Entra la policía al terciario Mariano Acosta

Luego de los hechos ocurridos en Jujuy, donde la policía entró a la universidad y se llevó detenidos estudiantes, difundimos el comunicado del Centro de Estudiantes del Mariano Acosta de la Ciudad de Buenos Aires.

Conteris Acosta4

Comunicado del Centro de Estudiantes del Mariano Acosta con acuerdo de docentes. Piden difusión.
El día jueves 20/04 a las 13:30 nos encontrábamos, la Comunidad Educativa del Mariano Acosta, realizando una clase pública en defensa de la educación que elegimos, defendemos, y en la que no “caímos”: la Educación Pública.
Estábamos a la puerta de nuestra escuela y divisamos un grupo de policías uniformados y armados en la esquina de la misma.
Siendo las 14:30 de la tarde, con la clase pública terminada hace ya una hora y lxs  alumnxs del Turno Tarde en sus aulas, ingresó a la institución un policía armado con el argumento de que venía porque le comunicaron sobre una supuesta marcha que se iba a realizar, a lo cual la rectora del colegio le aclaró que no iba a haber ninguna movilización. Ante las preguntas y la exigencia de que se retire por parte de un docente, él respondió “soy un profesional, si llega a haber un incendio…”, y luego de la patética excusa, sin encontrar más argumentos, procedió a retirarse.
Comunidades educativas: nos duele a sobremanera la persecución política. Esto que sucedió no es menor, se da en el marco del ingreso de la policía a la Universidad de Jujuy y la detención ilegal de dos compañeros que se encontraban en la misma, la represión a la instalación de la escuela itinerante en Plaza de los dos Congresos, y a las manifestaciones contra el ajuste implementado por este gobierno. Debemos organizarnos y defendernos, defender nuestra educación, la de todxs, solidarizarnos con nuestrxs docentes, nuestrxs compañerxs de clases y todo aquel que ELIGE la escuela pública, digna y de calidad.

Deja un comentario

Archivado bajo Derechos Humanos, Educación, Exclusivos web, Gacetillas de Prensa

Argensun: “La empresa tomó represalias”

Levantado de El Civismo. Yamila Contrera, delegada de UATRE, denunció que en los últimos tiempos se produjeron “despidos de compañeros que se habían organizado gremialmente. En 2014 éramos unos 300 trabajadores. Hoy somos 100”.

argensur
El paro nacional de la CGT de la semana pasada dejó al descubierto denuncias de trabajadores en diferentes fábricas de nuestra ciudad. Uno de los casos es el de Argensun, ubicada en el Parque Industrial Julio Steverlynck (ex Linera).

A los despidos “arbitrarios e injustificados” denunciados semanas atrás, en los últimos días se sumó una cesantía. “Es un compañero que tuvo una operación de corazón y tenía un alta de tareas livianas. El gerente de Recursos Humanos de la empresa argumenta que no hay lugar para él y lo llama para realizar un arreglo. El compañero dice que no porque necesita el trabajo y al otro día el gerente le pide que se retire de la empresa porque estaba despedido”, afirmaron.

Yamila Contrera, delegada de UATRE, dijo a EL CIVISMO que “además de estar en contra de los ajustes y del tarifazo, estamos viviendo un momento de conflicto en la empresa porque no nos pagan la paritaria como debe”.

“El reclamo se encuentra en el Ministerio de Trabajo, pero la empresa no asistió a la primera audiencia, diciendo que desconocía la audiencia. Queremos un diálogo, pero la empresa cerró todo tipo de diálogo. La gente está muy cansada. Acatamos el paro nacional y vamos a establecer un plan de lucha para que dejen de perseguir a los compañeros y para que nos paguen lo que nos corresponde”, dijo.

– ¿Concretamente qué pasó con el acuerdo paritario?

– El acuerdo es de un 35 por ciento a nivel nacional y la empresa nos dio un 8 por ciento, poniendo argumentos que ante la ley no tienen ninguna validez, por algo no se presentó a la audiencia. Esta audiencia fue el martes, donde también íbamos a tratar el tema de los despidos de compañeros que se habían organizado gremialmente para hacer este reclamo. La empresa tomó represalia con ellos.

– ¿Cómo sigue la situación?

– Hay otra audiencia programada para el jueves 20. A la empresa tampoco le gustó este paro. Nosotros vamos a hacer asambleas y definir los pasos a seguir con el plan de lucha correspondiente.

– ¿Cuántos trabajadores tiene la empresa?

– En total habrá 100 y por convenio rural serán 70 personas. En 2014 éramos unos 300 trabajadores.

– No es un problema de producción

– Para nada. Eso lo vemos nosotros los trabajadores, que movemos las máquinas. No es un problema de producción, es un problema de ajuste. Buscan hacer lo mismo con menos trabajadores, explotando a los que estamos.

Deja un comentario

Archivado bajo Exclusivos web, Sindicales

TRIUNFO ANTIBUROCRÁTICO EN  LA FACULTAD DE AGRONOMÍA – UBA

logo_apuba_con_asociacion

Los trabajadores no docentes de la Facultad de Agronomía de UBA han elegido el pasado 5 de abril, una nueva Comisión Gremial Interna antiburocrática. En una votación histórica, donde casi el 90 % de los trabajadores fue a votar, la nueva Comisión Interna  logra más del 54% con 165 votos frente a 139.

