Archivo de la etiqueta: burocracia sindical

El acuerdo CGT-UIA: Sobre llovido mojado

Edición digital El Roble N° 140 – Especial por coronavirus.

De forma repentina, pocos días antes del 1° de Mayo, un puñado de dirigentes de la Confederación General del Trabajo firmaron con la Unión Industrial Argentina un acuerdo de suspensiones con sueldo reducido en 25%, ante la atenta mirada de los ministros de Producción y Trabajo, Matías Kulfas y Claudio Moroni. 

nota_cgt_uia_foto_fol_jornada_lucha_13_mayo_2020

Cuatro fueron los dirigentes de la CGT que estamparon su firma: el binomio remanente de Secretarios Generales, Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (Estacioneros de Servicio), su adjunto Andrés Rodríguez (UPCN) y el metalúrgico Antonio Caló, que pocos días antes había intentado firmar un acuerdo similar en su gremio y se había visto forzado a retroceder ante el malestar de las bases. Por el lado de la UIA, rubricó el acuerdo su presidente, el empresario aceitero Miguel Acevedo, y su vice, el abogado devenido dirigente patronal Daniel Funes de Rioja.

En la tarde del lunes 27 de abril empezó a circular en medios y redes el documento de la “Reunión tripartita para consensuar medidas que tiendan al sostenimiento del trabajo y la producción frente al COVID-19”. Ese largo título encabeza el acuerdo que en los hechos implica por un lado un marco que avala las suspensiones, hasta ese momento prohibidas, y por otro establece que los trabajadores suspendidos por la cuarentena pasaron a contar con ingresos del 75% de sus salarios.

Efectivamente, el texto del acuerdo refiere a “aquellas personas que no pueden prestar sus servicios habituales, disponiendo que en tal supuesto la situación será considerada como una suspensión encuadrada en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo”.

Asimismo se señala que “el monto que los empleadores deberán abonar como prestación no remunerativa o las asignaciones en dinero que se entreguen en compensación por suspensiones de la prestación laboral en este marco no podrá ser inferior al 75% del salario neto que le hubiere correspondido al trabajador en caso de haber laborado”. Además se detalla que sobre este monto “deberán realizarse la totalidad de los aportes y contribuciones por la ley 23660 y 23661 y el pago de la cuota sindical”.

De esta manera, buscan que aquellos acuerdos firmados entre empleados y empleadores que se encuentren dentro de estas condiciones sean homologados en forma automática: “solamente en esas condiciones o cuando se establezca un porcentual mayor, la autoridad de aplicación homologará en forma automática los acuerdos que se presenten”.

El plazo de vigencia del acuerdo fue retroactivo al 1° de abril, abarcando sesenta días hasta fines de mayo.

El mismo constituyó un claro retroceso en relación a la normativa dictada hasta ese momento -más allá de su cumplimiento efectivo- que incluía el DNU 329/2020 de prohibición de despidos y suspensiones, pasando estas últimas a estar habilitadas, retroactivamente además, para todos aquellos que no continuaron trabajando por la cuarentena; así como la resolución del Ministerio de Trabajo 219/2020 (reemplazada por la MTESS 279/2020) que planteaba el cobro íntegro de las remuneraciones para el conjunto de los asalariados, estuvieran afectados o no por el aislamiento.

El Ministerio de Trabajo homologó rápidamente lo firmado, borrando con el codo lo publicado en el Boletín Oficial. 

Desde la CGT buscaron justificar el acuerdo, afirmando que “no es una baja salarial”, sino que se trata de una “percepción que cobrarán los trabajadores suspendidos, que tiene que ser superior al 75%”, en declaraciones a la agencia Noticias Argentinas (NA).

“Es un piso para que los trabajadores suspendidos no cobren menos”, resaltaron.

Aunque “técnicamente” no sea un recorte de sueldos (“técnicamente no es delito” decía Laura Alonso) habilitó políticamente una situación ya instalada desde un sector del empresariado decidido a cargar el costo de la crisis sobre las espaldas de los trabajadores. 

