Archivo de la etiqueta: despidos

Conciliación obligatoria y marcha atrás con los despidos en Siderar-Canning

Se dicto la conciliación en el conflicto Siderar-Canning que mantenía a 10 trabajadores suspendidos y 4 despedidos. A partir de las 11 hs. deberán ingresar “al trabajo”. El conflicto se inicio cuando la empresa decidió pagar los salarios bajo el convenio siderúrgico lo que significa una pérdida en el salario. Desde ayer la planta permanecía tomada y en huelga.

siderar

El lunes pasado se desato el conflicto con la empresa Siderar-Canning cuando diez trabajadores no pudieron ingresar a la jornada laboral por estar “suspendidos”. Ayer los empleados iniciaron un paro de la producción, corte de calle y asamblea dentro de la planta mientras la firma comunicaba otros cuatro despidos.

La medida es la respuesta a un cambio en los convenios de trabajo que intenta imponer la multinacional. Las maniobras apuntan a cambiar el convenio colectivo de trabajo metalúrgico y llevarlo a la rama siderúrgica. La empresa desde hace meses y sin ningún acuerdo con los trabajadores comenzó a pagar según el convenio siderúrgico lo que se tradujo en un inmediato ataque al salario. Desde hace unos días los obreros habían dejado de hacer horas extras como protesta.

https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fnicolas.rio.37%2Fvideos%2F2004041672943177%2F&show_text=0&width=560

Hoy, a las 9 de la mañana se llevo adelante una reunión en el Ministerio de Trabajo donde se dicto la conciliación obligatoria y el representante de la UOM Avellaneda comunico:

“Llegamos a una solución intermedia; la empresa no dio marcha atrás con su política arbitraria que viene llevando adelante. Nosotros como gremio rechazamos eso y afirmamos y conformamos la medida de fuerza que se está llevando en la fábrica. El Ministerio de Trabajo dicto la conciliación obligatoria con los trabajadores adentro, tanto los suspendidos como los despedidos.”

“Se abre una instancia de dialogo con la empresa pero lo importante que los trabajadores despedidos y suspendidos a partir de las 11hs pueden ingresar con sus tareas habituales. Ahora haremos una asamblea en la fabrica”.

Por ANRed/Corresponsal Nico Kobane.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sindicales

Frigorífico Rioplatense: en lucha contra la persecución sindical

frigorifico

LA COMISIÓN INTERNA RESPONDE A LA PATRONAL DE FRIGORÍFICO RIOPLATENSE

1-    Es mentira que quisieron iniciar un diálogo para analizar la paritaria y “construir una propuesta”. Al contrario, nunca ofrecieron otra cosa que los $1.500 en agosto y septiembre, no sólo a los delegados sino también en cada reunión que realizaron directamente con trabajadores de faena, cuarteo y despostada. Sabemos que compañeros de playa de faena les dijeron a Lucas Goncalves y Marcelo Flores que una posibilidad de arreglo era estirar los $1.500 hasta diciembre. Eso es algo parecido a lo que al final están otorgando, es decir que si la empresa aceptaba esa propuesta posiblemente no hubiera habido paro, ¿por qué no aceptó lo que al final están dando?
2-    La empresa no quiso dar nada más porque estaba confiada por todos los ataques que realizó contra los trabajadores desde los 32 despidos de fin de año, creyendo que la gente iba a aceptar sin dar pelea. Se equivocaron, y tuvieron que dar lo que algunos trabajadores les plantearon de entrada. Eso demuestra que es la empresa la que hace perder plata a los trabajadores y su política es presionar a la gente y acusar a la Comisión Interna.
3-    Todos los paros son políticos porque el valor del salario y las condiciones de trabajo son cuestiones políticas. Los sindicatos y Comisiones Internas son organizaciones políticas de la clase trabajadora. Las asambleas son políticas. La patronal también hace política: mientras pretende confundir a los trabajadores/as, su política es reunirse con el presidente Macri en la Mesa de Carnes (la última reunión fue el viernes pasado) para obtener todos los favores que les dan desde hace año y medio. Así obtuvieron del Ministerio de Trabajo la rebaja salarial con la unificación de las escalas a la baja. Pura política.
4-    No sorprende que la empresa apunte sólo a la Comisión Interna cuando el paro fue resuelto en la Junta de Delegados del Sindicato de la Carne y realizado por 7 frigoríficos. Los que están en el sindicato tampoco hicieron mucho para darle fuerza a la medida a pesar del esfuerzo de las y los compañeros en todos los frigoríficos, al final terminaron arreglando por planta cosas diferentes, debilitando al conjunto.
5-    La última novedad es que a los delegados ya nos notificaron que nos iniciaron un juicio por desafuero gremial para echarnos del frigorífico. Todos los trabajadores son concientes de lo que significa si eso sucediera por lo que no vamos a permitirlo. La organización obrera es problema nuestro y la vamos a defender hasta el fin.

