Archivo de la etiqueta: Macri

Editorial de El Roble Nº 128 – Diciembre: “El ajuste sigue, las resistencias también”

INCIDENTED

Descargar PDF desde acá.

El macrismo sigue avanzando con su ajuste. Por estos días nos enteramos que los salarios y las jubilaciones terminarán perdiendo en promedio más de un 15% de su poder de compra en 2018. A su vez, los despidos siguen su marcha, y encontramos echadas tanto masivas como a cuentagotas, tanto en el sector privado como en el sector público.

El 2019, si bien es un año electoral, tampoco se proyecta mucho mejor que el 2018. Luego de varias negociaciones, el gobierno logró sancionar el presupuesto exigido por el Fondo Monetario Internacional, por lo que el ajuste también será un protagonista central de las elecciones presidenciales.

En este marco, la represión se hace más presente que nunca, y va acumulando heridxs, detenidxs, y muertos. A la par de esto, el gobierno intenta legitimar a la misma represión, creando el fantasma del terrorismo como su justificativo. En este marco se realizó la cumbre del G20, en una ciudad sitiada por alrededor de 25.000 efectivos de las fuerzas represivas, con una clara intención de meter miedo en la población y mostrarle al mundo que tienen todo bajo control. Pese a esto, se realizó una gran movilización, con organizaciones sociales y políticas, recorriendo la 9 de julio y Avenida de Mayo, hasta el Congreso.

Al mismo tiempo, la victoria en Brasil de Bolsonaro pone en alerta a toda la región, y plantea la consolidación de un avance represivo y conservador sobre toda Latinoamérica.

Por otro lado, dados los efectos sociales del mismo ajuste, el Macrismo está en su peor momento político, y su imagen pública no para de caer. Frente a esto, el peronismo huele sangre e intenta organizar su unidad para alcanzar el poder, esperando que Macri meta todo el ajuste posible y le allane el camino. No obstante, el gobierno aguarda con esperanza que en el 2019 la situación económica mejore levemente, para lograr su reelección.

En tanto que la burguesía se impacienta por más ajuste, la clase trabajadora sigue resistiendo tanto de forma directa como de forma indirecta los embates del gobierno y el capital.

Son claros ejemplos de lucha los casos de Télam, Astillero Río Santiago, Canale o Siam. Sin embargo, los despidos y la flexibilización laboral avanzan en muchísimas fábricas, sin mayor repercusión mediática. Esto plantea que las resistencias, si bien se dan, son aisladas y puntuales, lo que claramente les quita fuerza para bancar el ataque de la patronal.

Esta situación se debe obviamente al rol desmovilizador de la burocracia, pero también a las propias falencias de quienes nos denominamos clasistas, ya que todo esto también muestra nuestra propia incapacidad de incidir en la conciencia de los laburantes. En función de esto, además de darnos un trabajo paciente y de largo plazo en el núcleo de la clase trabajadora, debemos empujar a la unidad de todxs los que luchan, dejando atrás todas las acciones divisionistas que tan mal le hacen a lxs proletarixs.

En este escenario de ajuste, no solamente debemos resistir, sino también debemos plantear una política independiente, que tenga como eje la construcción de un gobierno de lxs trabajadorxs, sin explotadorxs ni explotadxs.

Equipo de El Roble.

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Editoriales, Versión Papel

Editorial de El Roble de Septiembre: “A la mierda todo”

TAPA-125

Es difícil sintetizar una lectura sobre el momento actual. Desde El Roble siempre tratamos de mencionar los hechos más relevantes de la actualidad, analizar por qué en este sistema siempre perdemos quienes laburamos todos los días y ganan los patrones y sus políticos. Este número no será la excepción pero pasan tantas cosas que a veces no sabemos por dónde empezar.

Al cierre de esta edición el dólar cerró 37, 50 luego de un jueves en el que llegó a 42. Así dicho parece un número más o podemos pensar que no nos importa el dolar porque no tenemos ahorros que cuidar ni estamos pensando en viajar al exterior. Pero el gran problema es que el precio de ese papel verde condiciona los precios internos: la comida, el pasaje, el combustible, los servicios, los medicamentos, el precio de cualquier producto. Y ese efecto lo veremos en algunos meses, cuando se transforme en devaluación, llegando a los precios. Nuestro salario se devalúa todos los días y nos alcanza para cada vez menos. Pero eso es algo que no tenemos que contar…. lo vivimos en carne propia.

