Archivo de la etiqueta: clasismo

El problema de la división de lxs clasistas en el movimiento obrero

En noviembre hubo elecciones en dos espacios sindicales donde la izquierda tiene cierto peso:el Sarmiento renovó el mandato de su cuerpo de delegados, y lxs docentes neuquinos dirimieron las autoridades provinciales y distritales de su sindicato Aten. Por Facundo Anarres, docente y militante del PRC.

unidad clasismo

Lxs ferroviarixs, la lista Bordó (Izquierda Socialista, el sector de Lxs Villerxs e independientes) además de tener que enfrentar a la burocracia Verde (Sassia-CGT), disputó con la Lista Negra (MST, PO, PTS, activistas de la ex Emfer e independientes). Por primera vez en muchos años se presentaron dos listas antiburocráticas: tanto la Negra como la Bordó están integradas por activistas clasistas y de izquierda, algunxs agrupados partidariamente, otrxs no y en las dos listas hay activistas cercanos al peronismo; en las dos militantes del FIT. Muchos activistas de ambas han participado en las marchas por Santiago Maldonado, en las jornadas del 18 de diciembre contra la Reforma Previsional. Las dos se enfrentan a la patronal y al gobierno, denuncian a la burocracia por entregar condiciones de trabajo y un salario a la baja. Diferencias tácticas y acusaciones cruzadas impidieron formar una lista única. Pese a la división, el resultado mostró el respaldo que sigue teniendo la Bordó: sacó 1070 votos; la Negra, 376; y 527 la burocracia. Sumando los de ambas listas, vemos que la Verde resultó aplastada.

Por el lado de lxs docentes neuquinos, los resultados de la división fueron más dañinos: la burocracia Celeste (kirchnerista) obtuvo 4.487 votos contra los 2.328 y 1.422 de las dos listas clasistas y antiburocráticas, el Frente Multicolor y el FUAL respectivamente. Particularmente problemático porque se perdió la seccional capital, clave durante la lucha por la paritaria que rompió el techo salarial del gobierno.

Con la ruptura de la Multicolor (PO, IS, POR y MST) se conformó el FUAL (PTS, MAS, Convergencia Socialista y otros grupos). Esta situación debió haberse evitado por todos los medios, teniendo en cuenta que el costo de la derrota es un retroceso para la organización democrática y combativa de la docencia.

En el marco de ajuste por parte del gobierno macrista, el nivel de entrega y transa de la burocracia de la CGT y la pasividad cómplice del arco “opositor” peronista, es una necesidad urgente superar cualquier sectarismo y dejar diferencias tácticas menores de lado. Los sectores clasistas del movimiento obrero debemos conformarnos como alternativa de lucha para la recuperación sindical. Pero para eso no alcanza con “nuevos dirigentes”, sino que es necesario plantearnos prácticas completamente opuestas a los de la burocracia. Hace falta abrir todas las instancias de participación a la base, hacer asambleas por sectores y turnos, bregar por la rotación de los cargos gremiales. Es necesario formar a lxs compañerxs en las tareas gremiales para que puedan asumir responsabilidades políticas, reconocer las diferencias y fomentar los debates fraternos e insistir en la idea de que somos una sola clase. Una “nueva conducción”, por más que provenga de listas del clasismo y la izquierda, si no se da esta política seguramente comenzará a tener desvíos anti-democráticos y debilitará -política y organizativamente- la lucha obrera. En este sentido, es muchísimo más prioritario fortalecer a las bases aumentando los niveles de conciencia de clase y la organización para enfrentarlos. Esto no es una tarea sencilla pero sin dudas que es el camino que hay que recorrer para construir la masividad consciente, organizada y combativa que estos tiempos reclaman.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General, Sindicales, Versión Papel

Docentes: ¡Gran victoria del FURS en Mendoza!

