriando la comida de los pibes que llegaba podrida y vencida. Eso son. Eso son. Racistas. ¿Saben por qué estamos acá? Porque la escuela junta los pedazos que dejó la pandemia”

“No vamos a bancar que quieran derogar el estatuto del docente diciendo que la calidad de la educación está deteriorada porque los índices de aprendizaje les dan bajo, si le sacan la plata a la escuela, a las cooperadoras, le sacan la comida a los pibes, ¿cómo no le van a dar los índices bajos”.

Por otra parte, Mariana Scayola, Secretaria General de Ademys puso el foco en la organización docente y en las condiciones laborales: “Esto no es un paro, es un parazo que creció desde las escuelas, que venimos trabajando hace varias semanas (…) Tenemos que trabajar dos o tres cargos para llegar a fin de mes, estamos en mayo y parece que fuera diciembre, porque no damos más compañeros y compañeras. Por eso el agobio, porque están tirando sobre la docencia la responsabilidad de la crisis que generaron las políticas educativas de los últimos 20, 30 años en este país”.

Luego criticó la propuesta del ministro de educación nacional, Perczyc, que intenta sumar una hora en las escuelas primarias y vinculó las políticas económicas a nivel país con la situación en las escuelas. “Esto también es fomentar el agobio laboral, el cansancio y eso también es una reforma educativa (…).  “El gobierno nacional está garantizando un acuerdo con el Fondo Monetario que claro que tiene que ver con todas estas condiciones en las escuelas, porque toda esa plata, que sí que se la robaron, que sí que la fugaron, pero que ahora el gobierno se dispone a pagar. Esa plata tendría que estar en las escuelas, tendría que estar en los hospitales”.

Para cerrar, convocó a la docencia a continuar discutiendo cómo seguir la pelea por los reclamos y a los otros gremios a realizar “una asamblea unitaria de toda la Capital Federal para que sea la docencia en unidad la que le dé pelea de fondo a la política de ajuste de Larreta en la Ciudad de Buenos Aires”.

Minutos antes de la votación en el recinto, la Policía de la Ciudad reprimió la protesta con gases y palos a docentes que se manifestaban frente al vallado policial.

Los resultados de la votación, con una mayoría oficialista, no fueron novedosos: 32 a favor, 27 en contra y 1 ausente.

Deja un comentario

Archivado bajo Educación, trabajadores

Editorial Marzo 2022: «¿Cuál es el poder real?»

Desde hace tiempo ya, los medios afines al gobierno de Fernández e incluso varios funcionarios en declaraciones se refieren al “poder real». Refieren a algo que se encuentra más allá del alcance de leyes o medidas gubernamentales, un poder con el cual el gobierno debe negociar en un tira y afloje constante. Este poder se corporiza en los grandes capitalistas, dueños de empresas y medios de difusión.

En algo tenemos que coincidir: ese poder real existe. Queda claro cuando las empresas despiden a pesar de regir una prohibición de hacerlo  e incluso cuando, sin mediar consecuencia alguna más que el pago de devaluadas multas, resisten órdenes judiciales de reinstalación de compañerxs o prohíben elecciones de delegadxs a pesar de estar en total derecho, o también en el manejo a discreción de los precios, siendo responsables del constante aumento inflacionario.

Y es así, este poder existe, y el gobierno con el resto de las instituciones estatales están a su servicio o en todo caso arbitran a su favor. Es que la sociedad en la que vivimos es una sociedad de clases y el Estado es un instrumento de la clase dominante para ejercer el poder, más allá de que algunas veces  la lucha de clases logre conquistas y obligue a dictar alguna ley, decreto o medidas puntuales favorables. En estos casos siempre la burguesía necesitará de acallar demandas más profundas, regular procesos que sean independientes a ella o controlar a determinado sector social (estigmatizando por los medios, silenciando o directamente reprimiendo).