COMISIÓN INTERNA DEL FRIGORÍFICO RIOPLATENSE/LISTA ROJA
25/08/17

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, Gacetillas de Prensa, Sindicales

INDALO MEDIA, UNA INDUSTRIA DE DESPIDOS 

Otra vez vacían CN23. En estos días casi la totalidad de los trabajadores de CN23 se quedaron sin trabajo, más de 80 compañeros.

logo cn23

Fueron todos presionados a arreglar el despido como “retiro voluntario”, y son muy pocos los que no lo aceptaron todavía y pretenden ser reubicados en otras empresas del grupo.

Algunos productores y periodistas fueron tomados en C5N y otros, muy pocos, quedaron en la operación técnica mínima de la señal de CN23.

Así, esta señal que antes vació el kirchnerista Szpolski y ahora -después de un fallido intento por transformarse en  canal de contenidos bonaerenses financiado por los chivos de los intendentes del conurbano y la gobernadora- pasó a ser un canal de enlatados, vendiendo espacio de aire para programas particulares tercerizados de productoras.

El sindicato no dijo nada nunca, no se habló del tema en C5N ni en ninguna empresa del grupo. Ningún gesto de solidaridad: dejaron a los compañeros completamente solos, ante los despidos masivos.

Llamativamente, en el mismo mes, el sindicato arrancó su programa “imagen de trabajo” los domingos por C5N en el que, por supuesto, ni se menciona ninguno de los despidos del grupo de medios que más empleados echó en lo que va del gobierno de Mauricio Macri.

Paradójicamente, el mismo Grupo denuncia en sus medios y principalmente en C5N las olas de despidos en todo el país, y muchas veces les da palabra a quienes luchan contra el ajuste.

La contradicción demuestra que no se trata de una sensibilidad o simpatía hacia el pueblo trabajador y sus reclamos justos, sino el desarrollo de un nicho de mercado que busca acaparar en su rating a la población indignada con el ajuste y la crisis social y económica que vivimos; lo que lo motiva son intereses meramente comerciales y utilizan a los televidentes en este contexto de competencia capitalista, esforzándose por alcanzar o superar a TN del Grupo Clarín.

Se trata de una hipocresía total por parte de un grupo multimedio que se forró en dinero con pautas oficiales digitadas por el gobierno kirchnerista, como así también dinero en negro de propaganda política. Un Grupo que  ante el menor cambio de situación descarga la crisis sobre sus trabajadores, despidiendo en total a más de 400 compañeros de la televisión y a más de 100 trabajadores en el periodismo gráfico y digital, en 2016 y lo que va de 2017.

Nada que envidiarle a Pepsico, algo que supuestamente cuestionan.

Recopilemos:
– PPT (productora que realiza TVR, Duro de domar, 678, otros): 90 despidos en 2016.
– CN23: 102 despidos en 2016 bajo la dirección de La Cámpora.
– La corte: entre 20 y 30 en 2017.
– Ideas del sur: mayo 2017, más de 100.
– CN23: más de 80, otra vez recientemente.

