Archivo de la etiqueta: Macrismo

Ferrocarriles: denuncian decreto de Macri que habilita el desguace

Difundimos el comunicado de prensa de la Lista Bordó de la seccional Haedo de ferroviarios ante el decreto por el cual el gobierno de Macri autoriza a la cartera de transporte a cerrar todo aquel ramal que crea innecesario. Esta medida va en sintonía con las denuncias que los ferroviarios vienen realizando sobre las intenciones de negocios inmobiliarios con las tierras que hoy ocupa el sistema de trenes (como es el caso del soterramiento del Tren Sarmiento). Se agradece máxima difusión.

decreto trenes

Comunicado de prensa

Rechazamos el decreto de Macri

El gobierno de Mauricio Macri acaba de lanzar el decreto 652/17 publicado en el Boletín Oficial y con el que anuncia el cierre de ramales y el levantamiento de vías, aparatos de via y toda la infraestructura ferroviaria.

Es una vuelta de tuerca mas a la destrucción del sistema de transporte mas económico y eficiente, que, a la vez ,unifica y desarrolla a las diferentes regiones del país.

Este gobierno, que profundiza el retroceso de Argentina a la condicion de vasallaje mas primitiva, recorre el camino inaugurado por la dictadura militar y al que le dieran continuidad gobierno tras gobierno desde 1983 a la fecha.

No es una casualidad que el mismo dia que se negocian 530000 millones de pesos en la timba financiera de las LEBACS, se anuncie la desaparicion fisica de los ferrocarriles que surcaron el territorio nacional. Los beneficiarios de uno y otro latrocinio son los mismos; la clase que detenta el gobierno argentino y las corporaciones financieras internacionales.

Mientras hipotecan por 100 años a generaciones de argentinos con el fraude de la Deuda Externa, liquidan toda posibilidad de desarrollo nacional, destruyendo lo que queda de aquello que fuera una de las trazas ferroviarias mas importante de America Latina.

La voracidad de la clase gobernante exige borrar del mapa las vias para transformarlas en un gran negocio inmobiliario y para eso no solo recurren al decreto sino a la ley que votaran juntos el kirchnerismo y el PRO, por la cual los extensos terrenos ferroviarios quedan al arbitrio del mercado.La

puesta en marcha del decreto y el soterramiento seran la marca indeleble de la entrega y la corrupcion.

Miles de pequeños  productores han levantado la voz, llegando incluso a Plaza de Mayo regalando su producción como forma de protesta porque no pueden comercializar sus frutas,yerba o vino; a ellos se les niega la posibilidad de un flete económico con el tren. Y mientras un cínico funcionario se les ríe en la cara sugiriéndoles que cambien de fruta a las corporaciones extranjeras del petroleo, minería y cerealeras les ofrecen todo tipo de prerrogativas para la utilización del ferrocarril pagado por el pueblo argentino.

Todo nuestro pais se encuentra con una estructura vial en franco deterioro y con un alto nivel de inseguridad,hay una enorme contaminacion, un brutal encarecimiento del combustible e innumerables poblaciones estan aisladas en plena era de las comunicaciones.

Quienes han gobernado a lo largo de estos 40 años tienen el triste merito de haber hecho retroceder al pais mas de un siglo,liquidando no solo la red ferroviaria sino su propia industria creadora desde los minimos insumos hasta locomotoras.

En este marco de corrupcion y saqueo, es imprescindible la expresion de las direcciones de los 4 gremios del riel,convocando a una medida para la defensa del sistema ferroviario.

Este Cuerpo de Delegados y la Comisión Ejecutiva de la Seccional Haedo, les exigimos un Plan de Lucha Unificado en todo el país, con asambleas en todas las lineas. También planteamos que las centrales obreras abandonen la tregua con el gobierno empresario y defienda claramente el patrimonio nacional.

Nosotros seguimos sosteniendo que no hay posibilidad de recuperar el sistema ferroviario si no es en una empresa Única, Estatal y con control de los trabajadores y usuarios.