Según un informe de la CTA-A el salario mínimo vital y móvil para este año es de apenas 10 mil pesos y que el 35% de lxs trabajadorxs ocupadxs cobra menos que eso. Estima que para fin de año la caída real del salario mínimo será del 8,5% respecto al año pasado. También muestra que el salario real de lxs trabajadorxs del sector privado cayó un 6% y el de lxs trabajadorxs públicos un 9% en el último año. En otros sectores este porcentaje es aún más alto y es en aquellos donde no hay negociaciones colectivas porque mientras más precario sea el trabajo, menos posibilidad de obtener mejoras salariales. Los últimos datos que publicó el Indec indican que al menos el 34 por ciento de los asalariadxs estamos precarizadxs y el 25,7 somos pobres. Nada indica que este panorama vaya mejorar. Y frente a esto, la CGT convocó a un paro general recién para el 25 de septiembre… falta mucho como para saber si lo mantendrán.

Quizás un buen modo de subir el ánimo es recordarnos que en momentos de crisis tenemos que hacer lo imposible por unir nuestras fuerzas, tener siempre los valores de la solidaridad y la mano levantada para cada compañerx que sale a luchar por su fuente de trabajo, por aumento salarial, porque las condiciones laborales son cada vez peores ya que somos la primera variable de ajuste. Una tarea fundamental es no olvidarnos de esto: somos una misma clase trabajemos en el estado o en el sector privado, produzcamos caños, autopartes, ropa, comida; trabajemos en capital o en provincia, en el sector de la educación, de la salud, en servicios, hagamos changas de lo que podamos, laburemos en empresas chicas o grandes, o estemos sin laburo o nos ocupemos de los trabajos en la casa o el cuidado de otras personas sin cobrar un sueldo. Somos de la misma clase trabajadora.

Pero los planes del gobierno no hace distinciones. Deben hacer pasar el ajuste porque es lo que piden todos los capitalistas. Y por eso las fuerzas represivas están cada vez más en las calles tratando de callar nuestra voz: la de las mujeres que salimos por el aborto legal y contra la violencia patriarcal; la de cada sector que está en lucha como el universitario, que lleva casi un mes de paro por el recorte en el presupuesto y porque la oferta salarial es un chiste; o la del conjunto de trabajadorxs que sale a defender los cierres y despidos como los compañeros de Astilleros Río Santiago, como TELAM, como el INTI, Agroindustria y tantos otros;  a cada comunidad que sale a decir NO a la minería contaminante o a la producción con transgénicos como es el caso de Jáchal que se opone a la multinacional Barrick Gold. Por todo esto es fundamental la UNIDAD Y SOLIDARIDAD. Porque vamos a seguir resistiendo cada uno de los ataques y si estamos divididos es segura la derrota.

Gran ejemplo de esta unidad fue la marcha convocada en principio por docentes, no docentes y estudiantes de las universidades, pero que se transformó en una convocatoria necesaria para todo el pueblo trabajador que quería salir a Plaza de mayo, a reclamar y hacer sentir el repudio hacia la política del gobierno.

Toda la máxima unidad en la calle y en ese camino ir desarrollando un programa que ponga por delante los intereses de nuestra clase. Nuestra opción nunca será junto a ninguna opción de la burguesía, por más lindo que sea su discurso. La única forma de barrer de una vez por todas con este sistema es acabando con la explotación y con todo tipo de opresiones. Solo la organización obrera y de todos los sectores oprimidos será la que plantee otra forma de vida y salga a conseguirlo, en las calles y con organización.

Descargar completo en PDF acá.

Equipo de El Roble.

Deja un comentario

Archivado bajo Editoriales, General, Históricas, Versión Papel

Editorial de Agosto: El ajuste en curso y sus contradicciones

En el mundo, la crisis capitalista continúa sin saldarse, y el ajuste a nivel global está a la orden del día. Frente La clase trabajadora resiste como lo ha hecho históricamente, y los estallidos de Haití y Nicaragua dan testimonio de ello.

En Argentina, la versión local del ajuste es llevada adelante por Macri y los gobernadores. La orientación es clara: recortes de gasto público social, reducción salarial, y aumento de la ganancia patronal.