En horas donde se aproxima el cierre del acuerdo con el FMI, nuestra clase no está dando respuestas como tal. Aunque la correlación de fuerzas no nos sea favorable, es importante la experiencia unitaria que desde la izquierda se viene realizando en las jornadas del 11 de diciembre, el pasado 8 de febrero y que en horas de esta tarde movilizó repudiando el acuerdo que se trata dentro del parlamento. Así se intenta configurar un polo de rechazo al acuerdo con el Fondo y al pago de la deuda que tenga una expresión callejera. Hay malestar en las bases peronistas, dentro del FDT, pero pareciera ser un cacareo más para la tribuna propia que para realmente promover el rechazo. La situación está tensionada por el acuerdo con el fondo que  traerá más ajuste, aumento de tarifas, retroceso en gasto social. Es decir, el mismo programa de la última década pero agravado y monitoreado por el fondo, demostrando una vez más que ese poder real existe y lleva el mando, gobierne quien gobierne.

Nuevamente grandes extensiones de tierra arrasadas por el fuego, estos últimos meses en el sur y el litoral, y el gobierno incapaz de evitarlo. Siempre detrás de los incendios hay grandes negocios o la patria sojera que debe incrementar su producción para abastecer las granjas porcinas ya instaladas y las que vendrán, o las mineras o las grandes inmobiliarias. El poder real marca la cancha y el gobierno demostrando que no está para pararles la mano.

¿No se puede hacer nada? ¿Este poder dominará por siempre a su antojo?

Está claro que  votando a tal o cual partido de la burguesía no lo podemos detener ya que sus instituciones no están para eso sino todo lo contrario. Lo vimos en Chubut cuando a días de ser elegidos los legisladores votaron a favor de las mineras, contra el pueblo que acababa de votarlos. También en Chubut vimos, como hace un tiempo en Mendoza, que las clases oprimidas organizadas en asambleas y con su movilización permanente lograron ponerle freno a esa ambición que el gobierno no controla, lo vimos en 2017 donde toneladas de piedras echaron por tierra al “reformismo permanente» del Macrismo.

Es que con organización y lucha ponemos de pie al otro poder real, al poder de trabajadores y oprimidos. Hoy la clase trabajadora y un archipiélago de organizaciones populares se expresan de forma aislada y así no logran más que, en algún caso, obtener una demanda parcial devorada inmediatamente por el ajuste y la inflación. Es que como lo hace la burguesía, que a la hora de definir políticas de fondo lo hacen unidos, también los del otro lado debemos unirnos. No podemos contar para eso con las actuales direcciones de las centrales obreras. Estamos en un año de renovación de los mandatos gremiales, es una oportunidad para hacer crecer ese pequeño núcleo de sindicatos clasistas como Aceiteros, el neumático, varias seccionales docentes, los ferroviarios de Haedo y decenas de cuerpos de delegados y comisiones internas. Tendríamos que poder darles como mandato la necesidad de unificar las demandas para, golpeando como un solo puño, frenar el ajuste. En la inauguración del ciclo legislativo Fernández expresó tres puntos fundamentales: que van a luchar contra la carestía y que no habrá reforma laboral, ni jubilatoria, nosotrxs decimos que para que esto ocurra será necesaria la movilización de la clase trabajadora y el pueblo pobre, la Reforma laboral no está precisando de leyes para llevarse adelante, por lo que al gobierno respecta seguirá siendo así, la Jubilatoria  va por el mismo camino, AF dejó la puerta abierta para el aumento de edad de retiro a decir que hay que facilitar al que quiera seguir trabajando los medios para hacerlo.

Es fundamental que, como hace la burguesía, nos organicemos más allá de los límites que la ley impone porque se trata de enfrentar a ese poder con nuestro poder, con el poder obrero, que se manifiesta parcialmente en cada lucha pero que si se unifica tras un programa puede cambiarlo todo. 

Equipo de El Roble.

Deja un comentario

Archivado bajo Editoriales, General

Salario mínimo: 32 mil pesos. Menos de la mitad de lo necesario para vivir

Dice Manzur que el gobierno nacional tiene “vocación y decisión política para cerrar brechas”. Lo dice en la conferencia de prensa posterior al Consejo del salario. Lo dice luego de que el Ministro de trabajo, Moroni anuncie que el salario mínimo, vital y móvil en noviembre será de 32 mil pesos. Lo dice sabiendo que la línea de pobreza está en 70 mil pesos. Lo dice a horas de efectuarse un pago de deuda con el FMI por 1.800 millones de dólares. Decisión política para cerrar brechas, dice Manzur.
¿Es esta la respuesta luego de todo el circo pos elecciones de las PASO?