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, Gacetillas de Prensa, Transporte

Video: el duro testimonio de los reprimidos con balas de plomo por Macri en 2013

1.jpgxpx3es

Levantado de Juicio a la Metropolitana. Se cumplen cuatro años de la brutal y sangrienta represión por parte del Gobierno de la Ciudad de Mauricio Macri en la Sala Alberdi. En aquella ocasión hubo tres heridos de balas de plomo que recuerdan los hechos y convocan al apoyo popular.

Esta semana se llevará a cabo el juicio por la brutal represión en la Sala Alberdi del Centro Cultural San Martín, donde la Policía Metropolitana de Macri y Montenegro ingresó disparando a mansalva.Durante aquella noche del 13 de marzo de 2013, la Metropolitana disparó con balas de goma, pero también con balas de plomo, hiriéndo a una manifestante y dos comunicadores que estaban registrando la situación.En este video, los dos comunicadores de la Red Nacional de Medios Alternativos (RNMA) Germán Dario De Los Santos (del colectivo DTL) y Esteban Ruffa (fotógrafo de la Agencia ANRed) cuentan su realidad, y sus sentimientos a cuatro años de aquel nefasto hecho llevado adelante por la policía creada por el actual presidente de la Nación.TEMAS: sala alberdi represión policia metropolitana

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos Humanos, Exclusivos web, General

Nota central El Roble N° 110: “¡MACRI, MARZO TE PROFUNDIZÓ LA VERDADERA GRIETA DE CLASE!”

La verdadera grieta (léase enfrentamiento/división) no es entre Kirchnerismo y PRO sino entre  la clase obrera y el pueblo trabajador contra nuestros enemigos de clases, el capitalismo.

piquete-paro

Grieta entre explotados y explotadores, que todo  trabajador consciente de ser explotado tiene que tender a profundizar  con la lucha que  está en curso contra la explotación de clase, contra la pérdida de nuestras conquistas, contra la entrega de nuestras riquezas.   

Si bien es cierto que no es lo mismo el gobierno anterior que el actual, la diferencia está en que el anterior era de una capa media burguesa y este es de lo más granado de la burguesía monopolista,  pero los dos son de la misma clase burguesa explotadora. El anterior repartió algo, este nos está quitando todo y trayendo hambre.

Solo basta mirar lo que pasa en las empresas, suspensiones, despidos, persecuciones a todo intento de organización sindical que no esté bajo la batuta de la burocracia y con los engaños con que tienen a los compañeros de los movimientos sociales para inmovilizarlos, donde todo queda en promesas.

¡Macri y su equipo de patrones no se la están llevando de arriba y empiezan a estar  preocupados porque la clase obrera y el pueblo trabajador están en la calle, y lo quiere disfrazar con que la grieta es entre el actual gobierno y el anterior!

Sumando cada una de las manifestaciones y los enfrentamientos de los trabajadores y estudiantes en sus lugares contra los patrones y contra las fuerzas represivas en cada lugar, somos miles y miles los que nos hemos manifestado en los tres primeros meses del año.

Con la idea de contrarrestar las movilización de trabajadores y del pueblo, lanzó Macri (a escondidas por las dudas si fracasaba) el 1º de abril su propia manifestación, muchos de los concurrentes son acérrimos defensores de la dictadura cívico-militar, no son tantos como nosotros, pero tienen plata y el poder.

¿La clase obrera, el pueblo trabajador y los estudiantes nos estamos manifestando por  ganar algo o porque no nos saquen lo que con largos años de luchas hemos conquistado, deteriorando nuestras condiciones de vida, de trabajo y de estudio?

Sin dudas que hasta acá nuestras luchas son  defensivas, pero ¡qué importante es que no nos dejemos esquilmar mansamente como ovejas!

Aunque hasta acá sean luchas defensivas y no para conquistar algo más para nuestro bienestar, la importancias de estas luchas está en que somos miles y miles en la calle y donde se empieza a afianzar la unidad de acción. La unidad combatiente de clase contra clase, que de persistir y profundizar nos dará finalmente la victoria.