Fruto de años de organización paciente, por abajo, se fue conformando un grupo solido que salió  abiertamente a exigir asambleas por salario, por mejores condiciones de trabajo y en contra de los manejos de la Obra Social. La política llevada adelante por el gobierno nacional de Macri de tarifazos y  ahogo presupuestario a la Universidad profundizo la caída del poder adquisitivo de los trabajadores no docentes, caída que ya venía arrastrándose de varios años atrás. En las diferentes asambleas que la burocracia se vió presionada a llamar, no solo fue quedándose sin respuestas, sino que fue traicionando los mandatos de asamblea que  exigían plan de lucha, asamblea general de APUBA y convocatoria a plenario de delegados.

La falta de respuesta tanto de APUBA como del gremio docente universitario ADUBA obligó a desarrollar una nueva experiencia que articula a los distintos sectores de la comunidad universitaria a través de asambleas autoconvocadas de docentes, estudiantes, investigadores y no docentes de la facultad. Esta nueva herramienta no solo tenía el propósito de la defensa del salario, sino que, en el plano político, la defensa de la Universidad Pública. Y así como en el terreno docente ADUBA fue perdiendo afiliados que se pasaron a AGD, los no docentes rompieron con décadas de mandatos de Comisiones Internas que respondían absolutamente a la Directiva de APUBA.

Este triunfo esta lejos de ser una experiencia aislada, sino más bien, responde a un hartazgo de las bases de los distintos gremios que reclama un plan de lucha frente al ajuste que aplica el gobierno de Macri, cómo se vio en la movilización de la CGT del 7 de marzo. Este triunfo, también, saca de la soledad a la única Comisión Interna antiburocrática en APUBA, que nuclea a los trabajadores no docentes de la Fac. de Cs Sociales.

Por eso, frente a este panorama, la salida organizativa de los trabajadores empieza por llevar adelante políticas de Frente Único que contribuyan a  poner en pie comisiones internas clasistas.

Corresponsal para El Roble.

Deja un comentario

Archivado bajo Sindicales, Versión Papel

Siria: el gran juego

putin-assad-trump-

Desde que asumió hace 100 días Donald Trump ha decidido ampliar la presencia de su país en Siria incrementado el apoyo en el terreno al único actor confiable que le quedaba, los kurdos, para la toma de la capital de facto de ISIS, al Raqqa, esto pese a las protestas turcas. En paralelo, hace apenas una semana, su secretario de Estado, Rex Tillerson, declaraba que el derrocamiento del presidente Asad había dejado de estar entre sus prioridades y que lo principal era derrotar a los grupos terroristas. Sin embargo, posteriormente y en pocas horas, todo parece haber cambiado.

El 4 de abril pasado se produjo la muerte por armas químicas de cerca de 100 personas en un área dominada por los rebeldes anti Assad en el noroeste de Siria, Ildib, limítrofe con Turquía. Sin haber quedado claro si ello se debió al bombardeo sirio u a otra fuente, ni siquiera sin quedar claro de qué gas se trató, a las 72 horas, desde dos destructores en el Mediterráneo con base en España, EE.UU. arrojó 50 misiles de crucero sobre una base del gobierno sirio desde donde supuestamente había partido el ataque químico.

Las causas de dicha determinación pueden ser varias. Por un lado, permitió a un maltrecho Trump recuperar legitimidad en la política doméstica de Estados Unidos, ya que el ataque fue apoyado tanto por republicanos como por demócratas y pone paños fríos a las denuncias de sus supuestos lazos con el ruso Putin (aliado de Asad). Por otro lado, le permite recuperar ciertos lazos que se encontraban maltrechos con sus aliados europeos, turcos, árabes y sionistas.

Tampoco puede descartarse que fuese una señal por elevación para China y Corea del Norte, ya que el Lejano Oriente es otro punto caliente de la geopolítica global actual. El ataque coincidió con la visita del presidente chino, Xi Jinping, a Estados Unidos, en el marco de la presión de Estados Unidos para que China ponga coto al programa nuclear y de misiles norcoreano, bajo la amenaza de que si no habrá una acción unilateral norteamericana.

En este caso, el escenario más benévolo sería que el bombardeo haya sido un acting para recuperar prestigio político y que la cosa no pase a mayores, de allí que la base atacada no haya sufrido grandes daños, mientras el escenario más crítico sería que los intereses de las grandes potencias nucleares sigan en rumbo de colisión.

Sea cuál sea la razón principal, nos recuerda la práctica norteamericana de inventar amenazas para justificar su intervención militar. Ya sean los ataques de falsa bandera que dispararon la intervención en Cuba hace un siglo, o la nunca comprobada denuncia de posesión de armas de destrucción masiva por parte de Irak en 2003, o incluso un anterior supuesto ataque químico en 2013 que casi lleva a la intervención norteamericana en Siria al estilo libio y que quedo en la nada por la intervención rusa.

No es casual que, ante la rápida salida de los cancilleres de Argentina, Chile, Uruguay, Colombia y otros a condenar a Siria, Brasil se haya abstenido suponiendo los peligros que para otras potencias que aspiran a jugar un rol regional (tal el caso de Brasil en Latinoamérica) representan el hacer el juego a la política intervencionista yanqui.

Otra enseñanza es que Trump termina haciendo la política internacional que le criticaba a Hillary Clinton en campaña, mostrando que detrás de las operatorias de los Estados burgueses se mueven fuerzas estructurales mucho más determinantes que las voluntades de los individuos que supuestamente los conducen.

Por Eloy.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Internacionales, Versión Papel