MACRItijeras

Este avance, más allá de sus traspiés, continúa su senda, pero ante los problemas que surgen, se encuentra en continuo replanteo. De un lado, la burguesía local y el FMI le exigen a Macri más rapidez en la implementación del ajuste, con la finalidad de obtener cada vez mayores ganancias. Del otro lado, este avance es de una u otra forma resistido por la clase trabajadora, quien obviamente sufre sus consecuencias.

Las expresiones concretas de este proceso van surgiendo a la vista con el paso del tiempo. La reducción de salarios y jubilaciones se notan cada vez más en el changuito del supermercado. Las condiciones de vida de lxs trabajadorxs empeoran día a día.

A su vez, la fallida reforma laboral vuelve a la carga de la mano de reformas particulares que se dan en cada fábrica, como es el caso de Fate. Lo mismo pasa con los intentos de reformas educativas, que no tienen otra finalidad que empeorar las condiciones de trabajo docente. Al mismo tiempo, una docente y un trabajador no docente fueron asesinados en la escuela primaria 49 de Moreno, por la desinversión en de la gobernadora Vidal.  Una vez más. los recortes, al igual que la corrupción, también matan, y siempre nos matan a quienes laburamos todos los días en condiciones con altos niveles de precariedad laboral.

Como es normal, dado el nivel del ajuste, el gobierno requiere también alistar sus tropas para la represión. En este marco, Macri manda el ejército a las fronteras para liberar gendarmes y traerlos a los barrios populares para ahogar la conflictividad social.

A la par de todo esto, la corrupción desnuda lo más rancio de la política patronal, tanto con los cuadernos de la corrupción kirchnerista como con los aportantes truchos del macrismo. Al mismo tiempo, frente a toda esta podredumbre, el peronismo coquetea con unificarse con el kirchnerismo y la burocracia sindical de Pignanelli y Moyano.

En todo este ajuste, la docencia de Chubut demostró que el camino es la lucha, y que así lograron un triunfo parcial, que para estos tiempos, podemos decir que fue un triunfazo. La votación por la legalización del aborto, más allá de su resultado desfavorable nos muestra también un avance político donde muchas jóvenes comienzan a cuestionarse la injusta realidad, y salen a luchar para cambiarla.

En todo este marco, desde El Roble, volvemos a remarcar la necesidad de encarar la lucha de forma unitaria, clasista, y desde las bases. Y volvemos a subrayar la necesidad de un gobierno de los trabajadores, que de soluciones de fondo a las penurias que vivimos día a día.

Equipo de El Roble.

Deja un comentario

Archivado bajo Editoriales, Exclusivos web, General

Derechos Humanos: el Encuentro Memoria Verdad y Justicia repudia la presencia de las FFAA en la seguridad interior

NO AL USO DE LAS FUERZAS ARMADAS EN LA REPRESIÓN INTERNA

Macri anunció hoy, su Plan de reformas para las Fuerzas armadas.
En un acto que encabezó en Campo de Mayo, presentó la puesta en marcha de la reforma del Sistema de Defensa Nacional, donde las Fuerzas Armadas cumplirán un nuevo rol, haciendo énfasis en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.
Para que quede claro, Macri afirmó que la Argentina necesita “fuerzas armadas que sean capaces de enfrentar” los “desafíos y amenazas” del siglo XXI, como el narcotráfico y el terrorismo internacional.

El gobierno que dijo que Santiago Maldonado estaba en Chile; el gobierno que respaldó a la Prefectura ante el asesinato por la espalda de Rafael Nahuel; el gobierno que reprimió a trabajadores, legisladores y vecinos con cacerolas, que se oponían a la Reforma Previsional; el gobierno que reivindica la teoría Chocobar y el gatillo fácil; el gobierno que desde su asunción niega el genocidio, impulsa el 2×1 para crímenes de lesa humanidad y respalda la prisión domiciliaria de los genocidas; nos dice que su manera de “modernizarse” para los tiempos que vienen es volver a habilitar a las FFAA para la represión interna.

No podemos dejar que este plan avance.
Desde el Encuentro Memoria Verdad y Justicia convocamos a todas las fuerzas gremiales, políticas, estudiantiles, sociales y de derechos humanos a expresar nuestro profundo repudio a estas medidas y el compromiso de lucha para que este plan nefasto no avance.

ENCUENTRO MEMORIA VERDAD Y JUSTICIA
BsAS, 23 de julio de 2018.

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos Humanos, Exclusivos web, Gacetillas de Prensa