Pero nuestra victoria como clase obrera y trabajadora no puede ser de nuevo el advenimiento de un gobierno populista que da algo para no perder todo.

En el devenir de la lucha unificada, antes de la derrota parcial o total de este gobierno de los grandes monopolios, tenemos que ir pensando con qué lo reemplazamos para que no nos pase una vez más “que se vayan todos, y al final vuelven todos u otros peores”.

¿Cómo le paramos la mano a Macri y su represión?

La profundización de la grieta entre la clase obrera y el pueblo trabajador contra los burgueses y su gobierno lleva a este a tener que profundizar la represión en todas sus formas: palos, encanadas, prescripciones, espionaje, en fin, utilizando todas las fuerzas represivas.

Ante ello, el único camino es más organización para más lucha de clase. Ellos son pocos, pero tienen el poder. Nosotros sólo tenemos nuestra unidad y la vamos a incrementar.

A los que cantan hoy en las marchas “volveremos” les preguntamos ¿A qué volverán? ¿A que  los diputados ganen lo mismo que un trabajador?, ¿A eliminar el IVA de todo el consumo popular? ¿A nacionalizar todos los bancos?, ¿A nacionalizar todo el trabajo en las mineras  y que no nos destrocen nuestro medio ambiente?, ¿A no pagar la deuda externa?, ¿A poner en nuestras manos argentinas todo el petróleo con YPF a la cabeza, dirigida por los propios trabajadores?, ¿A expropiar la oligarquía terrateniente y distribuir la tierra entre los trabajadores?, ¿A nacionalizar el comercio exterior?, ¿A defender la salud y la educación pública laica y gratuita?, ¿A nacionalizar los laboratorios?. Dudamos mucho que vuelvan para ir a fondo contra la burguesía y los monopolios siendo de una misma clase, unos más chico y otros más grande ¿si no lo hicieron antes lo van hacer ahora?

Lo preguntado en el párrafo anterior es parte del programa completo del FIT que lamentablemente no lo publicita.

Por otro lado la dirigencia sindical concilió  con el gobierno todo el año pasado, pero los gordos de la CGT tuvieron que ponerle fecha al paro nacional después que salieron como ratas cuando los manifestantes los corrieron del palco y les bajaron ese atril con forma de cajón de muerto.

Esta gran lucha de estos últimos meses empieza a poner las cosas en su lugar y no es que vamos por “choripanes y la coca” como dicen los gorilas, nadie lleva, 200.000, 400.000, medio millón de personas por un choripán, eso lo saben hasta los del PRO, la gente sale porque estamos mal y vamos peor. (¿Será que a la marcha “por la democracia” del gobierno no fueron tantos porque no hubo chori?)

Pero siempre de una lucha obrera quedan enseñanzas, nos permite ver con más claridad qué dirigentes tenemos, quien fortalece la lucha o quien es vacilante y también a los verdaderos garcas patronales.

Nos permite ver quién hace asamblea deliberativa y resolutiva y quien no, ya que en nuestro medio algunos pocos  llegar a hacer la asamblea, pero  en esos casos es solo informativa, es decir no escuchan las opiniones de los laburantes  y no ponen la mociones a votación.

Y lo más importante, no siempre se hacen asambleas para balancear el éxito conseguido y por qué lo logramos y mucho menos se hace cuando la perdimos, para analizar colectivamente qué nos pasó, que falló, y demostrar y hacer conciencia que la lucha de clases no termina en esa acción, ganando o perdiendo. La explotación de una u otra forma seguirá hasta que no cambiemos este régimen capitalista.

Los explotadores nos seguirán explotando, ganemos o perdamos, y nosotros necesitamos entre todos ser cada vez más conscientes que la explotación es la condición indispensable del sistema capitalista y que los trabajadores podríamos (y luchamos por) vivir mucho mejor en un régimen donde no haya explotación del hombre por el hombre.