Y además en periodismo gráfico y digital:
-Minutouno.com : 2 delegados de prensa fueron despedidos y luego el resto de los compañeros de la redacción fue pasado al convenio del SATSAID.
– El ciudadano (Rosario): 84 despidos tras el cierre en 2016
– Despidos y retrasos en pagos de haberes en Ámbito financiero y Diario registrado.
– Buenos Aires Herald despidió a 14 trabajadores en 2016, y posteriormente a todos los compañeros, al cerrar un diario con 140 años de existencia.

La dirección del SATSAID, en todos los casos que pudo, se ha excusado diciendo que se trata de “retiros voluntarios” y no despidos, lo que es una estafa a sus afiliados y una renuncia completa a luchar por los puestos de trabajo.

Todo trabajador sabe que la empresa, en estas circunstancias, extorsiona entre un arreglo inmediato o por arriba de lo establecido, o ser despedido enfrentando un juicio que demore más de dos años en los cuales presionará la miseria.

Una estrategia perversa pero legal, que en los dos casos la empresa sale ganando, abusando del abismo que significa para cualquier familia o joven trabajador quedarse sin un sueldo y teniendo que salir a buscar otro empleo en esta situación económica.

La complicidad de la directiva del sindicato con esta patronal nefasta es cada vez más manifiesta. En todos estos despidos no ha realizado una sola medida de fuerza, y los pocos esfuerzos para luchar fueron dados con desesperación por los trabajadores afectados.

El colmo fue en ocasión del paro nacional, cuando el sindicato llegó a decir que estos canales tenían una orientación editorial favorable al paro por lo que el sindicato manifestaba su adhesión, pero que trabajando se expresaría más y mejor la huelga. Con este bochornoso argumento carnereó el único y tardío paro nacional de la CGT en estas empresas.

La única y mejor manera de expresar un paro es parando.

Para enfrentar el ajuste y los despidos en la televisión y los medios, los trabajadores necesitamos desarrollar una nueva dirección independiente de los partidos políticos patronales y del ajuste, y recuperar el sindicato para sus trabajadores.

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, Gacetillas de Prensa, Sindicales

Nota central de El Roble N° 114 de agosto: “Gran lucha de Pepsico: nada sale de un repollo”

El feriado del 20 de junio se enteraron con un cartelito pegado en la puerta, que la fábrica se cerraba. Eran 600 nuevos despidos. El 26 del mismo mes decidieron tomar la fábrica. El planteo era simple, recuperar sus puestos de trabajo.

nota central ER114

En la puerta de la planta armaron una carpa donde circularon centenares de trabajadores, organizaciones sociales, estudiantiles, políticas, periodistas, artistas, representantes de la lucha por los ddhh llevando su solidaridad. De un día para el otro, #Pepsico se convirtió en el ejemplo más saliente de una película que vemos cada vez más seguido: la lucha contra los despidos. Pero ¿Por qué PepsiCo ocupó este lugar destacado?

Es un ejemplo más, impresionante últimamente, contamos unos 15000 en una semana de lo que nos enteramos, más todo lo que no nos llega. La única diferencia que tuvo Pepsico con el resto, es que Pepsico se plantó y decidió pelear, a pesar de tener toda la política, los sindicatos, la justicia… todo un aparato en contra. A pesar de eso decidimos pelearla. Nos damos cuenta cada día que sí se puede. Vemos que Pepsico puede ser una punta de lanza, para que los otros trabajadores del país se den cuenta que lamentablemente hay que salir a luchar. Que no tenemos el apoyo de los sindicatos, que el gobierno solo cuida a los empresarios y los ricos, tampoco la justicia que nos deja totalmente desamparados.” Con esta claridad nos definía la importancia de este conflicto un obrero con 18 años de antigüedad en la fábrica.