Afuera, en las calles, mientras transcurría la reunión en la que 32 dirigentes empresariales, políticos y sindicales deciden la política salarial, se desarrollaba una movilización con un gran componente de movimientos sociales, porque claro, el salario mínimo afecta sobre todo, a los más pobres. Una Plaza de Mayo llena y con 4 cuadras sobre Avenida de mayo. El reclamo central fue que el salario mínimo no esté por debajo de la línea de pobreza.

Sabemos que la crisis económica lleva varios años y que no hay recetas mágicas ni instantáneas para remontar años de destrucción pero sin dudas, el gobierno nacional parece que va a seguir ajustando siempre a los y las laburantes. Este aumento que quizás empate a la inflación pero que está muy por debajo de brindar “la vida que queremos” lo demuestra. Evidentemente, las respuestas más urgentes que frente a la crisis necesitamos los y las trabajadoras no están de un lado u otro de la grieta.

Periódico El Roble

Deja un comentario

Archivado bajo Gacetillas de Prensa

Balance de dos años de gestión

El Frente de Todos,  llegó al gobierno con la promesa de retrotraer, o al menos frenar, el ajuste del gobierno de Cambiemos sobre el pueblo trabajador. Ya en los primeros meses de su mandato, con el ajuste a los jubilados se empezó a traslucir que era solo otra promesa de campaña. Luego, echándole la culpa a la pandemia de todos los problemas, pudo recuperar parcialmente el apoyo perdido y aún sostiene el discurso negacionista de haber surfeado bien la gestión de la crisis sanitaria.

El ajuste sin fin sobre nuestros bolsillos 

A casi dos años de haber asumido, ya se puede esbozar un balance de ambas políticas: el ajuste económico sobre el pueblo trabajador no sólo no se frenó, sino que se profundiza; la pérdida del poder adquisitivo del salario, las jubilaciones y asignaciones sociales siguió su curso a pesar del cambio de gobierno y del discurso político. Un informe de Equilibra, la consultora dirigida por los economistas Diego Bossio y Martín Rapetti, asegura que en el contexto actual, con el aumento de los precios y la pérdida de poder de compra de los salarios, se estima que un asalariado con una remuneración media del sector privado puede comprar 55 kilos de carne menos que en diciembre de 2019 y 70 kilos menos que a mediados de 2018. En pesos de hoy, el salario medio cayó 5% respecto al de las primarias de 2019 y 14,3% en comparación a las de 2017″. Los economistas esperan que la inflación anualizada del segundo semestre se ubique en 39% y que esté en torno a 47,5% en todo el año.  En otro orden, indicó que en el mismo período se registró una pérdida de 230.000 puestos de trabajo informales y 177.000 formales.  Al respecto el indec informó  que la pobreza aumentó en el segundo semestre del 2020 y alcanzó en todo el país el 42%, mientras que la indigencia llegó al 10,5%. Estos porcentajes representan una fuerte suba versus el segundo semestre de 2019,  cuando estas cifras eran del 35,5% y 8%, respectivamente.En estos meses el gobierno tirará algunas migajas para decir que se “recupera lo perdido con Macri”, pero no es más que una concesión electoral que se esfumará con los ataques posteriores a las elecciones de la mano del acuerdo con el FMI y la UIA.

¿Cómo se gestionó la pandemia?

En el terreno sanitario, Alberto Fernández abandonó el discurso de “defensa de la salud y la vida del pueblo”. Su diario/vocero  página 12  titulaba el 28/8: “La Argentina entre los que mejor gestionó la pandemia” y decía: “La Argentina tuvo una gestión de la pandemia en 2020 muy superior a la de Estados Unidos, Brasil, España o Italia. Casi equivalente a la del Reino Unido, Portugal y Canadá, y bastante mejor que el promedio mundial. La conclusión surge de las estadísticas más confiables y valederas en epidemiología para evaluar la gestión de la pandemia, la base de los datos de Our World in Data”.

¿Cómo llegan a semejante conclusión?