En Mendoza, las últimas elecciones sindicales docentes dieron ganadora a la lista del FURS (Frente de Unidad de Recuperación del SUTE), un frente identificado en el clasismo que pasa a conducir el sindicato estatal más importante de la provincia, que tiene un padrón de 30 mil afiliados y un alcance de 60 mil trabajadores y trabajadoras.

sute mendoza

El 15 de junio pasado se concretó un hecho de enorme importancia para los trabajadores/as docentes (pero también para estatales y laburantes en general). La lista de oposición en Mendoza lograba hacerse de la mayoría y acceder a la dirección general del sindicato docente a nivel provincial.

Favoreció a ello, sin dudas, la división existente en la lista oficial, que expresa en realidad la fuerte ligazón y dependencia política de estas listas con las distintas fracciones del PJ. Identificadas con la disputa política, y expresando a la interna esas diferencias, ambas listas corresponden en realidad a un mismo modelo sindical: el del seguidismo y la connivencia.

Pero la principal razón de la victoria del FURS radica en la demostración práctica que la dirección de la seccional Godoy Cruz irradió hacia toda la provincia. Allí, principalmente la lista marrón “Maestra Silvia Nuñez” viene dando un clarísimo ejemplo de independencia política y exhibe un modelo gremial diametralmente opuesto al de las prebendas de la burocracia.

Es el proyecto de la conducción de Godoy Cruz el que hoy se ha convertido en la voluntad general, y que se basa en los siguientes principios:

  1. Las decisiones del sindicato deben responder a la voluntad de las bases. En tal sentido, los mecanismos de decisión deben permitir la expresión real de las bases. Un gremio que no expresa el sentir y que no interpreta a los/as trabajadores que le dan vida, es un cascarón vacío.
    2. El gremio debe ser independiente de todos los gobiernos y partidos. Un sindicato es un organismo que representa a una masa heterogénea de trabajadores/as. En él existen diversas tendencias pero lo que da vida al sindicato son los intereses comunes como trabajadores de una clase y un sector. Todo/a trabajador/a tiene el derecho de suscribir a la organización política de la cual se sienta parte. Lo que garantiza la independencia no es la exclusión de las identidades políticas sino el método de la democracia de bases y la existencia de espacios de toma de decisión  amplios y democráticos para que pueda expresarse la voluntad de la mayoría.
    3. Un gremio con amplia participación, un gremio que recupere prestigio y que convoque a las mayorías. Todo aquello que promueva la fragmentación, división y desorganización es una debilidad para todos/as.
    4. El sindicato debe ser una herramienta de organización y lucha que exceda la pelea por el salario y discuta también las condiciones de trabajo que afectan la estabilidad laboral (y económica), la salud y las condiciones en que los y las estudiantes aprenden, entre muchas otras cuestiones.

Es por todo esto que la victoria en el SUTE es tan importante para la clase toda, y que a la vez que constituye ese aporte, se nutre también de las experiencias de la clase trabajadora.

Los/as trabajadores no somos sólo asalariados; somos sujetos políticos capaces de intervenir en la realidad. La democracia de base, la independencia, una visión amplia e integral de los problemas de las clase y del pueblo, la unidad de todos/as los/as trabajadores. Este es el modelo sindical que el SUTE se propone llevar a cada escuela de Mendoza. Ese es el modelo que se necesita replicar en todos los sectores de nuestra clase.

Corresponsal para El Roble.

Deja un comentario

Archivado bajo Educación, Sindicales, Versión Papel

Movilización contra los asesinatos laborales

En el día de hoy los trabajadores de la línea 60, de Inta Castelar, municipales de Avellaneda, entre otros sectores se movilizaron a la SRT para exigir que de respuestas y cumpla en controlar las condiciones a las que las patronales someten a millones de trabajadores en el país. Lejos de controlar, pareciera que el Estado mira para otro lado mietras cientos dejan la vida trabajando. Se sabe que en el último año 449 trabajadores en blanco murieron, se calcula casi el doble si se tiene en cuenta a los que contratados en negro. Fueron a pedir justicia por David Ramallo, Diego Soraire, Richar Arcaraz, Maximiliano Paez y los cientos de compañeros que asesina el capital.