El 13 de julio, luego de varias amenazas de desalojo, finalmente se hizo efectiva la orden de Macri y Vidal y entraron en acción las fuerzas represivas. “La represión fue el inicio de la campaña electoral de Cambiemos, como una señal: si se toma la fábrica o hacen un corte hay palos”, nos decían luego del desalojo. Esa señal tiene un claro componente de clase, porque es el propio gobierno demostrando con hechos a todas las patronales que está dispuesto a garantizarles sus ganancias.

Tomando estos dos elementos, la predisposición a la lucha y la política del gobierno, se entiende que el conflicto esté en el ojo de la tormenta de la situación política. Es que, en definitiva, lo que está en juego son las intenciones de la clase capitalista de imponer nuevas –y peores- condiciones para el conjunto de la clase y así abaratar costos de producción; y a la par, la capacidad de defensa de los intereses de las y los trabajadores.

“No queda otra que luchar”

La voluntad de lucha es un ejemplo de que se puede enfrentar el ajuste que el gobierno hace en nombre del capital más concentrado –y multinacionales como Pepsico-. Demuestran que se puede pelear contra el gobierno de Macri, Vidal y la burocracia sindical.

Pero esta voluntad no sale de un repollo. La organización en esta fábrica lleva años. Todo un proceso de trabajo gris, paciente y sostenido por abajo. Es un trabajo en la organización de los y las trabajadoras, que crece a medida que se desarrolla la conciencia de que son una clase aparte, opuesta a los patrones. Y que del gremio, en mano de los burócratas, tampoco pueden esperar lo más mínimo. Es una conciencia que se desarrolla a costa de sudor y sangre, muchas veces literalmente, cuando las largas jornadas de trabajo redundan en accidentes y enfermedades crónicas.

En este sentido, advertimos al lector/a que no hay entre los obreros y obreras de Pepsico superhéroes; simplemente laburantes con conciencia de clase. Ni más, ni menos.

El arraigo de estas ideas en la base obrera también es la que explica, en gran medida, cómo se resistió el desalojo. Porque defendernos ante los ataques patronales forma parte del derecho que tenemos como clase. La violencia, que comienza cuando se nos niega llevar el pan a nuestras casas, poder educar a nuestros hijos, tener atención sanitaria digna y se completa cuando reprimen nuestros reclamos, debe responderse. Los compañeros atrincherados en la terraza de la planta son un modesto pero importante ejemplo de esto. No se trata de “ser violentos” simplemente, sino de hacer lo que tiene que hacerse para defender nuestros derechos.

El papel de las compañeras

Las mujeres fueron claves para la conformación del cuerpo de delegados. “Ahora en la lucha fueron muchas las compañeras que no firmaron, teniendo hijos, madres solteras, teniendo que pagar alquiler, lo contrario que varios compañeros.” De los 600 despidos, 200 son obreras. Históricamente en la planta tenían menor salario y dejaban la salud a la par que los varones. Muchas se tienen que hacer cargo solas de sus hogares. Ese cúmulo de injusticias es, posiblemente, lo que las empujó a ser centrales en la construcción de esta experiencia. Incluso aquellas que reconocen que por la presión económica tuvieron que terminar aceptando la indemnización, son las que hoy siguen al frente organizando la actividad en el acampe y participando de cada acción. En esta experiencia colectiva, pareciera ser que con una claridad absoluta fueron las trabajadoras las que se dieron cuenta que solamente organizándose lograrían igualar sus derechos con los de los hombres y que solo así podrían tener mejores condiciones para todos. Así se explica que una de las principales referentes sea Catalina (del PTS y fundadora de la lista Bordó, agrupación que dirige hace varios años el cuerpo de delegados). Ella fue despedida pero, tal era el respaldo de sus compañeros y compañeras, que la Justicia reconoció que se trató de un caso de persecución política, que era delegada de hecho y la tuvieron que reincorporar. Esta victoria fue un impulso muy grande en la organización dentro de la fábrica, donde la Bordó ganó gran simpatía.