Sencillo, buscan un tipo de estadística que los pueda dejar bien parados, manipulando la comunicación de  los resultados  de las mismas estadísticas que proponen. ¿Cómo? remarcan los países importantes que nos superan en dichos números (Brasil y EEUU, entre otros) y después dicen que estamos por debajo de la media del porcentaje global. 

Según el gráfico que ellos mismos publican en la nota dicha estadística nos posiciona en el lugar número 16 entre los 193 países del mundo, es decir que  en cuanto a la gestión de la pandemia hay 177 países que obtuvieron mejores resultados que Argentina, de ahí a estar entre los mejores, un abismo.

 ¿Cómo manipulan? agarrando el promedio mundial siendo que los primeros países tienen porcentajes altísimos que hacen que ese promedio global aumente y supere nuestro número, un mamarracho.

Ahora, ¿cómo podemos medir con más  precisión y números concretos cómo se está manejando hasta ahora la pandemia en el país? Usando el mismo sitio web en la misma fecha que usó Página 12 para tergiversar la información: https://ourworldindata.org/ podemos ver en el apartado vacunas: que con dos dosis estamos en el puesto 93 con un 30,4% de la población vacunada. En cuanto a los casos Somos el 7° país con más casos acumulados del mundo con 5.17 millones (más del 10% del país) y en  casos por millón: 15° con 113.000 casos por millón.Y en las Muertes 12° con 111 mil muertes y en muertes por millón: 10° con 2.400 fallecidos por millón de habitantes.

Esto demuestra que Argentina está entre los países del mundo con peores resultados en la gestión de la pandemia y encima en la falsa dicotomía que supo instalar Fernández ; “Economía vs Salud” la caída del PBI, que le costó al mundo en 2020 una contracción del  4% y al menos unos 5 billones de dólares tiene a la Argentina 4ª en cuanto a más baja del PIB, con un retroceso del 12% de acuerdo a nota del Cronista Comercial del Viernes, 03.09.2021 “Las 10 economías que más cayeron en 2020”

Las crisis provocan concentración de la riqueza, esta es una ley intrínseca al capitalismo

Mientras para millones estos números significan empobrecimiento, precarización,  y profundización de la miseria para un puñado de capitalistas “las crisis dan lugar a oportunidades”, como  les gusta decir,  si miramos el ranking Forbes de las mayores fortunas del mundo vemos que 5 de los 6 más ricos del país se enriquecieron aun más en 2020 ; Marcos Galperin, cofundador de Mercado Libre, es el más rico, con 6100 millones de dólares y en el último año elevó su fortuna nada menos que en 4000 millones de dólares, Paolo y Gianfelice Rocca, del Grupo Techint, con 3.700 millones, Alejandro Bulgheroni, de Pan American Energy, con 3.300 millones, Gregorio Perez Companc, en el cuarto lugar con 2400 millones de dólares ,700 millones más que hace 12 meses, Alberto Roemmers, Hoy, suma 2200 millones de dólares, un 8 por ciento menos que hace un año. Y completa la lista local el regreso de Eduardo Eurnekian, que suma 1300 millones de dólares, al compás de la recuperación que evidencia Corporación América Airports, su holding aeroportuario con más de 50 terminales alrededor del mundo. No hay información sobre cuanto incrementó su fortuna de 2000 millones de dólares Hugo Sigman en el último año siendo que es el dueño de Insud laboratorio argentino que produce la vacuna AstraZeneca.

La ecuación de la desigualdad es muy simple, todo lo que suman unos lo pierden los otros.

A la baja en salarios, sobre todo con respecto al dólar (60% en los últimos tres años) que ya es una transferencia directa de plusvalía a manos de los empresarios hay que  agregar la reducción de puestos de trabajo y el salto que dio la flexibilización laboral con el teletrabajo como insignia, pero también hubo reducción de tiempos de comedor, achique en premios, polifuncionalidad , aplicación de turno americano y otras variantes que aumentan la productividad del trabajo incrementando a su vez la plusvalía relativa.