El socialismo no cae del cielo, es producto de la lucha de clases, pero no de cualquier lucha de clases, será la consecuencia de estas luchas que surgen primero como defensivas, para que no nos saquen lo que ya conquistamos, pero si en medio de esa lucha hay compañeros conscientes que con paciencia empiecen a ayudar a cada compañero a  razonar  colectivamente en temas tan vitales como: ¿cómo es que los patrones nos explotan, cómo usan sus herramientas, su estado, sus fuerzas represivas, su justicia aprovechando de nuestra inocencia?  

Si damos claridad a los trabajadores que más se destaquen en la lucha y la organización, esas luchas se pueden transformar en ofensivas y comenzarán a tomar de hecho sus derechos hasta que se transformen en lucha por  el poder obrero, el socialismo.

También  tendremos que conocer cómo nos tenemos que organizar en cada lugar de trabajo para la lucha sindical en forma subterránea en cada fábrica, sin que los patrones ni la burocracia sindical nos descubran, hasta que seamos unos cuantos y con claridad de qué hay que hacer para enfrentar al patrón y a todos sus servicio de inteligencia (léase Recursos Humanos) y alcahuetes que tienen, y solo sacar la cabeza cuando ya seamos una fuerza en ese  lugar. Para ello tomar el ejemplo como lo han hecho en otras empresas que hoy dirigen compañeros luchadores y no la burocracias sindical.

Escribirlo en esta papel es fácil, realizar lo descripto no es nada fácil pues el enemigo de clase en nuestro país es fuerte y tiene instrumentos cada vez más pulidos y masificados para imponernos su voluntad explotadora.

Pero la clase obrera y el pueblo trabajador somos millones en las fábricas, en el estado, en las escuelas, en el campo, en las barriadas populares y con conciencia clasista. Con lucha y organización más temprano que tarde cambiaremos este régimen podrido que en su decadencia nos arrincona y nos mata.

                                                                                                                                                 El viejo

Deja un comentario

Archivado bajo General, Históricas, Versión Papel

De ñoquis, ausentismos y “palos en la rueda”, la ofensiva contra los trabajadores

Levantado de ANRed. “Ñoquis”, “grasa militante”, “ausentismo”, “jornada reducida que pagamos todos”, “excesos de licencias”… las declaraciones de funcionarios, legisladores y periodistas que responsabilizan a los trabajadores de los problemas que vive el país se suceden una tras otra. Un informe del Observatorio del Derecho Social de la CTA (Autónoma) muestra el verdadero objetivo de estas declaraciones: avanzar sobre derechos conquistados, aumentar la explotación y deteriorar las condiciones de vida de la clase trabajadora. Por Julia Soul para ANRed
trabajadores-en-fabrica-2