Las compañeras son centrales para comprender la tenacidad de esta lucha. No solo porque forman parte del activismo en la planta desde hace años, sino porque una vez desatado el conflicto han organizado el acampe en la toma, la difusión y la relación con los medios, movieron por todos lados el fondo de lucha y se bancaron, junto a sus compañeros, los gases y los palos de la policía el día del desalojo. Y hoy, con la carpa en Congreso, se las sigue viendo permanentemente organizando muchísimas actividades.

Si miramos este ejemplo o el de las trolebuseras en Córdoba o el de las docentes o la experiencia de las ferroviarias en el Sarmiento, no cabe ninguna duda del enorme potencial de combatividad y transformación que hay cuando se liga la lucha de clases con la lucha de género, que son dos partes de una misma pelea.

“El gran problema es la unidad”

La movilización de unas 20.000 personas el 18 de julio marcó al menos dos cuestiones: la vigencia de la bronca en amplios sectores contra el gobierno y la amplia solidaridad que ha logrado este conflicto.

Han recibido apoyo del SUTNA, seccional Oeste del Sarmiento, el FIT, IFS, Madres de Plaza de Mayo, Pérez Ezquivel, periodistas, Baradel, D’elía, las CTA, etc. “El día de la marcha salía la gente de los edificios, cantidad de dibujitos que nos dieron los nenes y nos saludaban. Gran solidaridad de los vecinos, acá en la carpa nos tocan bocina, nos dejan dinero, alimentos…”. Se combina la solidaridad de clase con la bronca que viene creciendo en estos meses. El apoyo al conflicto de PepsiCo expresa una continuidad con las movilizaciones masivas del “marzo caliente” o contra el “2×1” para los genocidas.

Y como se viene el panorama, lo que suena con mucha fuerza, la flexibilización laboral, tenemos que dejar de lado las diferencia y unirnos porque si dejamos pasar esa reforma laboral, no importa el color o lo que cada uno piense, nos van a hundir a todos. Hay que luchar porque nadie nos va a regalar nada.” En la charla en la carpa sale una y otra vez este problema ¿Qué hace falta? ¿Cómo nos unimos? “Falta que todos los trabajadores abran un poco más la cabeza. Yo mismo hasta hace unos años atrás cuando entre a Pepsico era un pibe que no me interesaba en política, el sindicato, ni nada… después de un tiempo, estás ahí, ves las injusticias, me empecé a interiorizar. Yo tenía muchos amigos de la verde [Lista que responde a Daer], pero con el tiempo ves quién está siempre y cuando hay quilombo se borran, vas viendo quiénes te bancan, quienes te usan cuando les servís y después se borran. Hay que hacerle ver al trabajador común quién realmente te va a ayudar, que sean ellos mismos los que abran la cabeza, quiénes defienden los intereses de los trabajadores y quienes no. Pero lo tienen que ver con hechos.”

Este conflicto está en un momento muy difícil. Al igual que muchos otros. La relación de fuerza con el frente patrones, Estado y burocracia, no nos favorece. Y desde ya que no podemos esperar que las elecciones nos solucionen demasiado. Han participado muchos sectores en los plenarios convocados por Pepsico, como ocurrió con AGR. Desde el acampe los compañeros se acercaron al piquete de los despedidos de Cresta Roja, de Atucha y apuestan a que esta carpa se convierta en la “carpa de los despedidos”. Ensayar formas con las que dar respuestas de conjunto al ajuste en curso son una necesidad urgente.

Cómo sigue…

Al cierre de esta edición, continúa el acampe en la Plaza Congreso, la campaña internacional de boicot a la marca, la difusión del fondo de lucha y seguirán con las asambleas y reuniones de coordinación con otros sectores para decidir nuevas medidas.

Por Facundo A., docente y militante del PRC.

Agradecemos a Walter, Fabián, Nancy, Patricia, Lucho -y los muchachos de Logística-, Camilo, a Martín y su papá y a todos los compañeros y compañeras que con sus relatos, ideas y opiniones hicieron posible esta nota.

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, General, Históricas, Sindicales, Versión Papel