Tras cuatro años de caída del salario real -un 20% promedio para el conjunto de los asalariados formales, según cálculos del Observatorio del Derecho Social de la CTA Autónoma- cientos de miles de trabajadores afrontan un nuevo y particularmente dramático momento de crisis con un nuevo recorte del 25% sobre lo que efectivamente terminan cobrando, lo llamen como lo llamen desde la CGT.

Por Indymedia Trabajadoras/es para El Roble / Imágen: FOL prensa.

2 comentarios

Archivado bajo Exclusivos web, General, Sindicales

Repudiamos la toma de la UTA a manos del grupo DOTA

Difundimos la declaración del cuerpo de delegados de la Línea 60 frente al enfrentamiento entre dos sectores de la burocracia sindical de la UTA.

Contactos: Néstor Marcolin 1164800700
Esteban Simonetta 1164797500

El cuerpo de delegados de los trabajadores de MONSA, Línea 60, manifiesta que no nos sentimos identificados con los hechos que terminaron con la toma de nuestro edificio sindical. A la vez que entendemos lo sucedido como el intento de un grupo empresario por apropiarse de nuestra herramienta gremial.

Los delegados de la Línea 60 hemos demostrado, a través de los años, una posición crítica contra la actual conducción de la UTA. Sin embargo, entendemos que estos hechos, que lejos están de los intereses de los trabajadores, se corresponden con el interés del grupo DOTA de expandir su poderío.

El grupo monopólico DOTA, a través de su representación sindical, encarnada en la figura de Miguel Bustinduy, intenta quedarse con nuestro sindicato. Bustinduy, quien fuera aliado de Fernández, opera hoy bajo los intereses directos del grupo DOTA, liderado por la familia Faija.

La toma del edificio gremial es una expresión de la falta de política obrera, por parte de Fernández, y de los intereses empresarios que intentan controlar bajo su órbita los negocios del transporte y negociar los derechos de los trabajadores.

Repudiamos el intento empresario de tomar el sindicato. Y nos volvemos a pronunciar, como tantas otras veces, en contra del desguace, los despidos y el resguardo de los puestos laborales, por la recomposición salarial correspondiente y por la libertad para que elijamos a nuestros representantes sin injerencia de las patronales.

Vayamos por:

-Un estatuto libre, sin prescripciones, que garantice la libre participación.

-Democracia sindical

-Plenario general de delegados

-Asambleas de bases

-Por un transporte público en función de los intereses de usuarixs y trabajadorxs

Buenos Aires, 17 diciembre 2019

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, Gacetillas de Prensa, Sindicales, Transporte

Interna de la CGT

Esta mañana un sector de la burocracia sindical “ocupó” la sede de la CGT Villa Mercedes, argumentando que la Central estaba acéfala y la sede embargada. Así, se proponen como “normalizadores” de la estructura.

En el marco de una interna áspera, y de los realineamientos que se dan después de la derrota electoral de la candidatura de Carlos Ponce (burócrata del plástico y de la CGT Villa Mercedes), la pelea es por posicionarse como los mejores garantes del pacto social.

El 5 de julio, la Secretaría del interior de la CGT nacional recibió a las dos fracciones mercedinas, para tratar de mediar y consensuar la unidad. (1) (2)

El sector de los gremios alineados con José Ucelay, Secretario Adjunto de la CGT Regional Villa Mercedes, y Julio Ojeda, Secretario Gremial, demagógicamente lanzó un comunicado el 20 de noviembre, donde cuestionaban la designación de Luis Zapata como titular en el “Programa de relaciones laborales”; pedía que éste programa volviera a ser “Ministerio de Trabajo”; y se pronunciaba por una actualización salarial acorde a la inflación para los empleados estatales. (3) (4)

Otra fracción de la burocracia, el “Frente Gremial”, sector que responde al “panadero” Darío Martinelli, realizó esta mañana una pintoresca toma de la sede de la CGT (con unos tipos pateando una puerta para abrirla, cuando más de la mitad de los concurrentes ya habían ingresado por otra entrada). Luego de esta pantomima donde dicen que van a pagar las deudas para salir del embargo, juraron lealtad absoluta a Fernández y a Rodríguez Saá, todo esto en nombre de los trabajadores. (5, 6, 7, 8, 9)