Unas nuevas elecciones

Estamos en pleno camino a unas nuevas elecciones, dada la actual crisis económica planetaria solo con grandes luchas podremos recuperar parte de lo perdido ninguna variante electoral podrá favorecer los intereses de trabajadores y pueblo pobre, las de la grieta ( Fde T y Cambiemos) ya demostraron que a pesar de algunas diferencias, no están dispuestos a ir más allá que lo que FMI y las grandes patronales demanden, los intentos fallidos de Fernández de expropiar a Vicentin o impedir los despidos en pandemia y la prioridad presupuestaria al pago de la deuda lo ponen en ese sitio más cerca del macrismo que lo que discursivamente declama; los ultra liberales Milei y Espert los corren por derecha (si se puede) aprovechando las restricciones sanitarias para contraponerlas a una falsa libertad individual cuando la única “libertad” que tenemos millones es la de estar privados de toda propiedad, poseemos la libertad   de sudar valor en jornadas extensísimas para enriquecer cada vez más a unos pocos multimillonarios o lisa y llanamente vivir de la miseria que reparten con los planes para que no nos sublevemos. Randazzo es la colectora obligada que pretende  ,como lo hiciera Massa años atrás capitalizar el descontento con el gobierno de sectores peronistas y las variantes de izquierda en su ambición de ocupar bancas en un devaluado parlamento burgués (ser la tercera fuerza) no hacen propaganda de un programa socialista y al diversificar los sujetos de referencia al plantear un discurso hacia trabajadores/ trabajadoras, mujeres y juventud ya ni siquiera personifican un voto de clase contra clase como hace unos años.

La clase antagónica al capital es la clase trabajadora activa o no ya que el capitalismo en su devenir arroja fuera de los márgenes sociales a millones, cifras que ya exeden lo que el marxismo llama ejército de reserva, esta clase  en si contiene a mujeres y jóvenes y es por su ubicación material la única clase potencialmente revolucionaria ya que sus necesidades exigen y sus condiciones hacen posible la abolición de las clases sociales.

El ejemplo es la Lucha de clases misma

El  auge  de masas que cruzó el planeta a finales de 2019 y principios de 2020 puso de manifiesto  por la negativa, la importancia, de la centralidad de la clase, el ejemplo ecuatoriano donde el campesinado y los pueblos originarios a la cabeza terminan cediendo la iniciativa al poder burgués ya que sus intereses de clase no son irreconciliables con los de la burguesía. Por lo cual por reformas que le permitan seguir coexistiendo pacíficamente pactan y desarman la ofensiva de las masas. Y en Chile, sobre todo, donde se pone de manifiesto que sin la clase obrera organizada como sujeto, al no poder desarrollar la huelga general  el movimiento no logra quebrar al gobierno, y las fuerzas reformistas toman la iniciativa programática sosteniendo al régimen democrático burgués con la alternativa de la constituyente. 

¿A quién votar?

El parlamento es una institución del régimen democrático burgués, es decir parte de una maquinaria, el estado burgués, administrada en beneficio de la clase dominante para imponer sus intereses, los y las trabajadoras no podemos  sentar en estas instituciones confianza alguna en que legislen a nuestro favor, como ocurrió por ejemplo  con la ley del aborto; solo puede hacerlo para legalizar conquistas impuestas por la lucha y con el doble objetivo de regularlas y controlarlas por una parte y por otra para frenar la lucha en las calles. 

Los partidos que representan a nuestra clase pueden utilizar las elecciones y los cargos parlamentarios para denunciar  los manejos y negociados que se producen tras bambalinas en el congreso y , sobre todo, para propagandizar que la única salida es  una revolución que termine con el orden vigente e instaure un gobierno de trabajadores que socialice todos los medios de producción en el camino del establecimiento del comunismo: la sociedad sin clases ni Estado, ni ninguna forma de explotación u opresión.

En estas elecciones no hay fuerza que sirva para estos objetivos, es una buena ocasión para romper con la mentira que el mayor derecho democrático que tenemos es el voto, el derecho fundamental que conquistamos con la democracia es el de participar en política, el de organizarnos en forma independiente de las estructuras burguesas en asambleas como lo hacemos en los lugares de trabajo, como lo hacen los ambientalistas que como en Chubut o Mendoza frenan el avance sobre los recursos naturales  o como supimos hacerlo en 2001 , fortaleciendo experiencias que nos sirvan para ir construyendo poder obrero y popular.

Por Pablo Rojas.

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Economía, Históricas