Compartimos algunas intervenciones del acto que cerró la movilización:

Nestor Marcolin, delegado Línea 60

Delegado de los municipales de Avellaneda:

Madre de David Ramallo:

Ariel Godoy, Secretario de Higiene y Seguridad del SUTNA Nacional:

Jose Luis Perea, Delegado general de la Comisión Interna ATE INTA Castelar:

1 comentario

Archivado bajo Exclusivos web, General, Históricas, Sindicales

La industria de la muerte

La industria de la m...

Levantado de Indymedia. Mientras la OIT denuncia que muere un trabajador cada 15 segundos víctima de un accidente en el trabajo, en Argentina se intenta instalar que el problema está en lo que llaman industria del juicio.

Uno de los pilares del Derecho del Trabajo es el principio de indemnidad, según el cual un ser humano debe salir ileso de una relación laboral. Ello supone obligaciones para los empleadores, sobre todo, la de prevenir los accidentes. Si a pesar de ello un trabajador sufre un daño, éste debe ser reparado. La explotación de la fuerza de trabajo encuentra allí uno de sus límites: la salud del trabajador no debe ser afectada.

Si alquila un inmueble, el empleador debe devolverlo en las condiciones en que se lo entregaron, repararlo, o indemnizar al dueño. En esto, el derecho del trabajo se asemeja al derecho de propiedad, pues el trabajador es dueño de su cuerpo. Depende de él para reproducir su vida y la de su familia, y para desarrollarse en otras dimensiones también. A diferencia de un inmueble, un ser humano dañado, por más que sea reparado, no queda igual. Una justa indemnización tampoco resuelve la cuestión, pues una afección en la integridad psicofísica ocasiona daños.

Es por eso que reviste tanta importancia la prevención. Y el Estado debe velar por ella.

Pero el Estado delegó ese deber en las Aseguradoras de Riesgos de Trabajo (ART), cuya finalidad es su rentabilidad: el zorro cuidando el gallinero.

Este sistema rige desde 1995 mediante la Ley 24.557, empujada por los vientos flexibilizadores de los 90, aunque fue declarada inconstitucional reiteradamente por la Corte Suprema de Justicia. La reforma kirchnerista de 2012 no mejoró las cosas, porque mantuvo el negocio de las ART, e impidió a los trabajadores el reclamo ante la justicia laboral, creada en 1944 justamente para protegerlos. El proyecto de reforma que anuncia el macrismo profundiza esos defectos, consolidando un sistema legal ideado sólo para beneficiar a los empresarios.

Los sindicatos podrían tener un importante rol en la prevención, pero sólo dos provincias han sancionado normas que obligan a instituir comités mixtos de seguridad e higiene en cada empresa, y son pocos los convenios colectivos de trabajo que lograron conseguirlo, claro está, por la férrea oposición de los empresarios (es más barato pagar una ART que invertir en prevención).

Ahora bien, cuando el accidente ocurrió, el daño fue sufrido y la reparación no es la adecuada, los trabajadores deben reclamar ante la Justicia.

Como si fueran pocos los privilegios de las empresas en este tema, hacen escuchar sus quejas, muchas veces repetidas por políticos de distinto signo pero que en esto coinciden, incluyendo al actual Presidente de la Nación, su predecesora, y a Sergio Massa.

El ataque consiste en estigmatizar a los abogados laboralistas comprometidos con los trabajadores y con los derechos constitucionales que los protegen, llamándolos caranchos, o directamente a la Justicia Laboral, acusándola de favorecer siempre a una parte. Se cierra así el círculo del desprecio por la vida del trabajador y de la maximización ilimitada de la rentabilidad.

En el mundo, las muertes causadas por el trabajo dependiente superan las originadas en accidentes de tránsito, guerras, hechos de violencia o Sida: lo que llaman industria del juicio es en verdad la industria de la muerte.

Por Matías Cremonte.

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, General, Históricas, Sindicales