Ambas fracciones apoyan el ajuste, el pago de la deuda, y piden poner el hombro para bancar a los empresarios y banqueros. Colaboraron con las patronales en los despidos, las suspensiones, los cierres de fábricas y la represión de los intentos de organización independiente por parte de los trabajadores. A ambas fracciones hay que enfrentar y derrotar, para lograr reincorporar a los despedidos, lograr el pase a planta permanente, pelear por salarios por encima de la canasta básica, luchar contra la precarización laboral, y enfrentar el ajuste sobre el conjunto de la clase trabajadora.

Por Martín Godoy.

————————

(1) https://twitter.com/SecCgt/status/1147220643907342338
(2) https://twitter.com/SecCgt/status/1144216516893782016
(3) http://sanluisnoticia.com.ar/web/despidos-en-las-fabricas-y-situacion-de-relaciones-laborales-duro-comunicado-de-la-cg-villa-mercedes/
(4) http://apuntesdesanluis.com/index.php/local-provincial/2914-preocupacion-de-la-cgt-y-duro-cuestionamiento-interno
(5) http://www.radionacional.com.ar/sindicalistas-tomaron-la-cgt-en-villa-mercedes/
(6) http://www.sanluis24.com.ar/index.php/component/k2/item/182690-representantes-gremiales-disidentes-ocuparon-el-edificio-de-la-cgt-de-villa-mercedes
(7) https://www.villamercedes.info/ante-el-embargo-de-las-propiedades-el-frente-sindical-tomo-la-cgt/
(8) https://www.youtube.com/watch?v=-HzR_PDrHqE
(9) http://sanluisnoticia.com.ar/web/estallo-la-interna-gremial-en-villa-mercedes-tomaron-la-sede-de-la-cgt/

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, Sindicales

Patota sindical entra a los tiros en frigorífico Ecocarnes

Una patota de la Federación de la Carne atacó con armas de fuego a los trabajadores del frigorífico Ecocarnes. La intención del apriete se debe a que buscan un traspaso sindical en connivencia con los directivos de la firma. Tras el hecho, hay dos trabajadores heridos de bala y dos vehículos incendiados.

Foto: Filo News

Esta mañana, en el barrio de Bancalari, una patota de la Federación de la Carne atacó con armas de fuego a los trabajadores del frigorífico Ecocarnes (ex Cocarsa). Según denunciaron los operarios, la agresión se debe a un traspaso sindical que busca realizar la Federación dirigida por Beto Fantini en connivencia con los directivos de la firma, y que fuera rechazada en asamblea por los trabajadores.

Según las versiones de los operarios, la propuesta empresaria de abandonar el Síndicato del Personal de Frigoríficos de la Carne y pasarse a la Federación de la Carne, dirigida por Beto Fantini, ya fue rechazada dos veces mediante asamblea. Por otro lado, afirman que este último es un sindicato «patronal» y «entreguista».

Mediante un comunicado de prensa, la Lista Roja de la Carne expresó que: «repudia la terrible agresión que desde la Federación Gremial que conduce Fantini, a través de una patota que llegó a la planta en tres micros, produjo contra las y los trabajadores de Ecocarnes (ex Cocarsa). Al momento hay dos heridos de bala, producto del ataque de estos criminales».

En la misma línea, agregaron que: «es momento que FESITCARA, la Federación a la que pertenece nuestro Sindicato Capital, tome cartas en el asunto, que con la agresión armada pegó un salto en gravedad, y convoque a medidas en todo el país en defensa de nuestra organización».

Tras el ataque de la patota, varios trabajadores han resultado heridos, dos de ellos con balas de plomo; además, un micro y una combi resultaron incendiadas. Por otra parte, y por la magnitud del ataque, han suspendido las clases en la Escuela Primaria N°28 y en la secundaria N°20 del barrio San Jorge, en San Fernando.

Por ANRed.

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, Sindicales