Archivo de la etiqueta: Cofco

Cierre de Cofco ex Nidera Valentín Alsina: Toda la solidaridad con los aceiteros

El pasado 4 de enero, la multinacional china Cofco, que hace poco más de dos años adquirió las tres plantas de Nidera en el marco de una compra global, decidió intempestivamente cerrar la planta que se encuentra en Valentín Alsina, donde cumple sus tareas la mayor parte de la comisión directiva del sindicato aceitero de Capital Federal.

photo_2019-01-10_19-32-33-768x512

Cofco, sigla que significa China National Cereals, Oils and Foodstuffs Corporation, es la mayor alimenticia estatal de China. Recientemente pasó a convertirse en una de las mayores multinacionales del sector en el mundo, tras la adquisión de las también multinacionales Nidera y Noble. Para darnos una idea de su peso actual, en nuestro país en 2017 Cofco fue el segundo exportador de granos, oleaginosos y subproductos, pisándole los talones a Cargill con un volumen de 11 millones de toneladas y superando ampliamente a las tradicionales ADM, Bunge y Dreyfus. El crecimiento del grupo chino en la región responde a la estrategia del imperialismo chino de fortalecer su autonomía en el mercado de granos ante la influencia norteamericana, y en el marco de la actual guerra comercial, golpear a Trump reemplazando la soja yankee por la sudamericana.

cofco_nidera_23_enero_2019_014

Asamblea en puerta del ministerio de Trabajo bonaerense.

A nivel local, los chinos siempre propusieron redoblar la explotación, pretendiendo negociar despidos masivos, cosa que el sindicato aceitero nunca avaló. Además, quiso pasar por encima de los convenios, y evidentemente en la planta controlada por la CGT San Lorenzo de Puerto San Martín las condiciones de trabajo son ahora de alto riesgo, habiéndose producido una explosión a fines del 2017 que dejó un saldo de un muerto y 9 heridos.

img_1628-768x512

La planta en Valentín Alsina.

Según números del 2017 la empresa ya facturaba 83 millones de pesos por día pero comparaba sus números con sus propias expectativas y pretendía ganar mucho más, por lo que hacía correr el rumor de que buscaba la venta de la planta. Ahora la firma decide cerrar la planta de Valentín Alsina, manteniendo en funcionamiento la planta de Junín (Bs. As.) que hace el prensado y que probablemente sea la proveedora de las otras dos, y la refinadora y puerto de Puerto San Martín, Santa Fe. Todo esto sin ninguna excusa, sin preventivo de crisis, “porque no la tiene” (nos aclaran los delegados) sino con vagas excusas sobre que el minoreo que produce allí “no le sirve”. Sin embargo los laburantes nos cuentan que la refinería tuvo una última inversión en el 2010, por lo que está al nivel tecnológico e incluso a la punta de la mayoría de las aceiteras. La planta de Valentín Alsina, identificada fuertemente en el mercado local con la marca de aceite “Legítimo”, producía, además de “minoreo”, también para exportación bidones de aceite bajo otras marcas, y granel para empresas tan grandes como Unilever, que lo utilizaba para aderezos.

img_1584-768x512

Asamblea ante la planta con Ezequiel Roldán y Daniel Yofra, secretarios generales del Sindicato y la Federación respectivamente.

Es la ilegalidad del cierre arbitrario lo que hizo que el gobierno dictamine conciliación obligatoria que ya se está extendiendo a los primeros días de febrero, hasta el momento y gracias a la intervención del sindicato, con el correspondiente pago de haberes. Mientras tanto los laburantes sostienen un acampe frente a la empresa a 300m del puente Alsina sobre la ribera del Riachuelo, donde vienen recibiendo la solidaridad tanto de los otros sectores de la Federación aceitera, como de gremios recuperados como el SUTNA o el SIPREBA.

photo_2019-01-10_19-58-08-768x512

Se puede ver la diferencia entre tener o no un sindicato recuperado, a la hora de afrontar un conflicto así. En este caso, los trabajadores pueden, por ejemplo, hacer asambleas en las otras empresas del sindicato de Capital: al momento la directiva ya tiene el mandato para llamar a paro cuando termine la conciliación obligatoria si no se destraba el conflicto. También apuntan a hacer en breve un acto “multitudinario con los otros gremios que están en la misma”. Más difícil es la perspectiva de parar las tres plantas de COFCO, ya que Puerto San Martín no pertenece a la Federación, sino a la CGT San Lorenzo que históricamente ha carnereado las luchas aceiteras. Pero los compañeros tienen en sus remeras del gremio un logo que dice “Conciencia de clase – 25 días”, recordando los 25 días de huelga del 2015, de los cuales pasaron los últimos haciéndole piquete a las principales aceiteras de la CGT San Lorenzo. De hecho fue esto lo que les permitió ser el primer gremio en tener como salario inicial lo que marca el artículo 14 bis de la constitución, el verdadero salario mínimo, vital y móvil, hoy en unos 43.000$, en lugar de los convenios de hambre que negocian las distintas burocracias sindicales.

Es por eso que hoy sin tapujos, los delegados nos dicen “no tenemos miedo, vamos a hacer lo que tengamos que hacer”, y esta decisión es compartida por los compañeros que sostienen el acampe, que son la mayoría, pese a que la empresa intenta tentarlos con indemnizaciones infladas.

cofco_nidera_23_enero_2019_016

En un escenario turbio, donde interviene la política del imperialismo chino, en un año electoral sin mucho margen para el macrismo, no resulta muy creíble que el grupo empresario se desprenda de una planta de última generación con una posición líder en el mercado y que tampoco aparezca comprador. No hay que descartar que sea lisa y llanamente un ajuste para subir la productividad reduciendo personal con quienes “arreglen”, acompañado de un golpe brutal al sindicato de aceiteros como vendetta política. Si es así, teniendo en cuenta que los costos salariales le representan tan sólo un 0,5% de las ventas a la empresa habrá que ver cuánta plata están dispuestos a perder cuando el conflicto aceitero escale y se nacionalice, y cuanta espalda política le va a dar el macrismo a los chinos.

img_1688-768x512

Lo que no están teniendo en cuenta, ni los empresarios aceiteros chinos y locales, ni el gobierno, es que los aceiteros son ejemplo de lucha para gran parte de la clase trabajadora argentina y que tranquilamente su conflicto puede suscitar la solidaridad de amplios sectores de la población, como hoy la tienen del barrio de Villa Jardín y alrededores.

Es tarea de todo activista del clasismo difundir este conflicto y colaborar a que se extienda la solidaridad para que por fin despertemos del cachetazo que nos dio el ajuste en el 2018 y le pongamos los puntos, en la calle, a todos los politiqueros que intentarán convencernos de sus buenas obras.

Vamos con los aceiteros adentro, sin ningún despido, y por paritarias que superen la inflación.

Por Luna Roja, corresponsal para El Roble

Fotos: Indymedia Trabajadoras/es – Prensa FTCIODyARA

cofco_nidera_23_enero_2019_006

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Exclusivos web