El “ausentismo”: los discursos y la realidad
El presidente Macri ha disparado declaraciones que sostienen que el ausentismo laboral es un problema fundamental para la competitividad de la economía nacional. A estas declaraciones hay que contraponerles datos de la realidad en dos sentidos: ¿a qué llamamos ausentismo? y ¿cómo afecta (si es que afecta) el ausentismo el desempeño de las empresas?
El reciente informe del Observatorio del Derecho Social de la CTA (Autónoma) recupera datos sobre ausentismo provenientes de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), realizada mensualmente por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. Estos datos arrojan como índice global un ausentismo del 3.9%. Esto quiere decir que, entre 2013 y 2015, uno de cada 25 trabajadores no concurrió diariamente a su trabajo. Este índice se calcula considerando el total de días no trabajados, exceptuando los feriados y las vacaciones establecidas legalmente. En primer lugar hay que decir que el impacto del ausentismo no es particularmente alto.
En principio, no es muy diferente a la de países como México (3.5%) y es bastante menor a la de España (4.4%) por poner ejemplos de países que atraviesan coyunturas muy diferentes en términos de mercado de trabajo y situación económica.
Este modo de calcular el ausentismo reúne, como dijimos, el conjunto de ausencias. Es sabido que las ausencias no se producen por una única causa y son esas causas las que este porcentaje no permite diferenciar. Respecto de las causas, los datos más relevantes que recoge el informe indican que “los principales motivos de las ausencias laborales son las enfermedades y los accidentes” que explican “el 68% de las inasistencias totales”. Esta cifra contrasta con las inasistencias sin justificación, puesto que “se ausentó diariamente sin casual que lo justifique uno (1) de cada ciento cincuenta y un (151) trabajadores”. El resto de las ausencias se explica por el uso de las licencias contempladas en la legislación o en los convenios colectivos de trabajo.
Desde el punto de vista de los trabajadores, resulta preocupante el ausentismo causado por accidentes o enfermedades, puesto que muchos de ellos se producen durante la jornada laboral. En efecto, para 2014 la Superintendencia de Riesgos del Trabajo computaba en 600000 los accidentes con baja. Esto quiere decir que hubo 600000 accidentes que causaron “ausentismo”, porque incapacitaron a los trabajadores para desempeñar sus tareas. El mismo informe expone el promedio de jornadas caídas según los tipos de accidente, que superan largamente los 30 días para los accidentes causados por “caídas”, “atrapamiento” o “exposición a la corriente eléctrica”.
Las causas de los accidentes laborales están estrechamente relacionadas con las condiciones y la organización del trabajo. En numerosas ocasiones, las formas de organización del proceso de trabajo, sumadas a las malas condiciones de los elementos y la falta de mantenimiento de las herramientas e instalaciones son una combinación fatal para los trabajadores. De más está decir que el sufrimiento y las secuelas que muchos accidentes laborales dejan en los trabajadores no se compensan con las indemnizaciones que suelen ofrecer las ART.
En síntesis, la composición real y concreta del “ausentismo” que acusa el presidente no está en los trabajadores. Gran parte de ese 68% de las ausencias debidas a “accidentes y enfermedades” se explica por las pésimas condiciones de trabajo, falta de mantenimiento de las instalaciones productivas y procesos de organización del trabajo que generan riesgos para los trabajadores.
De esta forma, es claro que los discursos sobre el ausentismo son parte de una ofensiva en contra de los trabajadores cuya avanzada son los funcionarios, pero que se replica al interior de los lugares de trabajo. La crisis económica y las medidas para resolverla (devaluación, freno al incremento salarial, tarifazos, quitas de subsidios, etc) no hacen más que golpear el poder adquisitivo de los salarios de la clase trabajadora e impacta directamente sobre su calidad de vida.
Los despidos, las suspensiones, el atraso en los pagos se combinan con medidas de intensificación del trabajo – al haber despidos, los trabajadores que quedan tienen que realizar más tareas – el deterioro de las herramientas y los equipos que generan más accidentes y enfermedades – sin ir más lejos, en lo que va del año se registraron varios accidentes mortales o graves en sectores como ferroviarios, metalúrgicos o siderúrgicos. Muchísimos trabajadores se enfrentan a la disyuntiva de trabajar por un salario miserable, que no alcanza para sostener mínimas condiciones de vida para ellos y sus familias o encontrarse en la calle, enfrentando un mercado laboral que no tiene nada para ofrecer.
En este contexto se producen las declaraciones de funcionarios y periodistas que insisten en poner el acento en los problemas de “competitividad” y de “costos laborales”, siempre acentuando que los trabajadores – que no deciden ni cuánto, ni cómo, ni adónde trabajar – son culpables de los problemas que atraviesan las empresas y la sociedad. Se trata del aspecto ideológico de esta ofensiva, que refuerza y hace parecer “justo” el aspecto material. De allí la importancia de cuestionar estos discursos que no hacen sino legitimar un “cambio” que resulta regresivo para el conjunto de los trabajadores y el pueblo.

Deja un comentario

Archivado bajo Debate, Exclusivos web, General, Sindicales